La ‘España mejor’ de Mariano Rajoy

El País publicó ayer un «adelanto en exclusiva de las memorias del expresidente» Mariano Rajoy: Una España mejor.
El periódico destaca en titulares dos ideas-fuerza del expresidente que parecen razonables a primera vista pero que, en mi opinión, son sendos pretextos para ocultar su gran fracaso: «La labor de gobernar no es fácil, es laboriosa y a menudo ingrata, pero un gobernante responsable no debe renunciar nunca a ella» y «La corrupción en el PP ha sido nuestro talón de Aquiles».
Sobre la primera (sin fijarnos en las redundancias) no hay más remedio que suscribirla y agradecer a los gobernantes (si no han robado ni, sobre todo, si no han traicionado el juramente que hicieron solemnemente al tomar el cargo) ese ejercicio laborioso y a menudo ingrato, independientemente de que ese gobernante nos parezca más o menos eficiente, más o menos mediocre, más o menos simpático… Y conviene puntualizar que una de las mayores dificultades que entraña esa «labor laboriosa» es saber cuándo y cómo tiene uno que retirarse del cargo.
Pero es que lo que hizo Rajoy fue, justamente, renunciar a gobernar. Cuando, en las Elecciones de 1911 los españoles le dieron una mayoría absoluta de 186 diputados, la segunda mayor de toda la Transición, aceptó la parte no económica del legado que había recibido del anterior presidente (mucha más dañina que la económica) y no abordó ninguno de los grandes problemas en la Justicia, en los medios de comunicación, en la proporción de la representación territorial y ni siquiera se atrevió a revisar a fondo la Ley de Memoria Histórica, que es una «enmienda a la totalidad» de la Transición.
Gravísimos errores que la ciudadanía advirtió reduciendo drásticamente la confianza en el PP sin, por ello, dársela al PSOE (que tenía una nueva dirigencia tan errática y oportunista como la anterior). Era la oportunidad para haber dimitido dignamente los respectivos jefes de cada partido… pero como ambos habían sometido a un tratamiento de autoritarismo y sumisión a sus respectivos partidos, Rajoy y su oponente siguieron en sus cargos y hubo que repetir elecciones para formar un gobierno tan débil que, en poco tiempo, sería defenestrado mediante una moción de censura esperpéntica.
Pero antes de esa moción de censura se había producido una auténtica rebelión, un intento de golpe de Estado a manos de los separatistas catalanes, apoyados por los separatistas vascos y diversas fuerzas populistas. Una situación que exigía enfrentarse al problema sin titubeos. Nada de esperar acontecimientos a ver qué pasa, nada de palabras ambiguas y acciones endebles, nada de «amagar y no dar», nada de paños calientes, nada de «diálogo» bilateral y equidistante: una respuesta rotunda, con toda la fuerza del Estado… Lejos de ello, la actitud de Rajoy fue falaz (se mintió a la ciudadanía antes, durante y después del golpe), imprudente y miserable (se improvisó la respuesta al golpe y se desatendió la logística de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado) y, en consecuencia, objetivamente favorable a las fuerzas separatistas que, lejos de desistir de su intento de secesión, reagruparon fuerzas y afinaron su táctica y su estrategia.
Peter F. Drucker, considerado el mayor filósofo de la administración del siglo XX, en palabras dirigidas a empresarios y ejecutivos de grandes corporaciones, pero válidas para cualquiera que tiene responsabilidades de colectivos y sobre todo para líderes políticos (en gran medida un partido político es una empresa), advirtió de que lo que define a un buen dirigente en primer lugar no es una buena gestión de los asuntos cotidianos, sino la capacidad para tomar la mejor decisión ante grandes problemas o grandes oportunidades. Para desarrollar la gestión están los segundos niveles pero para conducir una organización tan compleja y difícil como una empresa y no digamos para conducir una gran nación, es necesario identificar bien los problemas y las oportunidades y enfrentarse a ellos con clarividencia, determinación y coraje, sin cobardía. En la crisis del verano y el otoño de 2017 se perdió la gran oportunidad de haber parado para mucho tiempo al separatismo.
Por eso estoy completamente en desacuerdo con que el talón de Aquiles del PP haya sido la corrupción. Por supuesto que ha habido una terrible corrupción, no solo económica, en el Partido Popular pero no ha sido de menor importancia la que ha sufrido el otro gran partido de España (véase la reciente sentencia de los ERE y lo que queda pendiente). El talón de Aquiles del PP es una política errática y oportunista, sin principios y un líder que, después de armar un partido a su medida, separando a cualquier figura que pudiera mostrar una actitud crítica, no ha sido capaz de enfrentarse a los grandes problemas.
Habrá que leer las memorias políticas de Rajoy pero si, como parece desprenderse de la información del El País, no contienen una profunda autocrítica, Mariano Rajoy Brey debería ser considerado como un presidente nefasto para España, sin que pueda disculparle el que su predecesor y su sucesor en el cargo, sean perfectamente homologables con él.
Hace 10 años Rodríguez Zapatero, en relación con el separatismo catalán, le aseguró a un periodista que hoy España sería más fuerte y Cataluña estaría más integrada: está claro que, por ingenuidad o mala fe, el entonces presidente del Gobierno se equivocó totalmente. Hoy Rajoy nos habla de una España mejor que la que él recogió de su antecesor. A mí también esto me parece claro: ingenuidad o mala fe, y ambas cosas son muy peligrosas en un presidente de Gobierno.

 

Publicado en Crónicas, Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Diciembre de 2019

Domingo 1 de diciembre de 2019
En el Museo del Prado, con Vera y Olmo, en la exposición Dibujos de Goya. Goya es un gigante del Arte y un ejemplo de compromiso político y humano. Es emocionante recorrer las salas con unos 200 dibujos donde el artista refleja una sociedad sometida a mil tensiones y fustiga tanto a los de arriba como a los de abajo. Me ha gustado mucho pararme delante del dibujo que contiene uno de mis lemas: «Aun aprendo» (Goya omitió la tilde diacrítica). El subtítulo o lema de la exposición, «Solo la voluntad me sobra» está sacado de una carta del pintor a su amigo Joaquín María Ferrer, cuando ya se sentía desfallecer: «Agradézcame usted mucho estas malas letras, porque ni vista, ni pulso, ni pluma, ni tintero, todo me falta y solo la voluntad me sobra.» Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | Deja un comentario

Para qué sirve hoy la monarquía

Hace tres días se celebró en el Hotel Palace el solemne acto, presidido por el Rey, de la entrega del Premio Francisco Cerecedo 2019 a Javier Cercas por su artículo publicado en El País el 3 de enero de este año con el título de «¿Para qué sirve hoy la república?», del cual transcribo una de sus frases que me parecen más oportunas:

«¿Sería mejor nuestra democracia si, en vez de una monarquía, fuera una república? ¿Lo serían la democracia noruega, danesa, sueca o británica, que también son monarquías y, a la vez, algunas de las mejores democracias del mundo? Nadie lo cree, y por eso en dichos países el dilema entre monarquía y república es irrelevante. En realidad, se trata de un falso dilema, y plantearlo equivale a ocultar los problemas reales del país tras un problema irreal: puro postureo de izquierdismo guay, a la larga letal para la izquierda.»
https://elpais.com/elpais/2019/01/03/eps/1546534127_107680.html

El articulo premiado es una réplica a una tribuna, también publicada en El País el 22 de noviembre de 2018, «¿Para qué sirve hoy la monarquía?»; texto bien armado y comedido pero donde se ve la clara intención de –con la demagógica táctica de la equidistancia– apoyar la causa secesionista y debilitar a la Jefatura del Estado, que sufre los ataques miserables de los separatistas. La entradilla del periódico es elocuente: «Una nueva república será la mejor garantía para una España unida sobre la base del respeto y la libre decisión de sus pueblos y sus gentes.» Y las afirmaciones del líder de Podemos son igualmente elocuentes; por ejemplo:

«Si el 23-F reforzó a Juan Carlos, el 3 de octubre debilitó a Felipe VI, que no fue capaz de erigirse como símbolo de diálogo, sino como símbolo de la autoridad de un Gobierno que fracasó a la hora de lograr una salida política a un conflicto en buena medida alimentado por su ineptitud.»
https://elpais.com/elpais/2018/11/21/opinion/1542806031_921444.html

Pero, volviendo al acto, lo que me interesa destacar son estas palabras del premiado, dirigiéndose a Felipe VI, más rotundas que las del propio artículo:

«Quisiera darle las gracias porque el día 3 de octubre de 2017, mientras un grupo de políticos felones intentaba imponernos a la mayoría de nosotros, por las bravas, un proyecto minoritario, inequívocamente antidemocrático y profundamente reaccionario –es decir, mientras esos políticos arremetían contra nuestras libertades e intentaban derogar el Estatut y violar la Constitución, aboliendo el Estado de derecho-, usted nos dijo a quienes nos hallábamos del lado de la legalidad democrática que no estábamos solos. Porque éramos, repito, la mayoría, centenares de miles, millones de catalanes, pero nos sentíamos solos. Y teníamos miedo. Mucho más miedo del que ahora queremos recordar, mucho más del que nos gustaría confesar, mucho más del que ustedes se imaginan. Y aquel día usted, Señor, nos dijo que no estábamos solos, y –esto es lo más importante– al decírnoslo usted nos lo dijo el Estado democrático que usted representa. Que no estábamos solos, nos dijo. Que no nos iban a abandonar. Y que, esta vez, por lo menos esta vez, no pasarían. Y no pasaron.
Así que muchas gracias.»
http://www.apeuropeos.org/el-combate-por-la-verdad-es-un-combate-contra-la-esclavitud-palabras-de-javier-cercas-al-recibir-el-premio-de-periodismo-francisco-cerecedo/

Y la respuesta del Jefe del Estado, significativamente personal y directa, nos debe hacer reflexionar de cómo está la situación, que nos exige a todos y cada uno un compromiso con la verdad y el coraje de reclamarla, a pesar de los peligros que ello, en este país tan trufado de demagogia y relativismo, nos pueda acarrear:

«Cercas huye de la equidistancia entre Estado de Derecho y quienes pretenden destruirlo. En este sentido, nuestro premiado ha sabido, con serenidad, sensatez y rigor, poner el foco en lo sustancial, rechazando lo accesorio y centrándose en el irrenunciable interés general de toda la sociedad, a la que las instituciones y los poderes públicos se deben siempre; ese tan necesario “bien común”, que antes mencionaba y del que tanto habla el filósofo político Michael J. Sandel, como vehículo ético y moral para alcanzar una verdadera y justa democracia.
[…]
Por eso, hoy quiero no solo felicitarte por tu merecido premio, sino también mostrarte mi respeto y mi reconocimiento por tu coraje, por tu valentía, en circunstancias que no son fáciles; y lo hago como persona y como Rey, por tu firme defensa de la legalidad democrática y de la libertad.» ­
https://www.casareal.es/ES/Actividades/Paginas/actividades_discursos_detalle.aspx?data=6212

No he visto mucha resonancia sobre este premio ni sobre el acto de entrega… pero, en mi modesta opinión, el motivo del premio y las palabras en el acto hubieran justificado varios editoriales, al menos uno claro y tajante de El País… aunque la información que publicó ayer con la firma de V.G.C. compensa esa ausencia:
https://elpais.com/politica/2019/11/29/actualidad/1575031146_649205.html.

Es necesario que la opinión pública no olvide que el Jefe del Estado contó con el apoyo de firmas notorias a su valiente acto del 3 de noviembre de 2017 y sobre todo que ello impulsó una de las manifestaciones más importantes de las últimas décadas y que, con ese recuerdo vivo, sepa que, si fuera necesario repetir algo parecido ahora, seguiría contando con igual o mayor apoyo… y que las preguntas falaces y tramposas como las que hace Pablo Iglesias y sus correligionarios, si fuera necesario, se responderían no solo en los papeles y en las instituciones sino también, y sobre todo, en un sitio que tanto anhela dominar el «progresismo»: la calle.
Y para ello en esta circunstancia, coyuntura, época política que nos ha tocado vivir sirve hoy, mucho más que cualquier otro sistema, la monarquía parlamentaria que nos dimos cuando nos enfrentamos, hace 40 años, a la disyuntiva de cambiar de régimen mediante una revolución de desarrollo y resultado claramente inciertos o mediante una reforma «de la Ley a la Ley» cuyo desarrollo y resultado han causado justa admiración en todo el mundo. Por eso separatistas y populistas de toda laya miran con mucha simpatía a Pablo Iglesias y sus seguidores y con profunda antipatía a Javier Cercas y cuantos suscriben sus palabras.

Publicado en Crónicas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Elecciones de 2019 (VII)

Datos y relatos

La organización Plataforma Elecciones Transparentes ha denunciado insistentemente la existencia de miles de irregularidades y datos sospechosos y diversas formas de opacidad en los recuentos y las actas (aunque la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, LOREG, exige que todo el proceso ha de ser público) y ha anunciado una denuncia general o varias específicas, especialmente que no se ha realizado correctamente el obligado recuento el día 13 de noviembre.
Lo que sí es cierto es que si entramos en la página web de la Junta Electoral Central no tenemos, siete días después de la votación y cinco del recuento oficial, hasta donde yo he visto, ningún aviso de cuándo se publicaráni.
Así que los resultados que pongo en el siguiente cuadro son, todavía, provisionales y tomados de diversos medios. Por ejemplo, la web del Ministerio del Interior, de donde tomo la imagen del final de este artículo, no recoge todavía el escaño 89 del PP.

Pero lo importante, creo, son las conclusiones que podemos sacar a partir de estos datos. Estas, hasta hoy, son las mías.

  • No hay bipartidismo (ni nunca lo hubo): son tres bloques desde hace mucho tiempo y cada vez está más claro. Así hay que analizar los resultados, aunque los bloques no tengan suficiente cohesión y, por ello, se puedan observar fuertes contradicciones internas. En cifras redondas, el bloque ‘progresista’ tiene un 44 % de fuerza (10,5 millones de votos y 158 escaños), el bloque de ‘las tres derechas’, 43% (10,3 millones de votos y 151 escaños) y el bloque separatista, el 10% (2,3 millones de votos y 34 escaños).
  • Tras las Elecciones generales de abril y autonómicas y municipales de mayo, el presidente del Gobierno en funciones estuvo intentando convencer a todo el mundo de que el único gobierno viable era el formado solo por su partido y, como no lo consiguió, convocó elecciones con los augurios de que iba a obtener un gran triunfo… pero lo cierto es que (aunque el PSOE siga teniendo el partido más votado) ha sido un fracaso porque perdió 750.000 votos y bajó de 123 a 120 escaños. Y también el resto de la izquierda bajó (de 42 a 38 escaños) mientras que el bloque de derechas, a pesar del hundimiento de Ciudadanos, pasa de 147 a 151 escaños, con un gran triunfo de Vox, que pasa de 24 a 52 escaños.
  • Todo parece indicar, pues, que la prisa de Sánchez e Iglesias para anunciar un gobierno de coalición (que no puede salir adelante sin el apoyo –explícito o implícito– del bloque separatista) sin ni siquiera esperar a la formalidad de ser convocados por el Jefe del Estado, no tiene otra causa que enmascarar el fracaso de la repetición de elecciones y desdecirse de cuanto se afirmó tras lo resultados de abril (y en la campaña de los comicios de noviembre y evitar que se debata cualquier otra salida como la de la «gran coalición»… (ni, al parecer, un objetivo mayor que el de mantener el poder conseguido aunque sea a costa de seguir debilitando al Estado).
  • Pero, ¿es posible la gran coalición?, ¿es posible que el partido que se define como centroizquierda y el que asegura que es centroderecha –que suman entre los dos 209 escaños– formen un gobierno de coalición, plenamente constitucional y que no necesitaría de ningún apoyo más? La pregunta clave es ¿por qué no, quién lo impide, qué intereses, más o menos espurios, se sienten amenazados? O, dicho de otra manera, ¿existe una conspiración entre fuerzas oscuras, internas y externas, con personas inmorales situadas en posiciones privilegiadas, para destruir o, al menos, fragilizar el Estado y la Nación españoles?
  • De todo lo anterior parece deducirse que la necesidad de una opinión pública enterada y honesta cobra mayor importancia que nunca. No es por casualidad que Sánchez (que se ha ganado bien el calificado de audaz o temerario, según quien lo aplique), se haya apresurado a escorar el relato hacia su estrategia y su táctica. Pero si nos documentamos y nos atrevemos a hablar no será fácil que se cumplan las previsiones más pesimistas de una tragedia nacional. Con una opinión pública de buen nivel, los defensores de la alianza socialcomunista (o socialpopulista) con el respaldo de los separatistas se verán inmersos en graves contradicciones y los partidos de derechas no se atreverán a pasteleos (por ejemplo, Vox tiene fuerza para impedir reformas espurias de la constitución).
  • Un punto importante del relato es conseguir que se llame al pan, pan y al vino, vino; por ejemplo nada de movimiento transversal de Podemos: populismo/comunismo de corte bolivariano; nada de gobierno progresista si está apoyado (por activa o por pasiva) por las fuerzas más reaccionarias que hay hoy en España: PNV/Bilduii y separatistas/golpistas catalanesiii… Y, por supuesto, nada de «un sol poble» sino una sociedad, la catalana, fracturada y amedrentada; nada de «revolución de las sonrisas» sino una rebelión taimada y violenta; nada de necesidad de «diálogo» al margen de las instituciones democráticas sino respeto escrupuloso a la Constitución y defensa rotunda de la Ley… Y en ese «pan» y ese «vino» ¿cómo definir al partido que más crecimiento ha experimentado y que ha recibido los calificativos más fuertes como xenofobia, homofobia, machista, ultraderecha, ultranacionalismo, fascismo? Esto es importante porque si, por una parte, tenemos un partido de esa condición al que votan 3.640.000 ciudadanos y, por otra, el partido de Sabino Arana, los herederos de ETA, los seguidores de Companys y Pujol… y tutti quanti sostienen directa o indirectamente al único «gobierno progresista» posible es que este país no tiene remedio y vamos a una nueva tragedia parecida a la de hace 90 años… Por mi parte invoco la ayuda de nuestro JRJiv y espero que en las próximas lides políticas tengamos todos más lucidez que en los últimos meses.

