La luz, la patria y el amor

 

                                            LA LUZ, LA PATRIA Y EL AMOR

Allí estaba la luz,
                               allí estaba la patria,
                                                                   allí estaba el amor.

(Quizá alguien dijera…)

Quizá un dios solitario o una fuerza ignota
desde otro universo, en un tiempo infinito,
diera el primer mandato:
Hágase la luz, hágase la patria, hágase el amor–
pero a partir de entonces todo se encadenaba.
Tras ese primer paso, ese inicial prodigio,
la Vida abría caminos y buscaba horizontes…

Por eso tú no digas
Hágase la luz, hágase la patria, hágase el amor.
Di:
        Ahora lo he encontrado, ahora lo comprendo,
ahora aquí estoy yo
y soy parte del todo, parte del devenir,
de la luz, de la patria, del amor;
ahora uno mi canto al canto de los astros,
de la piedra, del agua, del fruto y de la flor…
Ahora yo contigo, juntos tú y yo,
prolongamos la vida
en nuestro hijo amado,
con el que compartimos
       la luz, que es el entendimiento;
       la patria, la sociedad ordenada y protegida,
       y el amor, valor supremo que nos hace humanos.

                                           14 de agosto de 2018

 

Publicado en Emociones | Etiquetado , , , , | 4 comentarios

Bebé chino con cizalla

Bebé chino con cizallaApenas habrá cumplido dos años y ya sabe manejar una rudimentaria, y peligrosa, cizalla para cortar los sobrantes de una cabeza de ajos, de muchas cabezas de ajo. Apenas habrá cumplido dos años y ya produce una buena plusvalía, la que estudió Karl Marx hace más de siglo y medio para llamar a los proletarios (que no tenían nada que perder) a la revolución contra el capitalismo salvaje. Sin duda es hijo de una pareja de jornaleros que también producen plusvalía. En la China milenaria se desarrolló, hace ahora casi un siglo, una colosal revolución marxista-leninista, dirigida según el «pensamiento Mao Tse Tung» (Mao Zedong según la denominación actual) para liberar a los proletarios (campesinos y obreros) de la tiranía y la explotación.

SONY DSC

Actualmente el país más poblado del mundo y con crecimiento del PIB cercano al 7% anual, tiene (según un informe de Wealth-X) el diez por ciento de todos los multimillonarios del mundo, con un patrimonio medio de dos mil cuatrocientos millones de euros cada uno. El bebé chino con cizalla ya produce más de lo que consume para que alguien pueda consumir más, mucho más, muchísimo más de lo que produce.

 

Publicado en Emociones, Pies de foto | Etiquetado , , | Deja un comentario

La de(con)strucción del Estado de las Autonomías (I)

DehvcPFWkAEinJiAyer, al filo de la medianoche, publicó Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, el siguiente tuit: «Después de 7 años, hoy se ha reunido la Comisión Bilateral Generalitat-Estado. Esto supone la recuperación de la normalidad institucional y el diálogo democrático. Tenemos un proyecto para #Cataluña en España y este #Gobierno ha comenzado el camino para hacerlo realidad.» (el subrayado es mío) que ha tenido, hasta las primeras horas de la tarde de hoy, unas 2.200 respuestas, unas 800 retuits y más de 2.000 «me gusta». Como esperaba, muchos de los comentarios que he leído de personas a las que sigo en la Red son muy críticos y, por otra parte, mi experiencia me dice que en las respuestas predominan las matizaciones y las críticas y en los retuits, los elogios.
Me interesa comentar los tres subrayados.

1. Comisión Bilateral. Parece claro que entre los muchos graves errores que el tiempo ha demostrado que cometieron el Congreso de los Diputados (controlado entonces por el PSOE) aceptando el texto final del Estatuto de Autonomía de Cataluña que se votó en referéndum el 15 de junio de 2006 (en el que participó sólo el 48,85% del censo y que obtuvo el 73,24% de síes; es decir, sólo 1.899.897 de ciudadanos de los 5.310.103 con derecho a voto, el 35,78%, aprobaron el texto) y el Tribunal Constitucional que (¡cuatro años más tarde!) corrigió e interpretó el Estatuto, uno de esos errores reiterados fue aceptar como título del art. 183 «Funciones y composición de la Comisión Bilateral Generalitat-Estado», porque aunque en la redacción del mismo se precise que se trata de establecer «el marco general y permanente de relación entre los Gobiernos de la Generalitat y el Estado» y aunque en la interpretación del TS se siga claramente «Así pues, la relación entre la Generalitat y el Estado “central” no cabe entenderla como una relación entre iguales, pues el Estado siempre ostenta una relación de superioridad respecto de las comunidades autónomas» (el subrayado es mío), a pesar de todo esto, aceptar ante fanáticos separatistas una relación bilateral sin condiciones entre las dos instituciones, es causa de ulteriores y múltiples equívocos y abusos.
Aunque sin duda todo lo anterior es conocido por el actual Gobierno, lejos de poner el énfasis en que la Generalitat es parte del Estado, obligada a cumplir la Constitución y sus leyes y subordinada al Estado, el orden del día de la reunión, la escenificación y el relato posterior (solo aparentemente contradictorio) ha ido claramente en el sentido que entiende la bilateralidad el separatismo y, sin duda, facilitará el incremento de equívocos y abusos… y las correspondientes chulerías de los separatistas.
Para dejar las cosas en su sitio, no hay que olvidar que los gobiernos de Mariano Rajoy no solo no combatieron aquellos equívocos y abusos sino que –por cobardía, indolencia, corrupción o mera estulticia– los propiciaron peligrosamente, sobre todo con una aplicación del art. 155 de la Constitución que –ahora se ve claramente– solo ha favorecido al golpismo.

2. Normalidad institucional. No especifica Sánchez cuándo se perdió la normalidad institucional y el diálogo democrático pero por el contexto de su tuit (y las diversas críticas que ha venido haciendo a Rajoy desde que asumió y –tras un breve paréntesis– recuperó el poder en su partido) todo parece indicar que la normalidad se perdió al menos desde que el PP llegó al Poder, a finales de 2011. De entonces acá se han producido desafíos increíbles de la Generalitat y movilizaciones de una parte creciente de la ciudadanía, diadas y declaraciones oficiales contra España; oficinas de la Generalitat en numerosas capitales del mundo, financiadas por el Estado, dedicadas a denigrar groseramente a nuestro Estado y nuestra Nación; declaración, ilegal, de la «República Catalana» por el Parlamento de Cataluña; dos referendos ilegales (realizados por la fuerza y con engaños) y en claro desafío al Estado y al Tribunal Constitucional… y, sobre todo, un acoso permanente a instituciones, representantes democráticos y ciudadanos en general no separatistas hasta fracturar a la ciudadanía en dos partes irreconciliables. Especial mención merecen los ataques brutales a los símbolos nacionales y los insultos al Jefe del Estado. Una auténtica revolución (Revolución de la Sonrisas para los separatistas, Revolución de la Mentiras para mucha gente, entre la que me cuento).
En este contexto –que se mantiene, reforzado, por la actual Generalitat– Torra (siempre ostentando su condición de presidente de la Generalitat), se permite acudir a la entrevista en La Moncloa exhibiendo el lazo amarillo golpista, realizar una rueda de prensa internacional conjunta con el fugado de la Justicia Carles Puigdemont para denigrar a todas las instituciones españolas, declarar que Felipe VI no es el rey de los catalanes, es decir le niega su condición de Jefe del Estado y, con ello, la existencia misma del Estado en Cataluña…
Todo lo anterior exige que digamos sin ambages: es totalmente falso y miente descaradamente quien diga que se ha recuperado «la normalidad institucional y el diálogo democrático.»

3. Un proyecto para Cataluña. ¿De verdad el PSOE y su líder tienen un proyecto para Cataluña en España? ¿Un proyecto que pueda ser asumido por otras fuerzas constitucionalistas y que haga desistir a los separatistas de su siniestro plan de destruir el Estado español, la Nación española, para así poder montar su nación y su estado propios? ¿Y en qué consiste ese proyecto socialista?: ¿la nación de naciones (que Sánchez postulaba hace poco tiempo)?, ¿la reforma de la Constitución en un sentido federal? (¿más federal que ahora, asimétrica, a la carta?… La ministra Batet habló ayer, después de la reunión bilateral, de «lealtad federal»)… En fin, esperemos ese programa detallado y razonado, a ver si nos convencen… Pero tenemos el derecho a plantearnos una pregunta más: ¿No consistirá el plan, una vez más, en la política de «apaciguamiento», privilegios económicos y de todo tipo para los separatistas, desprecio a la mitad de la población catalana…? ¿No consistirá en mantener (y financiar) el «procés» para mantener la corrupción económica y sobre todo política en España, las ambiciones personales, el abuso de Poder?
En todo caso, estemos atentos a ese «proyecto» y analicémoslo como se merece si se hace público.

2018-08-02_1425

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Agosto de 2018

Miércoles 1 de agosto de 2018
DSC_0435Comienza un mes duro, por el clima, los achaques, el estrés, la situación política… ¡Ay, quién tuviera fuerzas para salir airoso y animado!
La foto está tomada por mi hijo Unai, el 5 de julio pasado, en la boda de mi hijo Pablo.

Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | Deja un comentario

¡Política, sí, hagamos política!

11d_una_manana_de_invierno_tv-267166636-mmed

(Después de ver, por segunda vez, la película 11D. Una mañana de invierno y después de escuchar por enésima vez al Gobierno actual que la crisis de Cataluña es política y hay que resolverla mediante la política.)

