Lucha libre profesional

«La lucha libre profesional es una forma de performance que combina disciplinas de combate y artes escénicas, basándose en ellas para representar combates cuerpo a cuerpo, por lo general con historias y rivalidades que enfrentan a los heel (o rudos) y a los face (o técnicos), siendo los primeros quienes representan al villano/a, y los segundos al héroe/heroína. Quienes escriben las rivalidades y planean los combates son denominados bookers, y a pesar de ser los que desarrollan prácticamente todo el show, la coreografía de combate no es hecha por ellos, sino por los mismos luchadores.» Wikipedia.
Solo una vez, siendo un niño (quizá 10 años) fui a ver un combate de «lucha libre americana», que por aquellos años era bastante popular en Madrid y se promocionaba con ese nombre más comercial. Entonces ya me advirtió mi hermano, que fue el que me llevó, de que todo era fingido y no me costó trabajo creerlo porque, fijándose bien, se veía claramente que era todo aspavientos, gritos, golpes simulados…
El espectáculo, que desde hace años ha incorporado también a mujeres, es muy popular en EE UU, Japón y México y se emite en varias televisiones con mucha audiencia, pero en España es muy minoritario. Sin embargo, creo que merece la pena documentarse aunque sea de forma somera. Conocer las artimañas del falso combate, comprobar que mucho gente, incluso sabiendo que es mentira, se emociona en la pelea y toma posición a favor de los rudos o los técnicos; incluso que hay gente que todavía se deja embaucar y cree que está viendo una pelea casi a muerte (aunque al principio y al final los contendientes se abracen) y, sobre todo, que tras todo esto se esconde un negocio de pingües beneficios. Los contendientes consiguen atraer al público, los convencen, en mayor o menos medida, de que esa lucha es la fundamental, los entretienen y hasta los cautivan… y, naturalmente, cobran por ello. Por supuesto, en algún momento se enfadan entre ellos por algún golpe mal simulado o algún grito o gesto de uno que le reste cámara al otro, pero, al final, todo queda al servicio del espectáculo… y de los bookers. 
En mi modesta opinión, la pelea que sostienen desde hace meses Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es un burdo espectáculo de «lucha libre profesional», que tiene entretenida a mucha gente e involucrada a otra mucha. Y, mientras tanto, los verdaderos antagonismos quedan ocultos o disimulados.

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Notas para un debate político

Mi camarada, amigo y maestro PGM ponía gran cuidado en redactar un guion para orientarnos en los debates políticos que manteníamos con destacados militantes del PCE en los años 1968/69, en Soria y Segovia. Ese método nos ayudó mucho en aquellas circunstancias y a él recurro yo cuando no lo impide mi estrés o mi pereza. Ahora también, por si tuviera que intervenir en algún debate sobre la situación política actual en España.

Tres grandes errores iniciales que lastraron la Transición:
1. Aunque el cambio de régimen se hizo por pacto y consenso y según la inteligente fórmula de Torcuato Fernández Miranda «de la Ley a la Ley»; a pesar de que las propias Cortes del régimen anterior se auotodisolvieron para dar paso a unas Cortes constituyentes y se establecieron las correspondientes amnistías, desde el principio izquierdas y derechas, opositores al franquismo con más o menos mérito (casi siempre con menos) y miembros destacados del Régimen anterior (incluyendo el propio Jefe del Estado), se dedicaron a negar, o por lo menos desvirtuar, la esencia del pacto y el consenso: la «Ruptura», que se había evitado en la práctica, se reivindicó a izquierda y a derecho y señoreó conferencias, publicaciones y manifiestos.
2. En paralelo, se propició la formación de una clase política (anécdota de López Aranguren) desmesurada, con más espíritu de medrar a costa de que de servir a la gente; más ambiciosa que capacitada.
2. Consecuencia de lo anterior, se produjo un debilitamiento de la Administración del Estado (Muñoz Molina, Todo lo que era sólido), con menosprecio del funcionariado, de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado… y la instauración de múltiples chiringuitos, asesores y concesión de funciones a empresas privadas, hasta constituir una especie de Administración paralela, sometida a los avatares de la alternancia en el Poder.

Tres referencias:
1. La política como Universidad, donde el profesorado está obligado a tener didáctica, oratoria, ejemplaridad… evitando a toda costa la verborrea, las ocurrencias, los histrionismos y, sobre todo, las falacias, y donde docentes y discentes se influyen mutuamente.
2. La política como Mercado libre, donde todos somos clientes y proveedores y donde nadie puede poseer el monopolio y todos tienen el derecho y el deber de ofertar/adquirir productos no adulterados ni con falsas etiquetas… y a su justo precio.
3. La política como Misión, con principios ciertos, con ideales de servicio a la comunidad, sin corrupción.

Cinco medidas necesarias y urgentes:
1. Restitución de la autoridad del Estado y el respeto estricto a la Constitución, a los símbolos y a la lengua común en todo el territorio nacional, sin ninguna concesión ni «diálogo» con cualquier fuerza política o institución que no cumpla y haga cumplir la Constitución y la Ley.
2. Fortalecimiento del Estado mediante a) el control político y económico de las autonomías, b) la reducción drástica de la Administración paralela (miles de asesores y entes superpuestos y medidas que garanticen la neutralidad política de órganos y funcionarios del Estado, c) organización jerárquica y control centralizado (independientemente de que pueda haber descentralización de funciones) de la Educación (programas y reválidas a nivel nacional), de la Sanidad (una tarjeta única para todos los ciudadanos) y del Orden Público (organización jerárquica de todos los cuespos y fuerzas de Seguridad del Estado).
3. Regeneración profunda del Poder judicial, erradicando las intromisiones y mangoneos, políticos para garantizar la verdadera independencia de jueces y fiscales.
4. Sustitución de la Ley de Memoria Histórica por una Ley de Reconciliación Nacional y sustitución de las «leyes de género» por una Ley de respeto a todas las orientaciones sexuales (pero donde la no discriminación esté garantizada) y por otra Ley de Protección a la Familia.
5. Un programa integral de protección de las fronteras que reduzca a la mínima expresión la inmigración ilegal… y los ataques a la policía de fronteras.

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Septiembre de 2019

Domingo 1 de septiembre de 2019
A principios de la década de los sesenta del siglo pasado, un grupo (de cuatro jóvenes andaluces) con el nombre artístico de The Rocking Boys hizo muy popular una canción que se titulaba «Cuando llegue septiembre», y que tuvo otras versiones de otros artistas del pop, como Gelu.   Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | 2 comentarios

Retrasos importantes

Se ha difundido por diversas redes sociales una fotografía con un comentario satírico y muy crítico sobre el retraso con que el Presidente del Gobierno llegó a su despacho protocolario con el Rey, el día 7 de agosto en Mallorca.
Desde luego, hacer esperar al Jefe de Estado sin un motivo muy grave (y no puede ser nada grave que, según se dijo, se prolongara más allá del horario previsto otra reunión previa de mucha menor importancia) es un error muy serio, una descortesía, que transciende a la anécdota personal. El respeto a todos los símbolos nacionales pero, sobre todo, a la Jefatura del Estado, es obligado para toda la ciudadanía y muy especialmente para sus más altos representantes, en este caso, el Presidente del Gobierno.
Pero el valorar la gravedad que tiene retrasar casi una hora una cita con el jefe del Estado quizá nos deba ayuda a pensar (sobre todo a los que nos consideramos de izquierda) si no es este un ejemplo más de que la izquierda, las izquierdas, estamos llegando tarde a muchas citas, sobre todo a citas importantes con la Historia, a las citas con la solución adecuada en las encrucijadas que las Historia nos presenta.
Quizá llegamos tarde a comprender que la alternativa principal que se producía en nuestro país una vez proclamada la Segunda República no era entre reacción y revolución, entre república burguesa o república revolucionaria, sino entre república burguesa con todas sus limitaciones o dictadura (y, en ese caso, tanto si la dictadura fuera de derechas como si fuera de izquierdas).
Quizá llegamos tarde a comprender que, una vez perdida la Guerra Civil, era inútil y cruel la lucha armada, el maquis, contra los vencedores; lucha inútil y cruel que solo se comienza a desmovilizar en 1948.
Quizá llegamos tarde a asumir con todas las consecuencias la necesidad de una verdadera reconciliación nacional para superar las terribles consecuencias de la guerra civil y de los primeros años de la posguerra, para seguir avanzando como país, como nación.
Quizá llegamos tarde a reconocer sinceramente que la salida más racional al régimen de Franco no podía ser otra que una reforma que fuera de la ley a la ley y, consecuentemente con ello, de una legitimidad a otra legitimidad. Si hubiéramos hecho eso habríamos comprendido que el mayor enemigo de la Transición que se había conseguido entre todos, era aquel que no aceptaba que esa Transición debía estar al servicio de toda la sociedad y por tanto de un Estado-Nación consolidado y fuerte, una nación unida y soberana, reconocida en todas las partes del territorio nacional y en el contexto internacional y que, por consiguiente, cualquier fuerza que, utilizando vías ilegales y recursos públicos, se empeñara en trocear esa soberanía amenazaba directamente al nuevo régimen y debía ser expulsado, con toda contundencia, del mismo.
Quizá vamos a llegar tarde ahora a darnos cuenta de que, en la actual situación política de España, la contradicción principal en estos momentos no es entre una política más o menos socialdemócrata, más o menos liberal-conservadora sino entre quienes ponen todo su interés en el debilitamiento del Estado y el troceo del país, que siembran el odio a todo lo español (cultura, lengua, historia) en las aulas, en los medios… y aquellos que se oponen a esta política criminal. Política criminal que, contra lo que muchos sostienen, no es por quimeras, extremismos ideológicos o fantasías tribales, sino por el gran negocio (con prácticas legales y con prácticas ilegales y mafiosas) que algunos dirigentes políticos y empresariales han montado en el País Vasco y Cataluña fundamentalmente pero que ahora ya quieren extender a otros territorios como Baleares o Valencia.

