Enero de 2022

 

Sábado 1 de enero de 2022
Anoche, cena de Nochevieja en casa de Vera (la familia casi al completo). Lástima que Naír estuviera ausente (con su madre en Galicia) porque es especialmente emotivo ver a los niños plenos de vitalidad (Olmo entusiasmado con los juegos que compartía con sus primas mayores). La foto me la hizo mi nieta mayor.[Np]
Hoy, día de relajo… aunque no se puede dejar de prestar atención a las noticias más significativas, como esta que que leo en elCatalán.es: Albert Donaire, mosso separatista muy activo en la Red (y a quien Carlos Herrera definiera hace poco como un «nazi con pistola» por pedir públicamente que se acosara al niño de Canet de Mar cuyos padres han exigido que reciba clases en español según la Ley y la sentencia del TRJC), despide el año con un tuit en catalán especialmente provocativo: «Una Cataluña independiente no puede empezar sin limpiar y haciendo como si nada ante todos los abusos cometidos por la oligarquía, jueces, fiscales, políticos coloniales. Se juzgará a cada uno de los represores y colaboracionistas que ha tenido el Estado. Quien la hace, la paga.» (traducción del periódico).
También es obligado ver y escuchar atentamente el (deslumbrante) concierto de Año Nuevo de Viena (100 países conectados), dirigido en esta ocasión por Daniel Barenboim, que cumplirá este año los 80 y que también es admirable por su labor en pro de la concordia entre los pueblos (es Premio Príncipe de Asturias de 2002). de 2002).

Domingo 2 de enero de 2022
Escucho una entrevista en EsRadio. Me impresiona la personalidad y la biografía de Eduardo López-Collazo, actualmente director científico del Hospital de La Paz, cubano exiliado, eminencia científica reconocido internacionalmente…
Quería hacer una entrada en el blog con el tema de los buenos deseos de principio de año… pero me vence la fatiga. A ver si aprovechando el próximo puente…

Lunes 3 de enero de 2022
Con Ana María y su nieta Nika, que ha crecido mucho desde el año pasado.[Np]. Con Marina y Andrés, programando la revista de este año. Con Charo, sobre ukeleles y (también) sobre Aprender a Pensar.[Np]

Martes 4 de enero de 2022
Mucha tensión en la oficina con el cierre del ejercicio. Menos mal que tengo la ayuda de Amparo.[Np]

Martes 4 de enero de 2022
Mucha tensión en la oficina con el cierre del ejercicio. Menos mal que tengo la ayuda de Amparo.[Np]

Miércoles 5 de enero de 2022
Con Yolanda Soler (a la que he encontrado espléndida) sobre el centenario de José Hierro… y sobre otros libros.
Con Unai y las dos niñas, una breve visita, de camino a casa de los abuelos maternos a preparar los regalos de Reyes.[Np]

Jueves 6 de enero de 2022
Pascua Militar, ayer. Sobre el posible regreso de Juan Carlos a España, un tertuliano afirmaba que, a pesar de las fechorías (de tipo sexual o económico) que haya podido hacer (sobre todo en su última etapa), la Historia (por ejemplo dentro de 100 años) reconocerá lo mucho que hizo el Rey por España. Yo hubiera pensado más o menos así hace dos o tres décadas… pero, después de darle muchas vueltas, creo que fracasó en la tarea más importante que tenía que realizar: defender (contra viento y marea) la legitimidad de la Transición (y consecuentemente con ello, la legitimidad del régimen político anterior, del que él y su familia eran los principales beneficiarios); por cobardía o por otras carencias, «borboneó» y evitó «coger el toro por los cuernos» (con todos los riegos que ello pudiera conllevar) en grandes cuestiones. Por supuesto, la situación no era nada fácil… pero si uno acepta la tarea de encabezar nada menos que la restauración (reinstauración, según la definición de Franco) de una monarquía centenaria tiene que entregarse en cuerpo y alma a ello.
Pascua Militar, hoy: Poca repercusión en los medios (por ejemplo, el telediario de Antena 3 da la noticia en tercer lugar, detrás de los datos de la pandemia (lo que parece natural) y detrás de la referencia a que hoy hace un año se produjo el asalto al Congreso de los EE UU (lo que no parece natural). El discurso de Felipe VI, como no podía ser de otra manera, es protocolario… pero creo que merece la pena destacar uno de sus párrafos: «…precisamente, al cumplirse 10 años del cese de la brutal violencia de la banda terrorista ETA, quiero honrar con gran emoción la memoria y dignidad de las víctimas del terrorismo. Muchas de ellas pertenecían a las FAS y a las FyCS. Enviamos a sus familias un mensaje de ánimo y de admiración. Su fortaleza y altura moral nos sirve de guía a todos los españoles…»

Viernes 7 de enero, de 2022
Por casualidad, veo en TVE una entrevista que hacen a Coral Herrera Gómez. La conocí en un Liber y leyó mi libro Un hombre a una mujer y lo encontró excelente, así que le ofrecí hacer el prefacio de Diario de una mujer requerida… y así se publicó. Pero luego ella se hizo una activista de la teoría Queer y perdimos el contacto… aunque he tenido bastantes noticias en la Red sobre ella.
Me desvelé en la madrugada y leyendo El chico de la comunidad (Marie von Ebner-Eschenbach, editorial Funambulista, con traducción de Miguel Ángel Álvarez) cuando, entre sus muchas tragedias, llevan preso al chico y las malas gentes se mofan de él gritando «¿Vas con tu padre [que había sido ejecutado] o con tu madre [que sufre internada en un psiquiátrico]?» pienso en cuantos niños maltratados por la vida se han visto en situaciones parecidas: tener la sensación de que hay que elegir entre seguir el camino del padre o el de la madre, ambos igualmente trágicos.
Me dejé engañar por las ofertas falaces de Yoigo y cuando hemos recibido la primera factura ya parece inútil presentar reclamación.
También tengo pendiente una reclamación ante la mutua… ¡qué fatiga!

Sábado 8 de agosto de 2021
He trabajado intensamente esta mañana durante unas horas… pero con buen rendimiento. A ver si consigo reorganizar de una (puñetera) vez la oficina.
Amparo me llama la atención sobre «Una entrevista en el pasado con H. G. Wells», que publican Guillermo Díez y Carlos Uriondo en la revista CLIJ, núm. 305, donde reflejan ideas y palabras del escritor: por ejemplo: «El progreso de la humanidad debe pasar por erradicar la pobreza e incrementar la cultural y, en ese sentido, el elemento primordial es la educación de las nuevas generaciones para la transformación del mundo. Se trata sobre todo de la búsqueda de igualdad de oportunidades de forma que lleve a una equiparación en la consideración social y la recompensa individual. En ese sentido no creo en un ingenuo igualitarismo social sino que abogo más por el mérito individual. Nunca he creído en la superioridad de lo inferior.»

Domingo 9 de enero de 2022
Desde el momento en que el hombre escribe y expresa sus pensamientos en forma comprensible a los demás, se cumple el fin del lenguaje «transmitir lo pensado a lo escrito».
Larga y estimulante conversación con Héctor. Desde el fracaso de Lenin y los crímenes de Stalin hasta los grandes temas que deberían ocupar la revista este año.

Lunes 10 de enero de 2022
La importancia del guion: Vacaciones (Nancy Meyers, EE UU, 2006, con guion de Nancy Meyers) y Adivina quién viene esta noche (Stanley Kramer, EE UU, 1967, con guion de William Rose )

Martes 11 de enero de 2022
Coche fúnebre, camino de El Carpio, con ataúd y flores… pero sin ningún otro coche detrás. Todo parece indicar que también lleva el cadáver y en ese caso habría que decir con Bécquer «¡Dios mío, qué solos / se quedan los muertos!»

