40 años como 40 soles

40LOComo dijimos en nuestra tarjeta de felicitación de estas Fiestas, 2016 es un año especial porque cumplimos 40 años como 40 soles.  Insistíamos también en esa tarjeta que estas cuatro décadas, no exentas de «tormentas y dificultades […] nos llenan de orgullo y, sobre todo, de gratitud.» Son palabras sinceras, no comerciales, porque llegar hasta aquí no ha sido fácil pero no cabe duda de que las satisfacciones son infinitamente mayores que los sinsabores.
1975 fue un año de grandes incertidumbres: había muerto el general Franco, pero no se sabía si su régimen podría perdurar o si el nuevo Jefe del Estado, el Rey Juan Carlos I, se mantendría fiel a los Principios Fundamentales del Movimiento, que había jurado, o capitanearía una transición hacia un nuevo régimen de libertades. Tampoco el mundo exterior ofrecía demasiadas certidumbres[i]. En ese mundo y en ese país inciertos, nos habíamos propuesto, una vez superada la aventura romántica de la militancia «revolucionaria», «hacer algo» (Dubsek dixit) en el terreno que nos parecía más necesario en aquellas circunstancia, en el mundo de la cultura, en el mundo más concreto del Libro, donde se podía actuar, con cierta eficacia, de manera independiente y sin necesidad de montar una gran estructura. Así nació Ediciones de la Torre, que se planteaba como una plataforma, una empresa cultural capaz de aprovechar los estrechos márgenes de libertad que ofrecía el régimen vigente y, en la medida de nuestras modestas posibilidades, ampliarlos, abierta a personas, a escritores y pensadores preferentemente españoles, que tuvieran algo que decir sobre nuestra sociedad y nuestro tiempo, a través del ensayo, de la narrativa, de la poesía… En ese contexto apareció nuestro primer libro Anuario de las relaciones laborales en España, 1975 que presentamos en en la Feria del Libro de mayo de 1976 y nuestro segundo libro, Madrid/Barrios, 1975. Como se puede ver por los títulos, una atención preferente a los grandes problemas socio-políticos y los grandes movimientos de masas de aquel tiempo y de aquel país (diferentes en muchos sentidos pero también muy parecidos en otros a los que tenemos ahora). Inmediatamente vinieron otros títulos como El hombre y el trabajo, hermoso poemario de Arturo Serrano Plaja, o el libro de nuestro poeta más querido Miguel Hernández para niños, que se ha convertido en uno de nuestros mayores éxitos.
Nacíamos como una plataforma de actividad cultural progresista pero absolutamente independiente de cualquier partido político o grupo económico; de hecho una de las primeras veces que aparecimos en la prensa fue en un artículo de don José Luis López Aranguren en el que saludaba la aparición de nuevas editoriales al amparo de la apertura política y señalaba que la que le parecía más independiente era Ediciones de la Torre. Creo que podemos afirmar que, para bien y para mal, esa independencia se mantiene hoy, contra viento y marea, tan firme como el primer día.
A partir de los primeros títulos establecimos tres grandes líneas de desarrollo de la editorial: una línea de literatura infantil y juvenil, que se inició con el ya citado Miguel Hernández para niños y que luego se desdobló en varias colecciones que forman la Biblioteca Alba y Mayo (para niños y jóvenes que leen inteligentemente), tomando el nombre de un precioso verso hernandiano. Una línea con el nombre de Proyecto Didáctico Quirón (por una enseñanza crítica y democrática), que había iniciado Grupo Cultural Cero (nacida sobre los escombros de la muy popular entonces ZYX), y una línea de ensayo, narrativa y poesía bajo el nombre de Biblioteca de Nuestro Mundo (Para personas que sienten, piensan y actúan). Al cabo de 40 años seguimos fieles a esas líneas editoriales y seguimos buscando lectores para ellas.
Naturalmente, nosotros evolucionábamos, nuestro catálogo crecía en el contexto de una sociedad, nacional o internacional, que cambiaba profundamente. En España se había promulgado la Constitución Española, que mucha gente no supo valorar entonces suficientemente y que establecía el mayor régimen de libertades que hemos tenido en nuestro país, en toda nuestra historia; se había producido la reorganización de la derecha y la desaparición del Centro (UCD) y un desarrollo portentoso, con la ayuda de la Internacional Socialista, del PSOE, que acabó dirigiendo el país durante 14 años. Habíamos pasado por el trance del 23 de febrero de 1981, habíamos tenido la alegría de entrar en la Comunidad Europea en 1986 y la alternancia entre el Partido Socialista y el nuevo Partido Popular, entrando así en el denostado bipartidismo (aunque es una etiqueta equivocada porque en la mayoría de los casos cada uno de esos partidos ha gobernado con la complicidad, en ambos sentidos, de los partidos nacionalistas); habíamos tenido el terrible atentado del 11 de marzo de 2004 (aún recuerdo cómo fui a recoger a Esther Müller cerca de Atocha para poder llegar al trabajo)… Habían aparecido nuevas colecciones importantes: el Programa de Filosofía para Niños (creado en Estados Unidos por el buen pedagogo Matthew Lipman y desarrollado en España por el Centro de Filosofía para Niños, creado a ese efecto) y la Biblioteca Nórdica (que, como se ha reconocido por tirios y troyanos, ha sido pionera en el gran desarrollo de la literatura nórdica en nuestro país estos últimos años), con algún premio a la mejor traducción, antologías de narrativa o poesía que han sido muy valoradas y con algunas joyas como El cuento de mi vida de Andersen o Hambre de Knut Hamsun, una de las más grandes novelas de Europa. Alguna colección se quedó por el camino, como la famosa Papel Vivo, donde publicamos prácticamente toda la obra de Carlos Giménez  y obras de otros autores destacados del «9.º arte». Otras colecciones que iniciamos con todo cariño, como Aljófares, no obtuvieron el apoyo necesario de nuestros lectores y quedaron a la espera de mejores tiempos.
Desde nuestra aparición hemos asistido a todas las Ferias del Libro de Madrid (al principio sin caseta, luego ya con caseta compartida  y después, bien consolidado el sello editorial, con caseta individual), a todos los LIBER y hemos frecuentado las ferias más importantes del mundo como Bolonia, Frankfurt, Buenos Aires, Guadalajara, Bogotá, etc. Cuando éramos más jóvenes, celebrábamos cada aniversario de la editorial con una fiesta en la Casa de Campo, uno de los sábados de mayo, donde compartíamos viandas, juegos, discusiones, bailes… (¡algunos años con más de 100 asistentes!). Celebramos los 25 años con carteles y marcapáginas, pero no conseguimos materializar el intento de un libro, resumiendo 25 años de libros y de luchas por los libros. Con los 30 años fuimos más eficaces:  celebramos en el Ateneo de Madrid, con el histórico Salón de Actos a rebosar, un acto brillántísimo y alegre, presentado por el entonces Presidente del Ateneo don José Luis Abellán, con muchos testimonios y poemas y donde distribuimos centenares de ejemplares de nuestra edición no venal de un libro especialmente querido por mí, 30 años, 30 poemas, que recopila otras tantas joyas de la poesía española. Celebramos también los 35 años de la editorial con un acto entrañable que presentaron, en el Círculo de Bellas Artes, Jesús Ayuso y Milagros del Corral y una mesa redonda, en el Ateneo, en el mismo Salón de hacía 5 años, igualmente repleto, con 13 personas representativas de los distintos sectores del Libro, y presidida por el gran lexicógrafo y ortotipógrafo don José Martínez de Sousa, que abordó seriamente el problema del presente y el futuro del Libro. Aprovechando la ocasión me atreví a publicar, con mi nombre, un libro: 35 notas del editor y otros escritos, que me ha reportado no pocas satisfacciones (y alguna decepción).
Muchas cosas ocurridas como se puede ver y suponer durante estos 40 años años. De todo ello se hará en su momento una historia sucinta que ofreceremos a nuestros amigos y lectores y allí dedicaremos un capítulo a mi participación personal en las estructuras gremiales donde he pasado por casi todos los puestos del sector, apoyado por el movimiento de pequeñas editoriales independiente, agrupadas bajo el nombre de Bibliodiversidad y no siempre apoyado por las grandes empresas editoriales del país.
Por supuesto todas estas cosas no se hubieran podido realizar sin haber contado con una nómina de autores, de la A a la Z, de verdadero lujo. Desde Rafael Alberti, Ciro Alegría, Vicente Aleixandre… hasta Emile Zola, que cierra nuestra lista, pasando por todas las letras del abecedario y donde podríamos destacar como más reconocidos (señalemos solo a algunos de los muertos para que ningún vivo se moleste) autores tan importantes como Gracchus Babeuf, Pio Baroja, Cortazar, Rubén Darío, Miguel Espinosa, García Lorca, Knut Hamsun, Heinrich Heine, Juana de Ibarbourou, Mario Kaplún, Matthew Lipman, Antonio Machado, Len Masterman, Gabriel Miró, Pablo Neruda, Blas de Otero, Henrik Pontoppidan, Quevedo, Antonio Robles, Lope de Vega, Celia Viñas, Yaranga Valderrama …
Sin estos escritores y todos los demás que figuran en nuestro catálogo, sin los extraordinarios traductores de otras lenguas al español[ii], sin los  excelentes antólogos con que contamos en todo este tiempo[iii], sin los magníficos ilustradores[iv]… sin todos estos creadores, ¡más de 1.500!, no hubiera sido posible formar un catálogo del que nos sentimos especialmente orgullosos, aunque (todo hay que decirlo, una pequeña parte de los títulos, agotados o descatalogados, quedaron a la espera de una recuperación incierta). Como tampoco hubiera sido posible sin contar con la ayuda  de libreros y distribuidores, bibliotecarios y profesores, críticos y periodistas… sin la ayuda de nuestros proveedores, impresores encuadernadores… y, sobre todo, sin la decisiva ayuda de nuestros amigos lectores que se han mantenido fieles a nuestro fondo editorial, muchos de los cuales nos escriben o nos visitan a menudo en las ferias para darnos ánimos y manifestar su compromiso con nuestra línea editorial. Por supuesto, tampoco hubiera sido posible llegar hasta aquí si no hubiéramos contado con tantos colaboradores, internos o externos, que han pasado por la editorial: siempre hemos tenido equipos pequeños pero muy integrados, con personas que, salvo alguna decepción dolorosa, mantienen con Ediciones de la Torre y con las personas que resistimos aquí una gran amistad.
Con todos ellos entramos en este año festivo y a todos convocamos. Para celebrar un aniversario de tanta importancia, nos hemos propuesto desarrollar un programa que esperamos desarrollar a lo largo de todo el año. Ediciones y reediciones especiales, desarrollo de nuestra revista Aprender a Pensar; reforzamiento de nuestra presencia en la redes sociales; creación de una Fundación en defensa del Libro, del fondo  de Ediciones de la Torre, de la Literatura Infantil y Juvenil, de nuestra Lengua; convenio con una biblioteca pública para legar el fundo y la biblioteca de la Editorial… y, por  supuesto, fiestas,  fiesta donde nos reuniremos con nuestros amigos para conmemorar 40 años como 40 soles y para seguir luchando por los siguientes. Todo esto nos ocupara el año 2016. Esperamos desarrollar todas las actividades previstas a lo largo de todo el año, e iremos avisando por anticipado de cada una de ellas y luego publicando la crónica correspondiente. Para ello abrimos una sección especial en nuestro blog oficial Cuadernos de la Torre (donde al menos todos los lunes dedicaremos informaciones y comentarios al aniversario) al que invitamos a visitar a todos nuestros amigos.

