40 años

images

Leí hace 40 años, en francés, una biografía de Lenin de la que solo recuerdo la conclusión, una frase breve pero rotunda, que me impresionó entonces, a pesar de (o quizá por) su sencillez y que he retenido en mi memoria: «On cherche l’homme, on trouve l’Histoire» (Se busca al hombre, se encuentra la Historia). Así es con los hombres importantes… pero también con cualquier hombre, con cualquier persona a la que nos acerquemos, directamente o a través de referencias y documentos. Nadie es reconocible, nadie puede ser comprendido fuera de un contexto, fuera de la historia. Y cuando tenemos en cuenta esa historia, sea la «gran» historia de países, épocas, etc., sea la «pequeña» historia de una familia o de un lugar concretos, aprendemos que el reduccionismo nos puede llevar al error: no podemos encerrar una biografía en un «tuit», en un párrafo ingenioso de un artículo periodístico, en una espinela.

Creo que todo esto viene a cuento hoy, cuando se cumplen 40 años de la muerte de Francisco Franco Bahamonde, que dirigió a las fuerzas armadas sublevadas contra la Segunda República, que consiguió la victoria en una terrible guerra civil, manteniéndose durante 36 años como Jefe del Estado, hasta su muerte natural. Hay una amplia bibliografía y miles de artículos sobre Franco pero en mi modesta opinión aquellos libros o artículos que se limitan a acotar al individuo y definirlo con meras etiquetasi no nos ayudan a comprender una etapa de la historia de España que tanto ha influido en la que estamos viviendo ahora y que, en muchos aspectos, aún no ha sido superada totalmente… aunque la edición de hoy de EL ESPAÑOL lo afirme de forma rotundaii

Por supuesto que me parece estúpido reivindicar el franquismo (como ideología o sistema político) a estas alturas, tan estúpido como sostener que sigue vigente entre nosotros, en importantes sectores de la sociedad. Franco y su régimen murieron hace 40 años. Pero aquella etapa de nuestra historia no puede despacharse de forma simplista.

 images (1)

iUn ejemplo: un artículo publicado ayer en El Mundo: http://www.elmundo.es/opinion/2015/11/19/564ceb6a22601d9f538b45d9.html

iihttp://www.elespanol.com/edicion/20151120/80631937_14.html

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.