¡Sí, hagamos política! Todos, cada uno en su lugar, con sus derechos y sus deberes. Los políticos profesionales, realizando de forma honrada su labor; los militantes sin cargo, exigiendo a su partido que tenga un programa claro y que lo cumpla con todas las consecuencias o explique con sinceridad por qué no puede cumplirlo; los altos funcionarios, que han jurado la Constitución, respetando la Ley y haciéndola cumplir en su ámbito: los ciudadanos, informándose y formándose una opinión, votando con responsabilidad, exigiendo, por todos los cauces lícitos (medios, redes, organizaciones cívicas), que se haga política auténtica, política democrática, política al servicio de la ciudadanía.
Hacer política es legislar en beneficio del pueblo: leyes justas pero contundentes, incluyendo la ilegalización de los partidos que utilizan la democracia para destruir la Democracia, el Estado para destruir el Estado, la libertad de expresión para despreciar y destruir los símbolos de la Nación, la lengua para prohibir o menospreciar otra lengua. Hacer política es administrar con honradez los Presupuestos Generales del Estado y de los distintos niveles de la Administración: ¡ni un solo euro para alimentar y difundir el odio a la Nación, el odio a España! Pongamos en el lugar que se merecen a los «revolucionarios de salón», miserables que se hacen pasar por libertadores heroicos con coches y despachos y medios oficiales pagados con nuestros impuestos (y en no pocas ocasiones con comisiones del 3% para su patrimonio particular).
Hacer política es impedir la «bilateralidad», exigir la jerarquización de todas las administraciones públicas, mantener el respeto a las instituciones y símbolos nacionales: es intolerable que un ayuntamiento o una comunidad autónoma pueda decir públicamente que no acata la Constitución o declarar persona non grata al Jefe del Estado o que desde un organismos o medio público se inste a la gente a recibirlo de forma hostil.
Hacer política es respetar la independencia del Poder Judicial, acatar sus sentencias y hacerlas cumplir con todas las consecuencias: comprobar que los profesores instruyen y educan pero no adoctrinan; que los edificios públicos exhiben siempre las símbolos oficiales y jamás símbolos o eslóganes ilícitos y ofensivos; que los medios de comunicación social de titularidad pública, respetan y defienden al Estado y a la Nación, son neutrales en el juego político y jamás se convierten en el instrumento de agit-prop de ningún partido en concreto.
¡Sí, hagamos política! Política noble y democrática, en defensa del Estado y en beneficio de la sociedad.img_memartinez_20171102-192958_imagenes_lv_terceros_pancarta_ajuntament-kPhH-U432546778995CeH-992x558@LaVanguardia-Web

Publicado en Varios | Etiquetado , , | 2 comentarios

Evolución e involución

descarga

En general, hay un acuerdo entre los historiadores en dividir el régimen anterior en dos periodos bien diferenciados: 1939/1959 y 1959/1975, aunque en ambos se pueden establecer diversos subperiodos.

En todo, caso, hay consenso en que el régimen franquista evoluciona, a lo largo de esos 36 años, en el sentido de mayor institucionalización política, suficiente reconocimiento internacional, menor represión y un cierto desarrollo económico y social, en suma (y con todos los peros que se quieran recordar): el fortalecimiento del Estado y la estabilidad de la sociedad, la evolución de una dictadura nacida de una terrible guerra civil y consolidada en una postguerra aún más terrible a un régimen autoritario pero que puede llegar a desarrollar, sin ruptura («de la Ley a la Ley», Fernández Miranda dixit) un régimen democrático.
Así fue según mi opinión.

¿Hay parecido consenso para delimitar la Transición? Falta perspectiva histórica y, quizá, contexto académico adecuado. Pero lo que sí parece evidente es que –después de un arranque admirado por todo el mundo, consolidado el nuevo régimen y constituido el «Estado social y democrático de Derecho»– en estos últimos lustros (quizá desde los atentados del 11M) el Estado se ha debilitado hasta límites que nos hubieran parecido ridículos hace poco tiempo y la sociedad está cada vez menos estabilizada. Fijémonos en algunos hechos significativos de los últimos 10 u 11 meses: culminación del desafío separatista en Cataluña, con la ciudadanía fracturada en dos partes irreconciliables y con brotes de violencia y contaminación en Valencia, Baleares… hasta ciertas zonas de Aragón; envalentonamiento y expansionismo del nacionalismo vasco; hundimiento bochornoso de uno de los dos grandes partidos y cambio, cuando menos rocambolesco, de Gobierno, encabezado por un PSOE con los peores resultados electorales de su historia moderna y con el apoyo de populistas y separatistas que, naturalmente, exigen costosos privilegios a cambio. En el ámbito internacional la situación es cuando menos inquietante: altos cargos del procés catalán, fugados de la Justicia españolas, recorriendo el mundo occidental denunciando al Estado español como antidemocrático, represivo, mentiroso… reforzados por varias «embajadas» de la «República Catalana» en capitales importantes y con no poca audiencia.

Dejemos la cuestión de las banderas y otros símbolos del Estado y la Nacion para un análisis posterior más pormenorizado. Pero no podemos dejar de registrar la situación de la Jefatura del Estado. El Rey, abucheado por los rebeldes separatistas siempre que va a Barcelona (y hasta cuando preside un evento deportivo en Madrid donde participa el Club de Fútbol Barcelona, que se declara antiespañol) y (hace pocos días) teniendo que llegar a Gerona para presidir un importante acto institucional casi clandestinamente, por un itinerario lleno de símbolos antiespañoles y obligado a celebrar el acto en un local privado porque las autoridades locales lo han declarado persona non grata… Más significativo aún el hecho de que personajes como Puigdemont o Torra, sin ninguna legitimidad y que desprecian todas las leyes que no son impuestas por ellos, se dirijan al Jefe del Estado con actitudes y lenguajes chulescos. Involución del sistema democrático, de las instituciones del Estado, de la sociedad en su conjunto, a una situación extremadamente incierta y, por ello, peligrosa.
Así es según mi opinión.

¿Podemos aguantar esta situación mucho tiempo? Todo parece indicar que no: hay que invertir la tendencia centrífuga y destructiva y restaurar la autoridad del Estado, la Ley y la Constitución; hay que reagrupar y fortalecer las fuerzas democráticas y constitucionales (y en estas fuerzas incluyo no solo a instituciones o partidos sino, muy principalmente, a la ciudadanía) y encontrar la manera de neutralizar y reducir a las fuerzas que ahora están intentando destruir el Estado y trocear la Nación; hay que evitar a toda costa que entremos en una situación político-social mucho peor que la que superamos hace ahora 40 años. Hay que hacerlo y se hará.
Así será según mi opinión.descarga (1)

Publicado en Reflexiones, Varios | Etiquetado , | 2 comentarios

Julio de 2018

Domingo 1 de julio de 2018
Me levanté con la necesidad de hacer una nueva entrada en el blog y la he hecho: ahora la colocaré. Aunque los últimos meses han sido muy duros y los próximos pueden serlo todavía más, quiero mostrar optimismo. Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | 2 comentarios

«El mínimo común denominador»

2016-03-20_1650-300x148

http://www.elmundo.es/espana/2018/06/02/5b1188e8268e3e757f8b459c.html

Importante artículo de Cayetana Álvarez de Toledo.  Sigue leyendo

Publicado en Crítica, Varios | Etiquetado | 2 comentarios

Junio de 2018

Viernes 1 de junio de 2018
Sigue la fiesta del triunfo de la moción de censura (que parece, sobre todo, el triunfo de los nacionalistas). La gente más consciente, preocupada por la nueva situación… y la izquierda boba, especialmente feliz.[Np] 
Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | 2 comentarios

Balance de abril

descarga

El desafío secesionista en Cataluña –el intento de golpe de estado– apoyado cínicamente por el separatismo vasco y por los epígonos de Navarra y Valencia (e, «inexplicablemente», por algunas instituciones y medios europeos) se mantiene y aunque los golpistas (por miedo a los tribunales y a perder apoyos del independentismo «moderado») actúan con mas prudencia, siguen arrogantes y dedicando todas sus fuerzas e instituciones –que no han sido neutralizadas por la suave aplicación del 155– a alimentar el odio a todo lo español.
El Gobierno no sabe/no quiere hacer otra cosa que declaraciones burocráticas o propuestas chapuceras (cuando no llegar al esperpento de que sus ministros se enfrenten al Poder Judicial y faciliten argumentos potentes a los golpistas) con lo que cada vez somos más los que lo acusamos de colaborar, por activa o por pasiva, con el «procés».
En la oposición, ya es sabido el apoyo cínico de comunistas y populistas al golpe y la actitud titubeante, confusa, filibustera… miserable en suma del PSOE de Pedro Sánchez y, sobre todo, del PSC. ¿Ciudadanos? Esperemos que perseveren en su camino inicial y no caigan en oportunismos nefastos. ¿Vox?…
Es necesario, por tanto, que, frente a esta compleja situación, la sociedad civil siga alerta y movilizada, los creadores de opinión sean honestos e inteligentes; los jueces, valientes y, sobre todo, que cada uno en nuestra circunstancia y según nuestra capacidad tomemos conciencia de que la situación es grave y que a pesar de que, como he sostenido desde hace años, «somos más, tenemos más fuerza y mejores razones», el resultado final no es seguro.

2017120719452479619

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario