La ingeniosa gente de Tabarnia

Tabarnia

Ingenio, y sus derivados, es palabra importante en el idioma español. No es casualidad que figure en el título de nuestro libro más universal: Cervantes conocía bien su riqueza filológica. Copio aquí algunas de las definiciones del DRAE: «Facultad del ser humano para discurrir o inventar con prontitud y facilidad. Intuición, entendimiento, facultades poéticas y creadoras. Industria, maña y artificio de alguien para conseguir lo que desea. Chispa, talento para ver y mostrar rápidamente el aspecto gracioso de las cosas.»
Todas ellas, creo, les cuadran perfectamente a las gentes de Tabarnia, que han sabido desbaratar la grosera y cínica agit-prop de los separatistas catalanes, empeñados en hacernos comulgar con sus ruedas de molino, sus derechos a decidir (por los demás españoles), su revolución de las sonrisas (salvo cuando hay que apalear a guardias civiles o policías nacionales o amenazar a vecinos que repudian la esteladas o, lo que es mucho  más grave, cuando hay que acosar a los niños de lengua materna española), su chulesco desafío a Estado (aunque luego, cuando son citados por el juez, se acobarden y renieguen de sus actos delictivos).
Lo han hecho movilizando a los vecinos que antes estaban amedrentados, manifestando su orgullo de ser tan catalanes como españoles o viceversa, utilizado en contra de los separatistas los propios argumentos de estos… y todo ello con alegría, con buen humor, con mucho ingenio.
Sí, las gentes de Tabarnia –con su facultad «para discurrir o inventar con prontitud y facilidad», sus «facultades poéticas y creadoras», su «maña y artificio […] para conseguir lo que desea», su «chispa, talento para ver y mostrar rápidamente el aspecto gracioso de las cosas»– han demostrado una vez más que es posible enfrentarse al golpismo de los separatistas catalanes y la indolencia cómplice del Gobierno de España, con ingenio, con mucho ingenio. Se merecen, por tanto, que su manifestación de mañana en Barcelona, que formará cadena con las que se celebraron el 8 de octubre y 6 de diciembre del año pasado, tenga la asistencia y la repercusión máximas… y el apoyo de cuantos, coincidiendo plenamente con su estrategia y su táctica, no hemos podido asistir por razones de fuerza mayor.

descarga

Esta entrada fue publicada en Emociones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La ingeniosa gente de Tabarnia

  1. J. Gustavo Catalán dijo:

    Tabarnia es una excelente respuesta. Una vez más, el humor puede terminar por llevarse el gato al agua y, si permease tanto al Gobierno como a los indepes, seguramente el cansino tema cobraría una nueva dimensión. Que ya va siendo hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *