Contra los tenores huecos

machado046Como todos los grandes del Pensamiento y la Literatura, Antonio Machado es inabarcable e inagotable. De forma que cuando nos sentimos agobiados, bueno es recurrir a las palabras sabias del maestro para recuperar un poco del sentido común y de la bondad que él nos enseñó. Por ejemplo, cuando nos sentimos asediados por los dicharacheros, por los charlatanes que dominan nuestra vida política y social. En este caso, para tomarlo como guía y ejemplo, me parece muy oportuno su famoso «Retrato» que escribió ya en plena madurez, aunque sólo contaba 31 años de edad, donde nos invita a desdeñar «las romanzas de los tenores huecos / y el coro de los grillos que cantan a la luna.», a rechazar el «nuevo gay-trinar» (el lenguaje ampuloso pero hueco), a «distinguir […] las voces de los ecos», a escuchar «entre las voces, una». En hermosos alejandrinos, Machado nos impulsa hacia la reflexión, hacia la autocrítica permanente: «Converso con el hombre que siempre va conmigo», y, en conclusión, nos invita a colocar por encima de las doctrinas los valores que han hecho al hombre, a ser «más que un hombre que sabe su doctrina, / […] en el buen sentido de la palabra, bueno.»images
Hoy que tenemos tanto «gay-trinar», tantos «tenores huecos», tanto ruido y tanta porquería que ensucia nuestra sociedad, las palabras de don Antonio nos pueden ayudar a entender, y mejorar, nuestra situación.

[LEER EL POEMA COMPLETO]

 

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Contra los tenores huecos

  1. Fernando Carratalá dijo:

    Si damos por buena la fecha de 1907 para el Retrato que encabezará futuras ediciones de “Campos de Castilla”, me parecen más claros los versos de Rubén Darío -que son anteriores a los de Antonio Machado-, y que tomamos de la “Letanía de Nuestro Señor don Quijote”: “De rudos malsines, / falsos paladines / y espíritus finos y blandos y ruines, / del hampa que sacia / su canallocracia / con burlar la gloria, la vida, el honor, / del puñal con gracia, / ¡líbranos, Señor!”
    ¡Cuánta verdad en tan pocos versos, leídos hoy! ¡Precisamente hoy!
    Fernando Carratalá

  2. librosyabrazos dijo:

    ¡Bien traídos, querido Fernando, los malsines, la canallocracia… precisamente hoy! Se complementan bien la profundidad del poeta de los campos castellanos con la vehemencia del poeta cosmopolita…

  3. Victoria dijo:

    Hoy puede ser un buen día para leer los poemas de Antonio Machado por campos de Castilla, nos harán reflexionar y pensar, en que la mayor parte de las veces en las que prestamos cierta atención, – por si ha cambiado algo, que no es nada probable- a un cansino y amañado discurso político de un candidato a presidente de gobierno, nos damos cuenta de inmediato que, como dice el poeta Antonio Machado, no hay mejor discurso que el propio soliloquio.

    • librosyabrazos dijo:

      Sí, Victoria, así vamos: del guirigay al soliloquio… pero hay que seguir intentando el diálogo… y, sobre todo, pensar sobre todo este follón. Como dice Savater: «Piense lo que quiera, pero piénselo.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *