409. Mayo de 2024

Miércoles 1 de mayo de 2024
José Mujica, 88 años, anuncia que tiene cáncer de esófago y que le queda poco tiempo y envía este mensaje a los jóvenes: «Luchen por el amor, no se dejen engatusar por el odio. Si los llega a atrapar la droga, no se queden solos. Nadie se salva solo. Pidan colaboración, luchen. La única libertad está en la cabeza y se llama voluntad. Y si no la utilizamos no somos libres.»
Deslucida y sesgaba manifestación sindical en Madrid y otras localidades. Unai Sorgo y Pepe Álvarez reivindicando la «regeneración democrática» que anunció Sánchez, teatralmente, el lunes pasado.

Jueves 2 de mayo de 2024
En Paredes, con buen tiempo, pasando por Atienza.[Np sobre discusión]
Retomo la lectura de Frente al miedo, la selección que hace Guillermo Herranz de la obra de Antonio Escohotado, Barcelona, Página Indómita, 2015.«[…] detesto el victimismo y pago sin vacilaciones el peaje por la independencia.» (pág. 46);«Evitad la fuente primaria del dolor, decía Epicuro, desconfiando de quienes venden paraísos futuros, pues chantajean al insensato con una perspectiva de purgatorios e infiernos, coetáneos o posteriores a la muerte. Son mercaderes de miseria material y espiritual, apóstoles de aquella superstición que veda a grupos e individuos la meta más alta, el placer óptimo de gozar la temporalidad.» (pág. 102) Todo digno de atenta lectura, todo necesitado de reflexión y debate.

Viernes 3 de mayo de 2024
El Ministerio de Cultura elimina el Premio Nacional de Tauromaquia. Los gobiernos de Castilla La Mancha (PSOE) y Madrid (PP) se enfrentan a la medida programando sus propios premios. La generación del 27 tenía taurófilos y taurófobos. Una vez le preguntaron a Lorca cómo un hombre (tan sensible) como él podía defender la tauromaquia (como Alberti y otros de esa generación) y respondió que era muy bueno para los españoles poder exorcizar sus pasiones violentas de esa forma. Los partidarios de ahora añaden otro argumento también respetable: la raza del toro bravo se extinguiría si no hubiera corridas de toros.
Interesante charla con un vecino de Paredes, Miguel Ángel, con un año menos que yo, que nació en la misma habitación en la que ahora dormimos nosotros. He empezado a hacer algunas fotos y tomado algunas notas en un cuaderno que dejaré en aquí, a ver si sirve para algo (aparte de para mantenerme curioso y entrenado).

Sábado 4 de mayo de 2024
Volví de Paredes con hambre de escuchar música profunda. Fui directamente a Tomás Luis de Victoria y su obra Oficio de Semana Santa, contenida en un doble CD que tengo hace muchos años… pero como tengo problemas con el reproductor de discos de mi ordenador tuve que recurrir a YouTube y ahí me decidí por la (magnífica) versión de la Misa de Difundtos de Peter Phillips & Tallis Scholars…
Como, en determinadas circunstancias, me gusta leer mientras escucho determinada música (o viceversa), se ha producido una de esas casualidades que Jung y sus seguidores califican de «sincronicidad». Justamente leía, mientras escuchaba la sublime música de Victoria, el capítulo de Escohotado dedicado a los alucinógenos y concretamente al LSD. He recordado que, cuando se puso de moda esta droga entre determinada gente «progresista y rebelde» de Madrid, una amiga universitaria que vivía en una comuna me dijo que si yo tomara LSD no sobreviviría a la experiencia y me contó cómo su experiencia la había hecho «ver» cómo se animaba la naturaleza, cómo podía percibir el interior de las plantas… y también de las personas (incluso, yendo en el metro). Yo le repliqué que, en determinados momentos, yo no necesitaba ninguna droga para tener sensaciones parecidas, por ejemplo, ante determinadas muestras de las grandeza de la naturaleza o en el orgasmo.
Escohotado cita la experiencia de Husley con la mescalina: «Veía lo que Adán vio en la mañana de su creación: el milagro, momento a momento, de la existencia desnuda[…] Todo brillaba con luz interior y era infinito en su significado.» (pág. 146) Cita también la experiencia de un postgraduado de Yale con el LSD: «Estaba tumbado en el suelo, mirando hace el cielo, y podía ver las hojas de la planta y la savia que fluía en su interior[…] Por un tiempo me convertí en planta y sentí que mi columna vertebral crecía entre los ladrillos y echaba raíces[…]. (pág. 147) Escohotado argumenta también sobre la relación entre estas experiencias y la mística cristiana o del budismo zen y cita un párrafo del libro de D. T. Suzuki y E. Fromm, Budismo Zen Psicoanálisis, México, FCE, 1964: «[el único método de conocimiento y vida consiste en] penetrar directamente en el objeto mismo y verlo desde dentro…, porque conocer la flor es convertirse en la flor.» (pág. 148).
Se cita mucho la frase de Shakespeare: «Estamos hechos de la misma materia que los sueños, y nuestra pequeña vida cierra su círculo con un sueño». Pero el comienzo del poema «Espacio», de Juan Ramón Jiménez, aunque menos citado, me parece más profundo, más cerca de la (casi imposible pero) necesaria comprensión del Devenir: «Los dioses no tuvieron más sustancia que la que tengo yo. Yo tengo, como ellos, la sustancia de todo lo vivido y de todo lo por vivir.» Y también es bueno recordar la maravillosa lección que da la maravillosa Gelsomina al miserable Zampanó, explicándole que hasta la más modesta piedra de la calle tiene la misma sustancia que el universo entero (La strada, Federico Fellini, Italia, 1954).
No es cosa de contar aquí intimidades (para eso están las notas póstumas, como expliqué cuando comencé este nochario), pero estoy convencido de que ciertos estados de ánimo, ciertos sentimientos y emociones, cierta sabiduría, no necesitan de drogas para ser alcanzados. Estoy convencido de que determinados estados de placer o de dolor (el momento sublime de la fecundación, el parto, la muerte de un ser que tú has llevado dentro o que te ha llevado a ti), son más profundos y maravillosos (y más auténticos) que los que puede producir la alteración química de nuestro organismo. Naturalmente, ello no significa que ciertas personas en ciertas circunstancia no puedan alcanzar ciertos objetivos sin recurrir a las drogas.[Np]

Domingo 5 de mayo de 2024
El sueño del (ficticio) jefecillo de la AEALIJ.
No recuerdo haber felicitado nunca por el Día de la Madre, porque soy poco partidario de este tipo de efemérides desde que siendo muchacho vi el enfado de mi madre porque habían movido el Día de la Madre «de toda la vida» del Día de la Inmaculada Concepción al primer domingo de mayo («Ahora es el Día de El Corte Inglés», decía, cabreadísima.) Pero hoy se me ha ocurrido, viendo algunas felicitaciones que circulan por la Red, mandar algún mensaje con esta frase: «¡Feliz Día de la Madre! ¡Oh, la Maternidad, la creación de la Vida… pero, sobre todo, la mejor comprensión del Devenir, la más sincera Abnegación y el profundo sentimiento del Amor!»

Lunes 6 de mayo de 2024
Dura jornada en Sorgo.

Martes 7 de mayo de 2024
¡200 años del estreno de la Novena Sinfonía de Beethoven! Wilhem Fürwangler (uno de sus mejores intérpretes) dijo que «Beethoven vivirá mientras viva Europa» pero quizá, hoy que tantas amenazas vuelven sobre Europa, sería mejor invertir la frase.

Miércoles 8 de mayo de 2024
Recital en El Centro Riojano 1.857 sesión de Prometeo. Homenaje a los 72 años de la Tertulia poética e Rafael Montesinos, a cargo de su viuda y su hijo: Marisa Calvo y Rafael César Montesinos. Conversación interesante con la joven y emergente poeta (nacida en Rusia y adoptada en España) Tabachkova.
A la salidada, larga conversación con Irene Valcárcel.[Np]

Jueves 9 de mayo de 2024
Día de Europa. He colocando en el Facebook mi poema «Vieja y amada Europa» (corrigiendo «guerras y pillaje» por «guerras de pillaje»)

Viernes 10 de mayo de 2024
Interesante visita a la 3.ª Feria de Editoriales Emergentes (en la sede de La Casa del Lector). Sigo aprendiendo.

Sábado 11 de mayo de 2024
Cumple de Unai.
¡Fany resiste!

Domingo 12 de mayo de 2024
Interesante excursión al Valle de los Caídos. Tengo muchas notas que intentaré transformar en una entrada en el blog. Buena conversación sobre lo divino y lo humano con Conchita.
Elecciones en Cataluña. Cinco notas con los resultados provisionales para desarrollar: 1. Baja participación (55% del censo); 2. El proceso (la complicidad del Estado con el «procés») sigue su curso, aunque pueda parecer que el independentismo se debilite; 3. Ciudadanos, que llegó a tener 1.100.000 votos se hunde y desaparece; 4. Las izquierdas (PSC, Ezquerra y Comunes) tienen la mitad de los escaños pero no parece fácil que pacten; y 5. PP pasa de 3 a 15 diputados y Vox mantiene los 11 que tenía.

Lunes 13 de mayo de 2024
La confusión habitual tras los resultados imprecisos de las Elecciones.

Martes 14 de mayo de 2024
Recupero en YouTube una conferencia de Gustavo Bueno sobre el mito de Europa… que contiene una cierta refutación a mi poema.
En el concurso Saber y Ganar de hoy han citado un cuadro famoso sobre la Arcadia y con una leyenda, en latín, sobre la presencia de la muerte: «incluso allí»

Miércoles 15 de mayo de 2024
Acampadas en muchas universidades de Norteamérica y Europa a favor de Palestina.

Jueves 16 de mayo de 2024
Montando, con Rita, la caseta de la Feria del Libro de Fuenlabrada.

Viernes 17 de mayo de 2024
Paredes, 11.º viaje. Nuestra joven parra crece con brío.
122 años del nacimiento de mi madre. Si estuviera hoy,

viendo mis circunstanciales vicisitudes, me recordaría: «No somos monedas de cinco duros, que gustan a todo el mundo.» y, también, «¡Nos ha mirado un tuerto, hijo!»

Sábado 18 de mayo de 2024
Fiesta en honor de la Virgen del Sagrario en Paredes de Sigüenza. Comida de fraternidad, en una nave muy bien (re)habilitada. 50 personas de al menos tres generaciones, y especialmente

afectuosas. Intercambio de (abundante) comida. Llevo una caja de libros para regalar… que no se agotan.
Anécdota de la (pequeña) bandera, colocada en una de las paredes, con la leyenda «Con dos gotas de sangre y un rayo de sol hizo Dios una bandera y se la dio a un español», que reprueba uno de los asistentes. Los dulzaineros (dos dulzainas y dos tambores), bastante sectarios pero buenas personas (o viceversa), alegran la fiesta.

Domingo 19 de mayo de 2024
En el entierro de Manuel Álvarez Machado, unigénito de Leonor, la hija de Francisco Machado Ruiz. Manolo, al que traté bastante cuando visitaba habitualmente a Leonor, que deja viuda, tres hijos (Leonor, Manuel y Manuel) y nueve nietos. He ido con Deme (que trabajó en la casa de Leonor durante casi 50 años).
Discurso vehemente (y nada diplomático) de Javier Milei, flamante presidente de la República Argentina, ante un público entregado en la fiesta de Vox en el Palacio de Vista Alegre, con una mezcla de elogio apasionado del liberalismo (defensa a ultranza de la vida, de la libertad y de la propiedad); ataque desmesurado a los «zurdos», al socialismo con una mezcolanza de argumentos respetables y frases zafias e impertinentes (como cuando ha citado a la mujer de Sánchez). Bueno documento para la «batalla cultural» en clave hispana (al pan, pan y al vino, vino).

 

 

Entradas relacionadas:

Esta entrada ha sido publicada en 3.652 noches... o más y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.