Un vídeo de TVE

Encuentro, por casualidad, un vídeo de 1968, con la presentación en TVE (con especial énfasis) de un jovencísimo Joan Manuel Serrat, que acababa de ser elegido para representar a España en Eurovisión. Al final, inopidamente, Serrat exigió cantar en catalán la canción que se presentaba al concurso y fue sustituido por Massiel (¡que obtuvo el primer premio!).
Dos reflexiones y una pregunta:
a) El Estado español, desde hace más de 300 años y salvo breves periodos de crisis, mima a Cataluña, a los catalanes, a sus empresarios y sus artistas e intelectuales, ¡a sus políticos! y eso lo ha hecho, en no pocas ocasiones, en perjuicio de otras regiones y otros ciudadanos de España…
b) Pasados muchos años, Serrat, (que ha desarrollado una brillantísima carrera en cataluña, en España y en el mundo entero), fue requerido para sumarse al separatismo golpista y, noblemente, se enfrentó a ello, lo que le valió ataques e insultos como «traïdor» y « feixista».
¿Seremos capaces de acabar algún día con estas tremendas injusticias? Por cierto, el vídeo es magnífico y las canciones, tanto en español como en catalán, muy interesantes… y sobre todo, en el vídeo se demuestra que el afortunado autor de la hermosa canción «Mediterráneo» (y otras muchas) ha cantado siempre, libremente, en catalán o en español, como es natural en un cantautor bilingüe.

 

Publicado en Varios | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Masculino y femenino (o viceversa)

,

¿En qué momento se enamoran Francesca y Robert (Los puentes de Madison, Clint Eastwood, EE UU, 1995, por enésima vez en la TV, en esta noche, TeleMadrid), en qué instante intuyen/comprenden que el mundo, el entero universo, se desarrolla a partir de las dos fuerzas fundamentales, opuestas y complementarias (lo femenino y lo masculino, el yin y el yang según la filosofía taoísta, que se encuentran en todas las cosas), y que esas dos fuerzas se necesitan y se buscan vehementemente, a partir de lo cual se generan tremendos problemas pero maravillosas unidades, la Creación entera?
¿Cuando cruzan sus miradas la primera vez y el alma de cada uno busca la del otro? ¿Cuando él le dice a ella que se bajó del tren en Bari, Italia (donde ella había nacido y donde conoció a su marido, soldado norteamericano), simplemente para contemplar el paisaje? ¿Cuando ella recibe con una atrevida broma las flores silvestres que él le ofrece?…
Reflexiono sobre todo esto poco después de ver un muy interesante y muy trabajado vídeo de varios centros escolares de la comarca del Alto Gállego, Huesca (que, sin duda, se hará «viral»), que, en relación con las jornadas del 8-M, busca la igualdad de sexos… Pero, en algún momento se enumeran una serie de calificativos (fuerte, valiente, inteligente…) y se afirma: «No tienen femenino, no tienen masculino, podemos ser tú y yo, podemos ser los dos…» ¡Bien, nada de supremacías: tú y yo, libres, iguales, solidarios, corresponsables!… Pero, ¡cuidado!: ¿sin masculino ni femenino? Quizá estoy «rizando el rizo» pero creo que no podemos olvidar que el sueño de todos los grandes explotadores, de todos los que intentan ingenierías sociales, es conseguir una población sumisa, de intereses e ideales mediocres, productores y consumidores satisfechos o, al menos, resignados… Una población sumisa y asexuada o de una sexualidad difusa y relativista. Husley ya nos advirtió de ello en su famoso Un mundo feliz.
La lucha por la liberación de la mujer vertebra todo el siglo XX (especialmente en nuestro «primer mundo») y reclama el máximo protagonismo en este siglo y pide extenderse al mundo entero. Es una buena lucha y merece los mejores resultados… pero no tiene una camino expedito: bien al contrario, es un camino de muchos vericuetos y encrucijadas, de no pocas trampas. No debemos caer en el dogmatismo ni en el reducionismo. Es asunto complejo y no se resuelve con eslóganes.

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , | 8 comentarios

Cumple

Boletín Oficial del Estado núm. 63, de 04/03/1941, página 1537.

Buen día para recordar este poemita que escribí hace años en homenaje a mi madre.

NATAL

Busqué la Vida desde el vientre de mi madre
y todo era difícil.

Superé la agresión del estropajo y del tabaco
pero quedé herido y asustado:
desde el primer instante de mi existencia
la carne me acogía y me mataba.

Mi padre me entregaba su inocencia
y mi madre, a tortazos, su coraje.
Mientras, desde fuera me llegaban
el hambre
y los sonidos
de la siniestra sinfonía de la guerra.

Pero por fin nací y ¡qué maravilla!:
la Vida aparecía inmensa
y todo era posible.

(4 de marzo de 2011, setenta años después
de que mi madre me pariera mientras hacía la colada.)

Publicado en Emociones | Etiquetado , , | 2 comentarios

Marzo ventoso

Los científicos hablan de, según su intensidad, brisa, temporal, tormenta, huracán o tifón; la novelista comparó las dos grandes civilizaciones según viniera del este o del oeste; el Nobel soberbio encandiló a toda una generación haciéndola creer que la respuesta está en él; el poeta se identifica con lo que viene y va al pueblo… Viento, vientos… Marzo ventoso.

Marzo de brisas y de tormentas, marzo de vientos liberadores y vientos traidores; marzo de vientos que limpian la atmósfera o nos traen el hedor de las cloacas… Marzo ventoso que nos hará guarecernos para poder reflexionar pero luego nos invitará a salir para cumplir con nuestro deber…

Publicado en Reflexiones, Varios | Deja un comentario

Marzo de 2019

Viernes 1 de marzo de 2019
Toda la mañana limpiado y acondicionando la habitación… y saltando por entre los obstáculos del portal en obras cada vez que tengo que salir a la calle.  Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Deja un comentario

10 y 12 de febrero


Todo parece indicar que mañana se producirá en Madrid, a mediodía en la Plaza de Colón, una concentración-manifestación gigantesca y con gran repercusión en la política española… aunque en este incierto febrero las sorpresas, positivas o negativas, están a la orden del día.
Convocada por el Partido Popular y secundada inmediatamente por Ciudadanos y Vox (los tres partidos que han logrado expulsar al PSOE del gobierno autonómico de Andalucía en las elecciones de hace un par de meses) y significativas organizaciones como Sociedad Civil Catalana y personalidades como el exembajador Chencho Arias o el periodista Carlos Herrera. Significativo también el anuncio que hizo ayer el exministro socialista José Luis Corcuera: «Me acabo de comprar una bandera para ir a la manifestación». También es importante señalar que tanto Felipe González como Alfonso Guerra han endurecido sus críticas directas a Pedro Sánchez.
Serán las organizaciones civiles quienes encabezarán la manifestación y leerán el manifiesto final. SCC ha fletado un autobús de Barcelona a Madrid pero no creo que los viajeros tengan el mismo protagonismo que tuvieron el 8 de octubre de 2017. Realmente, aquella jornada quedará en la historia como una de los cuatro movimientos (los otros tres serían el discurso del Rey, la fuga de miles de empresas, y la acción de los jueces) que pararon el golpe de Estado y al propio «procés». Aunque hay que decir que Rajoy hizo todo lo necesario para reactivarlo y por eso estamos peor que hace un año.
También el actual Gobierno de España hace todo lo necesario que el «procés» no se interrumpa ni se debilite y, con el chantaje de la independencia, los golpistas sigan recibiendo privilegios y prebendas. Así que es necesario que nos movilicemos contundentemente y no caigamos en las trampas que nos propone Sánchez y su PSOE.
Mañana, pues, a la calle y, el martes, a manifestar, a través de las redes sociales y por todos los medios legales, nuestro apoyo al tribunal que juzga a los golpistas.

Publicado en Propuestas | Etiquetado , | Deja un comentario

Incierto febrero

No hay muchas certidumbres últimamente en España pero quizá sea especialmente incierto el mes que acaba de llegar.
No tiene mucho prestigio Febrero en nuestro Romancero (la gran enciclopedia de la sabiduría popular, sobre todo la que germina y florece en el mundo rural), el mes más corto del año: «Febrero, Febrerín, el más corto y el más ruin.», pero sí se destaca su carácter tornadizo, imprevisible y alocado: «Febrero al revés que enero.». «Febrero, veletero.», «Febrerillo, el orate, cada día hace un disparate.» Estas perlas del saber adquirido con la honrada experiencia en el campo nos sirven también a los urbanitas. Habrá que estar muy atentos a ese carácter tornadizo, imprevisible y alocado que tiene nuestro actual gobierno, en concreto, y la Política, en general.
¿Dará comienzo, en las mejores condiciones jurídicas, el juicio del Tribunal Supremos a los 12 acusados (y en prisión preventiva) de intentar un golpe de Estado? De momento, ya están de nuevo en las cárceles de Madrid (aunque trasladados y aposentados con privilegios especiales) y se dice que el día 12 será la primera sesión (con el seguro revuelo en las calles) y gran expectación internacional, donde no todos los medios han dado pruebas de objetividad sino todo lo contrario. Sin duda, es el juicio más importante de cuantos se han celebrado en el actual régimen democrático de España y su resultado condicionará la evolución de nuestro país.


¿Se acabará la pesadilla venezolana, será por fin defenestrado Maduro y la oposición (a cuyo frente está hoy el reconocido por la mayoría de los países, presidente interino Juan Guaidó) será capaz de superar el creciente y sangriento enfrentamiento civil, aislando a los chavistas y comenzando una etapa de reconciliación nacional? De momento, vemos la buena señal de que sus corifeos podemitas aquí están bastante callados y poco activos (como buenos oportunistas sin principios, últimamente se dedicar a ocultar o matizar sus falaces y grotescos elogios a la «revolución bolivariana» para evitar en lo posible que la derrota de Maduro los afecte aún más que sus mezquinas peleas internas y acelere su debacle. Por otra parte, hay que decir que el Gobierno Sánchez ha estado bastante torpe e incierto en la evolución de la crisis en Venezuela (no hay que olvidar que Zapatero, compañero y modelo de Pedro Sánchez, ha mostrado una equidistancia, de tipo Bentrand Duguesclin, hasta el último momento), pero no tendrá más remedio que reconocer a Guaidó. Por supuesto que no podemos olvidar los intereses e injerencias de las potencias como EE UU (verdadero promotor de la proclamación de Guaidó) y Rusia o China (hasta ahora sostén del régimen de Maduro), pero es muy probable que los hechos consumados vayan en la dirección democrática.
¿Se consolidará el cambio en Andalucía y el gobierno bipartito –PP-Ciudadanos, apoyado críticamente por Vox–, neutralizando el contraataque de PSOE y Podemos, desarrollará acciones de regeneración política y desarrollo económico y social? Falta hace… pero recordemos que estamos en el mes de la veleta.
¿Estamos ya en campaña para las elecciones municipales, autonómicas y europeas de mayo? La clase política, por supuesto que sí… pero bien haremos los ciudadanos de a pie, la gente del común, en ir tomando notas de cómo evolucionan las diferentes fuerzas políticas, con tantos intereses en estas elecciones, de cómo nos presentan sus propuestas, generalmente, con más contenido de mercadotecnia que de política.
En todo caso, aunque la situación nos cause zozobra, confiemos (también con el Refranero):
«Febrerillo loco, marzo ventoso, abril lluvioso, sacan a mayo florido y hermoso.»

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Febrero de 2019

Viernes 1 de febrero de 2019
He llegado muy tarde del funeral por Juan de Isasa. La iglesia de Colegio del Pilar –la ampliación («la sucursal» la apodan con sorna entre ellos) de la calle Reyes Magos que hicieron los pilaristas hace un par de décadas– estaba repleta (unas 650 personas) y los 16 sacerdotes oficiantes y el buen coro en directo daban una gran solemnidad al acto.  Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | 2 comentarios

Año nuevo, viejas cuestiones

Cambiamos de año pero no cambian los grandes temas. Las grandes cuestiones que atraviesan, condicionan, nuestra sociedad globalizada, los problemas del mundo que tanto dolor causaron el año pasado (guerras, migraciones salvajes, destrucción de la naturaleza, grandes fosos entre grupos humanos, antagonismos entre culturas y civilizaciones…), permanecen y aunque cambien de apariencia o de intensidad, sin duda permanecerán este año… y los siguientes. Fijémonos en algunos.
Parece que seguirán avanzando los nacionalismos y los caudillismos (que se alimentan mutuamente y que tienen raíces y causas muy profundas), como demuestra el afianzamiento de Trump en Estados Unidos (325 millones de habitantes), el reciente triunfo de Bolsonaro en Brasil (200 millones de habitantes), la acumulación de poder en Rusia (145 millones de habitantes) por parte de Putin… por no citar el complejo caso de China, con sus casi 1.400 millones de habitantes obedientes al poder casi absoluto del Partido Comunista de ese país.
Otro asunto determinante en el mundo son las migraciones, cada vez más numerosas y complejas: miles, millones de personas se desplazan huyendo de la guerra o del hambre, buscando na vida mejor, y producen un incremento de un negocio que siempre ha existido pero que ahora parece cobrar mucha mayor importancia: la gente que se dedica a «gestionar» esos movimientos de masas y no solo las mafias que trafican criminalmente con ellos, sino también las élites políticas que en los países de origen manejan la emigración y en los países de acogida manejan la inmigración.
O el cambio climático, que ya nadie se atreve a negar y que, a pesar de los numerosos estudios y congresos que se dedican a ello, nadie parece poder pararlo.
Pero debemos centrarnos en España y en el principal problema que desde hace décadas y sobre todo en los últimos años condiciona el normal funcionamiento de la sociedad, aflora rencores y frustraciones y pone en peligro la propia soberanía e integridad nacionales. Esto, por supuesto, afecta a toda la ciudadanía y nos obliga a todos y cada uno a tomar posición.
En efecto, el acoso creciente al Estado por parte de algunas administraciones autonómicas y municipales, lo ha debilitado hasta tal punto que no se puede negar sin mala fe o grave ignorancia que el Estado es residual (excepto para allegar recurso económicos y servir de chivo expiatorio) en gran parte del territorio nacional (especialmente en Cataluña, pero también en Baleares, Valencia, País Vasco, Navarra…). Causa y efecto de ello es una clase política desmesurada, con creciente tendencia a los privilegios y las corruptelas y dentro de la cual ha fraguado un Gobierno sostenido por separatistas y populistas sin escrúpulos a los que (desde la toma de posesión tras la moción de censura de finales de mayo del año pasado) no solo no combate sino que ayuda, en una actitud que muchos califican de traición, siguiendo (y superando) en eso al anterior Gobierno, que tampoco quiso defender al Estado. Por supuesto que nuestra sociedad tiene otras muchas cuestiones –económicas, sociales, culturales, morales…– que nos afectan y nos reclaman atención. Pero solo se podrán resolver dentro de un Estado con poder y autoridad, respetado por todas las instituciones y por la ciudadanía, es decir, un Estado mucho más fuerte que el que tenemos ahora. Naturalmente, a esta situación no se ha llegado de golpe ni sin involucrar, por activa o por pasiva, a fuerzas políticas y económicas, instituciones de diversa índole, medios de comunicación, periodistas y docentes, funcionarios, muchas personas que por una razón u otra (intereses mezquinos, ignorancia, rencores, sectarismo…) han seguido la tendencia o, al menos, no se han enfrentado a ella.

Por supuesto que también ha habido, y cada día más, muchas personas de los sectores que he citado antes y de la ciudadanía en general, que se han comprometido, y siguen dispuestos a hacerlo, en la defensa de nuestro Estado, de nuestra Constitución, de nuestro régimen democrático.
Y por supuesto que también hay, y tenemos que enfrentarnos a, otros problemas graves pero ninguno tan grave como el peligro de destrucción del Estado y todos ellos solo resolubles dentro de un Estado respetable y respetado.

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , | 2 comentarios

Enero de 2019

Martes 1 de enero de 2019
Comienza un año que, en mi opinión, tendrá grandes similitudes (las cuestiones fundamentales con las que se enfrenta nuestro país y el mundo no cambiarán gran cosa), pero la forma de abordarlas, al menos en España, sí será bastante diferente. La crisis no es solo de la sociedad sino también y sobre todo de la clase política. Habrá que intentar transformar la irritación en discernimiento, buscar a los afines, ayudar a los desconcertados, alertar a los tibios , y sobre todo, desenmascarar a los cínicos que se aprovechan de la situación.  Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | 2 comentarios