Visto para sentencia

En el Tribunal
Cuando, en 1966, me enfrenté al Tribunal de Orden Público, tenía sobre todo el propósito, de acuerdo con mis camaradas y los abogado defensores (abogados que sustituyeron a toda prisa a Gregorio Peces Barba y su equipo, que habían renunciado a la defensa por discrepancias políticas), de aprovechar cualquier respuesta para denunciar a la Dictadura y divulgar mis ideales de justicia, libertad, democracia…
Ideales confusos y contradictorios, como tenía la izquierda en aquellas circunstancias, pero ideales sinceros, al menos en mi caso. Salí satisfecho y animado a seguir combatiendo al Régimen y cumplí la condena impuesta sin renunciar a esos ideales que me habían llevado a aquella situación (aunque manteniendo, y reforzando, la actitud autocrítica con la que había iniciado mi militancia dos o tres años antes).
Bien diferente a aquel juicio el que se ha celebrado recientemente en el Tribunal Supremo (de 12 de febrero a 12 de junio de este año de 2019) contra los dirigentes catalanes de la intentona de expulsar al Estado de Cataluña y apropiarse el territorio para sí, en contra de los derechos de al menos la mitad de la población catalana y de los de toda la ciudadanía española, conculcando todas las leyes vigentes y provocando una situación que no tuvo muertos porque las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuidaron sobre todo de evitar la tragedia… y porque todos tuvieron mucha suerte de que ninguna de las muchas chispas producidas provocaran el fuego.
Bien diferente porque este tribunal es plenamente democrático, porque los acusados han gozado de todas las garantía procesales y, además, del privilegio de haber podido divulgar sus mensajes políticos; porque el juicio ha sido ejemplarmente público (todo el mundo ha podido ver por televisión todas las jornadas del proceso), porque los siete magistrados del Tribunal, magistralmente presidido por el juez Manuel Marchena (aquí merece la pena la redundancia), han sido exquisitamente garantistas; porque la Fiscalía General del Estado y la acusación particular (Vox) han presentado pruebas y testimonios sólidos y abundantes (lástima de esa balbuceante abogada del Estado, empeñada en reducir la gravedad del delito, después de sustituir al abogado del Estado que se negó valientemente a hacerlo); porque la mayoría de los medios han informado, y opinado, hasta la saciedad del evento y, sobre todo, porque los reos que estaban encarcelados, 9 de los 12 procesados (que, lógicamente, no pudieron obtener la libertad provisional porque era más que evidente que podían fugarse y porque no dejaron en ningún momento de alardear de que persistirían en su actitud golpista en la primera ocasión que tuvieran) disfrutaban de una condiciones en su reclusión que no podían ser mejoradas salvo dejándoles la puerta abierta.

En la opinión pública
Por todo lo anterior estoy convencido de que, independientemente de los aspectos jurídicos, todo el mundo ha podido comprobar que los encausados son mala gente, cínicos mentirosos, mezquinos y rufianes (botiguers); sin moral ni escrúpulos de cualquier tipo, capaces de cualquier cosa para mantener el negocio del victimismo independentista; que su ostentoso amor por Cataluña y su gente no es más que la querencia por el botín conseguido hasta ahora (el «procés» ha sido desde el principio un gran negocio, un negocio criminal, con miles de millones a repartir entre los «procesistas» a costa de al menos la mitad de los catalanes y de todo el resto de españoles) y el que esperaban seguir consiguiendo; que su victimismo y su codicia han degenerado en un odio tribal a España (y a todos los ciudadanos que se sienten españoles, incluidos los catalanes) porque no consiguen que todas las instituciones del Estado se sometan a sus objetivos… Y todo eso hecho con grosera chulería, que ha sido lo más inaguantable de todo el «procés».
Por todo ello el veredicto de la ciudadanía no debería ser otro (y mi veredicto no puede ser otro) que el desprecio por los miles de beneficiarios del «procés» y la compasión por los cientos de miles de embaucados… pero, sobre todo, de admiración y solidaridad con los cientos de miles (quizá millones) de ciudadanos que han resistido, y resisten, estoicamente el acoso separatista… y, como consecuencia de todo lo anterior, un veredicto de rechazo absoluto a los políticos, de izquierda o derecha, que, por cobardía o algún interés bastardo, han estado, y siguen estando en muchos casos, colaborando, por activa o por pasiva, con el «procés».