 

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | 3 comentarios

Agosto de vísperas

Llevamos meses de muchas tensiones… pero parece que nos queda lo más importante para septiembre… así que agosto será un mes de vísperas.
Buena ocasión para hacer previsiones, aunque sea en vacaciones…
Diada, sentencia del Supremo, nuevo intento de investidura o nuevas Elecciones Generales… Experiencia de gobiernos autonómicos en Navarra, Murcia, Aragón, Madrid…
Dualidades que exigen inteligencia y honradez: hecho y relato; diálogo y bronca; persona y personaje; faz y máscara; centro y extremos; centralidad y equidistancia…

Publicado en Crónicas, Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Agosto de 2019

Jueves 1 de agosto de 2019
La foto es de ayer. Se ve que el tiempo, como decía mi padre, no se para.
Comida (muy agradable) en casa de Beatriz Parres. Su Nelson y mis Trufos lo han llevado muy bien: han compartido comida y espacio.
Segunda conversación con Miguel Uceda. Avanzamos.[Np]   Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | Deja un comentario

Visto para sentencia

En el Tribunal
Cuando, en 1966, me enfrenté al Tribunal de Orden Público, tenía sobre todo el propósito, de acuerdo con mis camaradas y los abogado defensores (abogados que sustituyeron a toda prisa a Gregorio Peces Barba y su equipo, que habían renunciado a la defensa por discrepancias políticas), de aprovechar cualquier respuesta para denunciar a la Dictadura y divulgar mis ideales de justicia, libertad, democracia…   Sigue leyendo

Publicado en Crónicas, Reflexiones | Etiquetado , , | 7 comentarios

Julio de 2019

Lunes 1 de julio de 2019
No siempre cumplo la norma que me impuse de traer aquí cada principio de mes, más o menos, una foto, para que se vaya viendo cómo me conservo (o me deterioro). Este mes de julio, sí. Una preciosa foto (la foto, no el modelo) que me hizo mi hijo Unai ayer.   Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | Deja un comentario

5 años de reinado de Felipe VI

La primera vez que vi de cerca y hablé con don Felipe de Borbón, fue en uno de los corrillos que se forman con motivo de la fiesta que se celebra en el Palacio Real el Día del Libro y del Derecho de Autor después de la entrega del Premio Cervantes, cuando era todavía un joven príncipe.   Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | 5 comentarios

La trampa del progresismo

Gorka Maneiro (al que admiro desde cuando, en 2016 y en circunstancias especialmente duras, se hizo cargo de la portavocía de UPyD  y al que di mi voto en las elecciones de ese año) publicó el martes 28 de mayo de 2019 y, sin duda, en relación con los pactos postelectorales de que tanto habla la prensa desde que se conocieron los datos de la jornada electoral del domingo anterior: «No se trata de sillas o sillones sino de condicionar cualquier apoyo al logro de determinadas medidas: justicia social, fiscalidad justa y progresiva, lucha contra fraudes laborales, reforma ley electoral, despolitización de la Justicia, igualdad, unidad de España…»    Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | 4 comentarios