i Supongo que cuando se publique se repetirán dos elementos curiosos que se pueden observar en el BOE de 30 de mayo de 2019 que recoge la resolución de la Junta Electoral Central sobre los resultados definitivos de las Elecciones general de 28 de abril del mismo año que, en mi opinión, son dos concesiones a separatismo: a pesar de que en todos los medios se informó de que el PSOE obtuvo 123 escaños, los datos oficiales le adjudican 111… porque se acepta que el PSC figura como partido independiente; y, más significativo aún, el total nacional se etiqueta como total ‘estatal’.

iiHerederos y/o cómplices del terrorismo etarra.

iiiSeparatistas porque quieren trocear la nación, separando una parte de ella y golpistas porque quieren hacerlo sin respetar más ley que la de la falacia y la violencia.
iv«¡Intelijencia!, dame / el nombre exacto de las cosas!… / […] ¡Intelijencia, dame / el nombre exacto; y tuyo, / y suyo, y mío, de las cosas!»
Publicado en Varios | Etiquetado , , | 2 comentarios

¡La Falange en el Ateneo de Madrid!

En la excelente (y muy premiada) película de Michael Anderson La vuelta al mundo en 80 días, EE UU, 1956, los guionistas incluyen una escena que, hasta donde yo recuerdo (estoy de finde en una casa que tiene una buena biblioteca… pero no la obra de Julio Verne), no está en el maravilloso texto original (aunque podría haber estado porque Verne nos presenta un personaje femenino capaz de enfrenarse a las convenciones estrechas).
Phileas Fogg entra triunfante en su club después de culminar con éxito una hazaña que parecía imposible… pero lo que realmente deja perplejos e indignados a sus expectantes miembros es que detrás del caballero entra la princesa Aouida, compañera de Fogg desde que este la salva de una muerte segura en la India… ¡Una mujer en el Reform Club! ¡Anatema, escándalo, afrenta intolerable! Jamás ese exclusivo circulo, solo accesible para caballeros y sirvientes varones, había sufrido la presencia de una mujer en sus exquisitos salones.
En otro tiempo y en otro contexto, nuestro principal filósofo contemporáneo, José Ortega y Gasset, nos invitó a reflexionar sobre la irrupción de «las masas» en la sociedad europea, que, en mayor medida de lo que pudiera parecer a primera vista, tenía significativos paralelismos con el Club Reformista imaginado por el gigante francés. La sociedad acepta, por las buenas o por las malas, que estamos en un tiempo y en un ámbito en los que disminuyen los privilegios y aumentan los derechos: ¡la Democracia! La sociedad derriba barreras aunque eso la haga más vulnerable (La sociedad abierta y sus enemigos, Karl Popper).
¡Pero eso no puede significar que vivamos sin límites, sin controles, sin contrapesos! ¡Por supuesto: Ley y orden! También en nuestro querido Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid, que camina con fuerza, a pesar de todos los pesares, hacia su glorioso bicentenario. En la Docta Casa se celebran casi a diario tertulias, debates, conferencias, mesas redondas de muy diverso signo que, siempre que sean legales y cumplan con el reglamento de nuestra institución, deben gozar del respeto de todos sus socios y de los medios.
A pesar de ello, en días pasados causó escándalo un acto desarrollado en el (repleto en esta ocasión) Salón de Actos por organizaciones falangistas, que acabó exhibiendo sus símbolos y cánticos… Pero así mismo causó escándalo una acto de hace pocas semanas donde se congregaron también muchas personas que glorificaban el régimen de Maduro en Venezuela… Como también en su día se celebró un acto donde los separatistas catalanes justificaban lo que a mí y a otras muchas personas nos parece una golpe de Estado (a cámara lenta, como dijo en su día el socialista Alfonso Guerra) que debería haber sido abortado, con toda la fuerza necesaria, por el Gobierno de la Nación…