Publicado en Crónicas, Reflexiones | Etiquetado , , | 7 comentarios

Julio de 2019

Lunes 1 de julio de 2019
No siempre cumplo la norma que me impuse de traer aquí cada principio de mes, más o menos, una foto, para que se vaya viendo cómo me conservo (o me deterioro). Este mes de julio, sí. Una preciosa foto (la foto, no el modelo) que me hizo mi hijo Unai ayer.   Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | Deja un comentario

5 años de reinado de Felipe VI

La primera vez que vi de cerca y hablé con don Felipe de Borbón, fue en uno de los corrillos que se forman con motivo de la fiesta que se celebra en el Palacio Real el Día del Libro y del Derecho de Autor después de la entrega del Premio Cervantes, cuando era todavía un joven príncipe.   Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | 4 comentarios

La trampa del progresismo

Gorka Maneiro (al que admiro desde cuando, en 2016 y en circunstancias especialmente duras, se hizo cargo de la portavocía de UPyD  y al que di mi voto en las elecciones de ese año) publicó el martes 28 de mayo de 2019 y, sin duda, en relación con los pactos postelectorales de que tanto habla la prensa desde que se conocieron los datos de la jornada electoral del domingo anterior: «No se trata de sillas o sillones sino de condicionar cualquier apoyo al logro de determinadas medidas: justicia social, fiscalidad justa y progresiva, lucha contra fraudes laborales, reforma ley electoral, despolitización de la Justicia, igualdad, unidad de España…»    Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | 4 comentarios

Junio de 2019

Sábado 1 de junio de 2019
Buen resultado en las elecciones en el Ateneo: presidente, vice segundo, depositario y secretario primero elegidos; vocal y yo quedamos fuera, pero supongo que el mucho trabajo que hay por delante permitirá que todos colaboremos. A ver si se acaban las rencillas.[Np]
Segundo día de la Feria. Calor agobiante.  Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | Deja un comentario

Elecciones 2019 (VI)

Comienza la XIII Legislatura de las Cortes Españolas
(Una crónica personal)

Después de ver por televisión la ceremonia de toma de posesión de
los 350 diputados y los 266 senadores, comentar con amigos
los incidentes que se produjeron y leer diversos análisis y
comentarios de los medios de prensa audiovisuales
y muchos comentarios en las redes sociales.

Cuando en febrero de 1970 regresé a Madrid (después de casi 4 años en la cárcel, donde había tenido dos buenas bibliotecas que se quedaron en Soria y en Segovia pero pocos periódicos y revistas), venía con mucha hambre de información periodística. Mi madre tenía preparado un baúl entero de periódicos (atrasados naturalmente) que ojeé con avidez, y empecé entonces una colección de recortes que nunca he logrado sistematizar.(1) 

Sigue leyendo

Publicado en Crónicas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Elecciones 2019 (V)

Resultados 28-A

 

 

 

Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Andrés Torrejón y Simón Hernández

Buena fecha hoy para releer (y repensar, manteniendo las distancias) el famoso bando de los alcaldes de Móstoles, tal día como hoy de 1808.

Señores justicias de los pueblos a quienes se presentare este oficio, de mí el alcalde ordinario de la villa de Móstoles.
Es notorio que los franceses apostados en las cercanías de Madrid, y dentro de la Corte, han tomado la ofensa sobre este pueblo capital y las tropas españolas; por manera que en Madrid está corriendo a estas horas mucha sangre. Somos españoles y es necesario que muramos por el rey y por la patria, armándonos contra unos pérfidos que, so color de amistad y alianza, nos quieren imponer un pesado yugo, después de haberse apoderado de la augusta persona del rey. Procedan vuestras mercedes, pues, a tomar las más activas providencias para escarmentar tal perfidia, acudiendo al socorro de Madrid y demás pueblos, y alistándonos, pues no hay fuerza que prevalezca contra quien es leal y valiente, como los españoles lo son.
Dios guarde a vuestras mercedes muchos años.
Mostoles, dos de mayo de mil ochocientos y ocho.

Andrés Torrejón
Simón Hernández

Publicado en Nombres propios | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Mayo de 2019

Miércoles 1 de mayo de 2019
Día del Trabajo con mucho trabajo… doméstico. Aunque por fin he terminado mi cuadro resumen con los resultados provisionales (he detectado varios desajustes) y algunas cifras que merecen tenerse en cuenta (y no solo de cara al 26-M). Por ejemplo, en Madrid, el bloque partidario de «dialogar» con los separatistas suma 794.132 votos y el bloque partidario de enfrentarse a ellos, 971.165.   Sigue leyendo

Publicado en 3.652 noches... o más | Etiquetado , | 1 comentario

Elecciones 2019 (IV)

 

 

 

 

Habla, pueblo, habla

 

Habla, pueblo, habla,
Tuyo es el mañana.
Habla y no permitas
Que roben tu palabra.
Habla, pueblo, habla.
Habla sin temor,
No dejes que nadie
Apague tu voz.
Habla, pueblo, habla,
Este es el momento
No escuches a quien diga
Que guardes silencio.
Habla, pueblo, habla,
Habla, pueblo, sí,
No dejes que nadie
Decida por ti.
(Jarcha, 1977)

Sigue leyendo

Publicado en Reflexiones | 4 comentarios