Prensas y conatos, libros y lechuzas

(Con MdelC)

20141209-lledo1Acto solemne de entrega del XVIII Premio Antonio de Sancha en el muy adecuado Auditorio de Casa del Lector, en el Matadero de Madrid. 9 de diciembre de 2014. Con las autoridades competentes: Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Ignacio Wert (que cita bien a Antonio de Sancha, explicándonos sus «prensas y conatos», y nos anima a perseverar en nuestra noble labor a los editores; César Antonio Molina, Director de la Casa (y que fuera también ministro del ramo) que intervendrá en la conversación con el maestro sobre su pensamiento; Juan Cruz, periodista y escritor (¡y privilegiado alumno del premiado!) que interviene también en esa conversación, donde le recuerda, entre otras cosas, la anécdota de cuando, siendo niño don Emilio, el padre le dijo: «niño: mira que si tu alguna vez…»; Isabel Rosell, Directora General de Archivos, Museos y Bibliotecas de la CAM.; Rosalina Díaz Valcárcel, Presidenta de la Asociación de Editores, con su discurso siempre claro, siempre amable y reivindicativo; Amalia Martín, expertísima en estas celebraciones… y los viejos amigos del Gremio… y mucho público interesado en tan importante acto.
Buen premio y mejor premiado, don Emilio Lledó, que tanto nos ha enseñado, a  través de sus libros y artículos, a los que no tuvimos la suerte de asistir a sus aulas (a mí, especialmente, con su magnífico El epicureísmo). El buen pedagogo enseña en todo momento, sobre todo con el ejemplo. Y por eso, cuando él habla de su biblioteca, cuando él nos cuenta, de forma amena pero «rigurosamente filosófica», cómo su hogar está lleno de libros amigos, libros exigentes (que te obligan a pensar), libros amables (que te sacan de dudas y te estimulan)… Don Emilio Lledó pone el énfasis ahí: sus libros son libros reales, físicos, tangibles, manejables, que pueden comunicarse con él a través de todos los sentidos, sin ninguna intermediación ni energía externa. Él profesor Lledó juega con la palabra ebook que por su fonética podría ser la lechuza francesa (hibou) y, como buen intelectual atento a todo lo importante que está pasando (que es todo), nos desmuestra que también está atento a las inteligentes viñetas de El Roto y recuerda una muy importante sobre los libros («—Antes nos quemaban, ahora nos digitalizan. —No es lo mismo. —Ya veremos.») y cuenta entrañables anécdotas como la citada más arriba, o la de su primer viaje a Alemania con aquellas maletas de madera de los viajeros modestos, sin Erasmus…
Don Emilio (que ha recordado el famoso diálogo del Fedro de Platón entre Taus y Thetus sobre la escritura y la memoria, no duda en calificar de disparate la noticia «finlandesa» (parece que mal interpretada y mal tratada en las redes sociales y los media) de suprimir la escritura a mano y la caligrafía. Él, como gran erudito, sabe que la inteligencia comienza en nuestras manos («El hombre piensa porque tiene manos»  dice Aristóteles, atribuyéndole la frase a Anaxágoras) y que cuando las utilizamos para aprehender, aprendemos. Por eso, él (y cuantos le seguimos) sabe que la caligrafía en las escuelas es tan necesaria como la ortografía, como todas las disciplinas (por algo se llama así a los saberes y a los estudios) para educarnos en las técnicas necesarias para desarrollar el lenguaje hablado, escrito, leído, etc. y, sobre todo, para desarrollar en cada educando el amor hacia ese prodigio del lenguaje humano. Por eso don Emilio, que ha reconocido modestamente que no conocía casi nada de la ingente labor de Antonio de Sancha y ahora, después de elrotodocumentarse, le produce una gran admiración, valora a los editores, que, en tanto que trabajadores de la cultura escrita, se ocupan de facilitar que el pensamiento humano, en cualquiera de sus formas, llegue de la mejor manera a sus destinatarios.
Una lección de modestia, de amor por el conocimiento, de amor por la gente… de sabiduría. Y una jornada estimulante (incluyendo el generoso cóctel que se sirvió después y los numerosos corrillos y conversaciones que facilitó).

Esta entrada fue publicada en Crónicas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Prensas y conatos, libros y lechuzas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.