Miércoles 12 de enero de 2022
En los Miércoles de Prometeo (Ángela Reyes).
Sigue creciendo la sexta ola del puñetero Covid.[Np]

Jueves 13 de enero de 2022
Conferencia en el Ateneo: Silvia Villacañas Beades. Directora General de Planificación Estratégica del Ayuntamiento de Madrid. El Bosque Metropolitano. Una serie de proyectos (hasta cinco) para hacer un gran anillo verde alrededor de la ciudad en diez años; 35.000 has., un millón de árboles; presupuesto de 400 millones… Conciencia ambiental, desarrollo sostenible, movimientos ecologistas… Ya en el siglo XIX y sobre todo a partir de 1902 hay proyectos en este sentido. No conocía que hay una serie de cerros en Madrid con especial significado el Cerro Almodóvar (hay que visitarlo) y tampoco había considerado la importancia de los arroyos y riachuelos afluentes del Manzanares: Meaques, Abroñigal (que recordaba de mis tiempos en Ruedarsa), Butarque y, sobre todo, el Culebro. Depuradoras de agua, sobre todo las de la China, la Gabia y Butarque… Huertos urbanos, plantaciones de árboles a cargo de vecinos, el Bosque de los Abrazos perdidos…

Viernes 14 de enero de 2022
«Yo soy escritor sólo cuando escribo. El resto del tiempo me pierdo entre la gente.» Haroldo Conti (1925/1976). Rechazó una beca Guggenhein por ser parte del imperialismo norteamericano en América Latina y fue torturado y «desaparecido» por la dictadura de Videla. Su lema: «Hic meus locus pugnare est hinc non me removebunt.» (Este es mi lugar de combate, y de aquí no me moveré). Por lo que sé de Conti y del contexto en que se movió, este sería un ejemplo más, entre millones, de la diferencia esencial entre nazismo y comunismo: en el primero, salvo excepciones, solo hay verdugos; en el segundo, al lado de terribles verdugos, hay miles, millones de idealistas que se convirtieron en mártires de una causa-utopía digna de ser estudiada profundamente.
En el Ateneo, en la presentación del libro de Cayetana Álvarez de Toledo, con ella y Juan Luis Cebrián. He tomado notas… pero ahora estoy cansado.

Sábado 15 de enero de 2022
Desayuno con algunos del Grupo de Opinión Cascorro. Nos proponemos estudiar cuatro aspectos fundamentales para entender la situación. Me pido la Transición.
En el Ateneo, Sección de Teatro (de la tendencia 1820), una interesante (pero un tanto confusa) conferencia sobre los mitos y la mitología griega para entender el mundo.

Domingo 16 de enero de 2022
Recopilando notas para la charla de febrero sobre «La vida vista a los 80 años» y la Transición.
Tengo pendiente de registrar algunos sueños recientes. A veces cuando me despierto de (o recuerdo) un sueño que me parece interesante tomo una nota (escrita o de voz) para luego redactarlo (brevemente) en un anexo a este nochario. Como es endémico en mí desorden, bastantes se pierden.
Por casualidad me entero de que hay una petición para registrar una Asociación Nacional, cultural e histórica de Víctimas del Frente Popular.

Lunes 17 de enero de 2022
«En resumen, ser una persona especialmente sensitiva tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. De la misma forma que pueden experimentar con mayor intensidad los aspectos positivos del mundo, como la belleza, el amor o el equilibrio; también pueden experimentar con mayor intensidad los aspectos negativos, como el dolor o el sufrimiento.» Un artículo publicado en La Razón explica la diferencia entre ser una persona hipersensible (yo siempre que puedo, medio en broma medio en serio, me atribuyo esa condición) y una persona altamente sensible… pero de las características que les atribuye, la verdad es que podría adjudicarme más de la mitad. https://www.larazon.es/salud/20220116/ddkalgcyyzauha2pyftmkctej4.html?utm_source=redaccion&utm_medium=webpush&utm_campaign=notificacion#pk_campaign=MASwpn&pk_kwd=

Mi hermana, confinada en su residencia, ha tenido que celebrar su cumpleaños en soledad… pero la ha alegrado mucho recibir un ramo de flores, una caja de bombones y (lo que siempre pide ella) una tarjeta firmada.

Martes 18 de enero de 2022
En el sepelio de Juan Serraller. Una treintena de personas. Obituario muy elogioso en El País.[Np] Después he aprovechado para visitar las tumbas de Julia Trujillo y de mi madre.
Con Rocío, sobre el futuro y sobre el momento de la Editorial.[Np]
Comprando una olla a presión con la ayuda de Charo.

Miércoles 19 de enero de 2022

Dos noticias terribles pero que te ayudan a comprender nuestro aquí y ahora: las estadísticas demuestran que se venden más pañales para ancianos que para bebés; en una residencia de mayores de Moncada (Valencia) se produce un incendio y mueren, al menos, seis ancianos: ¿no había medidas suficientes? ¿No actuó el personal con la necesaria diligencia? ¿Tomarán conciencia los egoístas de que si no protegemos a los débiles uno de los principales pilares de nuestra civilización se quiebra?

Jueves 20 de enero de 2022
Bruno Le Maire, ministro de Finanzas de Francia, en una conferencia dirigida a los jóvenes, estimulándolos a apartarse de (lo fácil) las pantallas y habituarse a la lectura: «Las pantallas os devoran, la lectura os alimenta. Esa es la diferencia. Las pantallas os vacían, los libros os llenan. Esa es la diferencia.» «La literatura y los libros os permitirán descubrir hasta que puntos sois únicos.» Paradoja: su magnífica exhortación se

difundirá, sobre todo, a través de las pantallas… pero ello demuestra que se pueden poner estas al servicio de «la necesidad y el placer de la lectura» como es el lema de Ediciones de la Torre.
Facebook me recuerda que hoy hace siete años puse en mi «muro» una foto publicada por la RAE con el siguiente comentario, en forma de tuit: «Tibio sol del invierno / y, firme, tras él, / ¡la Primavera!» Por cierto, hace tiempo que no actualizo mi lista de poemas y prosas…

Viernes 21 de enero de 2022
Tambores de guerra en Ucrania y, por extensión, en Europa, incluida España. Asunto complejo.
Con Marina Ruiz Mancha y sus padres, firmando el contrato para su primer poemario… ¿Hemos descubierto una nueva escritora?

Sábado 22 de enero de 2022
Estos días, he tenido un par de sueños dignos de ser registrados en el anexo de este Nochario.
En Twitter (y sin duda en toda la Red) alguien se pregunta: «Entonces, Pedro Sánchez va a enviar tropas españolas a morir para defender el derecho de Ucrania a estar cubierta por el paraguas de la OTAN, mientras que Ceuta y Melilla siguen sin estar cubiertas por el paraguas de la OTAN?»
Dando vueltas a lo de «La vida vista a los 80 años». A ver cómo combino personas (o personajes) y frases, como, ejemplo, Gelsomina y «Los dos guerreros más poderosos son la paciencia y el tiempo.» León Tolstói.

Domingo 23 de enero de 2022
Mientras paseo con los Trufos, a primera hora de la mañana, escucho la radio. Hoy, en Radio Clásica, «La hora de Bach», de Sergio Pagán (que hace mucho que no dice «este aria» o cosas similares… quizá porque recibió mi protesta), la Partita núm. 2 para violín solo. La primera vez que la escuché (hace muchos años, recuerdo que iba en la furgoneta cerca de la estación de Atocha) tuve que pararme porque me había producido una emoción especial… Es una de mis piezas favoritas (y no solo por la famosa Chacona) y la escucho muy a menudo (en realidad, escucho siempre que tengo ocasión toda la obra de Bach) pero hoy, en otro contexto bien diferente, he sentido algo parecido a aquella primera vez.

Lunes 24 de enero de 2022
En internet, alguien se pregunta cómo se ha podido pasar de una deuda pública del 17% del PIB (en 1980) al 122% y una presión fiscal un 60% superior… y dónde ha ido a parar todo ese gasto.

Martes 25 de enero de 2022
En Traumatología. Artrosis; de momento, solo plantillas especiales y rodilleras… ¡Uff!

