Perdonar al franquismo

(Para C.S., D.P. … y otros amigos con los que he discutido esta cuestión)

Francisco_de_GoyaEl 20 de noviembre de 2015 puse en mi muro de Facebook un enlace al texto de ese mismo día en este blog «40 años» con la siguiente entradilla: «“Franco ha muerto”… hace 40 años. DEP. Y nosotros, que estamos vivos, aprendamos de la Historia.» Este texto  no tuvo ningún comentario en el blog pero en el Face y directamente sí recibí algunas críticas que me dolieron personalmente y algunas otras que me reconfortaron. Respondí a todas ellas lo mejor que supe pero me propuse volver sobre el tema con más argumentos. Ahora lo hago (sin cerrar definitivamente la cuestión) aprovechando otra efemérides significativa como es el octogésimo aniversario del comienzo de la guerra civil.
Mi texto en el blog terminaba con este resumen: «Franco y su régimen murieron hace 40 años. Pero aquella etapa de nuestra historia no puede despacharse de forma simplista.» Para no despacharlo de forma simplista, creo que hay que comenzar por afirmar sin ambages que, siempre en mi opinión, el franquismo (como régimen político, como ideología cerrada, como realidad social) es ya meramente un hecho histórico… que se cerró el 6 de diciembre de 1978, con la aprobación por el país de una constitución democrática, y las leyes que de ella se derivaban (la famosa Transición, que tanta admiración causó en los países de nuestro entorno), aunque muchos no supiéramos verlo en ese momento y tuviéramos que aprender sobre la marcha a vivir en el nuevo régimen. Pero también, hay que reconocer que, paradógicamente, nos encontramos con un antifranquismo vigente, operativo, en grupos e individuos que lo mantienen y airean contra todo sentido común.
Si ese antifranquismo está motivado por la ingenuidad o falta de comprensión de la historia o por no haber podido superar las heridas recibidas por el antiguo régimen o como consecuencia de la lucha contra él y
las personas que lo mantienen viven en el dolor o en el rencor (o en ambos sentimientos), si ese antifranquismo, insisto, es por estas causas, hay que ser comprensivos y respetuosos… y decirles que nada mejor para salir del dolor o del rencor que perdonar. Perdonar para comprender, para comprender al enemigo pero también a uno mismo, para entender los intereses e ideales de todas las partes, para poder analizar las causas y la consecuencias. Perdonar al franquismo para perdonar a España (esa Madre España, según el hermoso poema de Miguel Hernández),  a su historia, con muchas sombras (como todos los países) pero plena de luces; perdonar para perdonarnos, para no seguir alimentado la terrible idea de las dos Españas que, si tuvo justificación hace un siglo, debe ser erradicada con plena determinación, con todas las consecuencias…

Pero sobre todo, es necesario, perdonar al franquismo para desenmascar a ese
antifranquismo hipócrita, interesado, alimentador de odios y revanchas, partidario de apoyar a cualquier movimiento disgregador y destructivo, como los separatismos y los populismos (corrupción y demagogia en su forma más peligrosa), que no dudan en manipular la historia y la realidad presente para conseguir sus ambiciones.
Perdonar, pues, al franquismo para no vivir en el pasado, para no repetir sus errores,
para aprender tanto de la derrota como de la victoria, para poder afrontar lúcidamente los nuevos problemas, para seguir avanzando, para que la reconcili2016-07-18_1104ación nacional, que hace 60 años podía parecernos una maniobra táctica o una utopía, pero que ha resultado ser la causa y el efecto del nuevo régimen democrático, sea aceptado por todos como un hecho cierto que ha cerrado definitivamente, y con todas las consecuencias, una etapa especialmente dramática de nuestra historia.

Nueva Generación: por la reconciliación nacional de los españoles Año I Número 1 . 1958 febrero 1

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Perdonar al franquismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.