No tengo más representación en el Ateneo que la mía propia de socio de hace casi 40 años… pero, en esa condición, me atrevo a sugerir que si la Junta de Gobierno decidiera rechazar un acto como el del otro día, se vería obligada a rechazar cualquier acto de orientación totalitaria (aunque fuera legal y de acuerdo con el reglamento de nuestra Institución): si no se puede cantar el «Cara al Sol» y levantar el brazo derecho con la mano extendida en Prado 21, tampoco debería permitirse cantar «La Internacional» y levantar el puño cerrado ni, mucho menos, exhibir señeras esteladas y lazos amarillos. 

Así pues, concluyamos en que sería deseable que no hubiera actos como los que he citado en el Ateneo pero no porque se prohibieran de forma burocrática o sectaria sino porque el ambiente general fuera de «Más pensamiento, menos enfrentamiento – Más debates y menos combates».

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | 3 comentarios

Noviembre de 2019

Viernes 1 de noviembre de 2019
En Ortigosa, con un tiempo lluvioso y con noticias exteriores duras[Np] pero todo lo demás, reconfortante. Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Deja un comentario

Cifras y letras

I

Esta semana ha sido terrible para miles y miles de personas, compatriotas catalanes que han visto cómo la rebelión violenta de los separatistas, so pretexto de una protesta contra la sentencia del «procés», ha elevado peligrosamente el nivel de odio y violencia en muchas localidades de la comunidad y especialmente en Barcelona. Sigue leyendo

Publicado en Crónicas, Reflexiones | Etiquetado , , , | 1 comentario

Ahora… y siempre

El lema del PSOE para la campaña electoral que culminará el 10 de noviembre ha sorprendido a propios y extraños (sobre todo a algunos propios socialistas del PSC y aliados del PNV y a algunos extraños periodistas de trinchera): «Ahora, Gobierno. Ahora, España.» Sobre todo, la segunda frase. ¿España? ¿No sería mejor, más de izquierda, más progresista, País, Territorio, Estado, Federación, Confederación… ¡República!? ¡No, España! Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | 2 comentarios

Octubre de 2019

Martes 1 de octubre de 2019
Acto en Madrid organizado por la asociación Catalunya somos todos, con impresionantes testimonios de miembros de los Mossos, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.
Poca asistencia en Cataluña a las algaradas para conmemorar el segundo aniversario del 1-O y mucha chulería verbal de Torra, Puigdemon y otros golpistas.
¿Giro del PSOE de Sánchez?: «Ahora España», lema para la campaña electoral.   Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | Deja un comentario

Lucha libre profesional

«La lucha libre profesional es una forma de performance que combina disciplinas de combate y artes escénicas, basándose en ellas para representar combates cuerpo a cuerpo, por lo general con historias y rivalidades que enfrentan a los heel (o rudos) y a los face (o técnicos), siendo los primeros quienes representan al villano/a, y los segundos al héroe/heroína. Quienes escriben las rivalidades y planean los combates son denominados bookers, y a pesar de ser los que desarrollan prácticamente todo el show, la coreografía de combate no es hecha por ellos, sino por los mismos luchadores.» Wikipedia.   Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , | 2 comentarios