Miércoles 26 de enero de 2022
Sigue la tensión en Ucrania. Es muy interesante comprobar cómo opera la «diabólica dialéctica» en estos casos. El cruce de intereses, los «relatos» falaces, el miedo…

Jueves 27 de enero de 2022
Jornada de trabajo duro, intentando poner al día las (desordenadas) cuentas.
La bajante de la obra de la comunidad ha hecho (casi) imposible dormir en la habitación y hemos decidido pernoctar en un hotel del barrio. Hotel Juan de Austria. un cuatro estrellas un tanto envejecido (de ahí su bajo precio) pero muy acogedor.

Viernes 28 de enero de 2022
Dando vueltas a mi artículo sobre la Transición. No encuentro una cronología, que sería fundamental.

Sábado 29 de enero de 2022
Celebración en el restaurante La Encarnación, comida casera en Maudes 9.[Np]
Y luego merienda con Unai y las niñas, siempre tan estimulante

Domingo 30 de enero de 2022

Visita guiada (magnífico el trabajo de Masha) en el último día de la exposición La Máquina Magritte, en el Thyssen. Por supuesto que Magritte es un gigante y que mi escasa formación en las artes plásticas no me permiten desarrollar las ideas que me ha sugerido la exposición… pero hay algo que siempre me inquieta cuando veo obras de este tipo, y en general de todas las obras de «las vanguardias» (dadaísmo, surrealismo, futurismo, cubismo, expresionismo…): ¿No habrá demasiado esnobismo y egolatría? ¿Se alimenta desde esas «vanguardias» un simulacro de revolución que abortaría la segunda (y necesaria) gran revolución de las burguesías?
Apoteosis Nadal, al conseguir su 21 gran premio (el Abierto de Australia) lo que lo sitúa como número 1 del mundo y, según muchos, el mejor deportista español de todos los tiempos. En alguno de mis grupos en la Red se cruzan mensajes eufóricos. Apostillo: «¡Buen deportista, buen español, buena persona!»
Santiago Abascal consigue realizar una «Cumbre de Madrid», con Viktor Orban (Hungría),  Mateusz Morawiecki (Polonia), Marlene Svazek (Austria), Tom Van Grieken (Bélgica), Krasimir Karakachanov (Bulgaria), Martin Helme (Estonia), Marine Le Pen (Francia), Valdemar Tomasevski (Lituania), Rob Roos (Países Bajos) y Aurelian Pavelescu (Rumanía). Para ellos, y algunos periodistas españoles, una reunión de patriotas (Grupo Conservadores y Reformistas en el Parlamento Europeo); para la mayoría de las fuerzas políticas y periodistas españoles, una reunión de ultraderechistas. Merece la pena leer la declaración final.

Lunes 31 de enero de 2022
A pesar de mi famoso li-te-ci-con-ex-con-ex, hace meses que no íbamos al Auditorio Nacional. Un excelente concierto de la Swiss Orchestra, creada hace un par de años en Basilea y dirigida desde el principio por Lena-Lise Wüstendörfer. A pesar de que el objetivo de la orquesta es sobre todo difundir la obra de autores suizos de las cuatro regiones lingüísticas, el programa de hoy era internacional: una obra contemporánea de Helena Winkelman («Conversaciones de árboles»), un Mozart (el Concierto núm. 5 para Violín y Orquesta, con Alina Pogostkina como solista) y la maravillosa Séptima sinfonía de Beethoven. Buena interpretación, con una sonoridad magnífica (aunque había poco más de 40 profesores)… pero he recordado a mi ídolo Celebidache que aconsejaba tocar más despacio.
Un buen contrapunto a las tensiones del cierre de ejercicio que mi gestoría ha tenido que hacer «deprisa y corriendo».
A pesar de que parece que ha bajado el nivel de mis escritos en el blog sigo teniendo una media de 75 «visitantes» cada día (más de 27.000 al año).

Entradas relacionadas:

Esta entrada ha sido publicada en 3.652 noches... o más y etiquetada como , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Enero de 2022

  1. Luis Terol del Perol dijo:

    Lo del espumillón en torno al cuello “mejora el original”. Bravo.
    Feliz Año 2022, porque peor que el anterior no puiede ser.
    Luis

  2. librosyabrazos dijo:

    Gracias, amigo, tienes razón. Feliz Año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.