logogranate3

[i] Acababa de firmarse la paz en Vietnam pero estaba a punto de tomar virulencia la Guerra Fría, con los riesgos de enfrentamiento nuclear de las dos grandes potencias de entonces, la URSS y Estados Unidos de América. Luego vendría la caída del Muro de Berlín, la desintegración de la URSS, la terrible guerra de los Balcanes, la creación de la moneda única en la Unión Europea…
[ii] Citemos algunos: Kirsti Baggethun, noruego; Félix García Moriyón, inglés; María Pilar Lorenzo, danés; Mercedes Newchafer-Carlón, alemán; Francisco J. Uriz, sueco; Evelyne Pintor, francés…
[iii] Recordemos a los más queridos de los que se marcharon: Aurora Díaz Plaja, Edmund L. King, Antonio Sánchez Barbudo…
[iv] Algunos de los veteranos: Carmen Sáez, Juan Ramón Alonso, Jesús Aroca, y algunos de los más recientes: Violeta Monreal, Susana Rosique…

Entradas relacionadas:

Esta entrada fue publicada en Emociones, Recuerdos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a 40 años como 40 soles

  1. Susana dijo:

    Todo un recorrido por la historia contemporánea! Enhorabuena por toda una vida dedicada a la literatura y a los lectores, ¡feliz 40º aniversario, y que se cumplan muchos más! Un abrazo, Susana.

  2. ENHORABUENA, José María. Más que un logro, una verdadera hazaña el que hayáis conseguido salir adelante en este período histórico tan apasionante para nuestro país.
    Me gustaría recordar también aquí a otros autores españoles que fueron muy relevantes y a los que yo agradezco también el haber promovido la publicación de títulos importantes para la serie de comunicación en el proyecto Didñáctico Quirón: Manuel Alonso, Luis Matilla y Roberto Aparici. Gracias a ellos y a tu apuesta en la editorial yo pude publicar y posteriormente apoyar con la publicación de nuevos títulos.

    Te deseo lo mejor en esta nueva etapa y un 2016 de resistencia activa y de arranque de nuevos proyectos.

    Un fuerte abrazo. Gracias y enhorabuena.

    Agustín

    • librosyabrazos dijo:

      ¡Muchas gracias, Agustín! Tienes toda la razón en recordar a los iniciadores de una colección tan importante como Medios de Comunicación y Enseñanza, dentro del Proyecto Didáctico Quirón y que tan buenos autores reunió. Una de las cosas para las que tiene que servir la celebración de los 40 años es para que podamos seguir reivindicando la colaboración entre la Universidad y el sector editorial. Un abrazote, José María

  3. José Antonio Camacho Espiniosa dijo:

    Que esos 40 soles, que van a conmemorar los 40 años, brillen con la luz que se merecen en todas y cada una de las celebraciones que llevéis a cabo.
    Con todo cariño: muy fecundo 2016.

    • librosyabrazos dijo:

      ¡Gracias, José Antonio! La verdad es que si no hubiera sido por el apoyo de tantos amigos, no hubiéramos llegado hasta aquí. Por eso es importante que sigáis ayudándonos…
      Un gran abrazo. José María

  4. Segimon Borras dijo:

    Felicitades, Jose Maria, por todo el trabajo acumulado en todo este tiempo y por tu generosa aportacion al quehacer colectivo en las instituciones del sector

    • librosyabrazos dijo:

      ¡Gracias, Segimon! La verdad es que es un privilegio haber resistido tantos años y seguir contando con tantos amigos.

  5. Esperanza Martín Sequeros dijo:

    Enhorabuena por ese gran trabajo.
    Cuando amas lo que haces. Pones tanta ilusión, pasión y perseverancia que, como decía aquel,
    Las piedras del camino, sirven para construir castillos.
    Eso has logrado tú, en un mundo difícil para los libros, donde la tecnología arroja “piedras” al papel impreso,con tus magníficas publicaciones, celebras el éxito de nada menos que cuarenta años!!
    Mi admiración más sincera y un abrazo.

    • librosyabrazos dijo:

      ¡Gracias, Esperanza! Ya sé que puedo contar contigo. Nos veremos en la defensa del Libro, de los buenos libros.
      Abrazos. JM

  6. Ignacio Sanz. dijo:

    José María: gracias por estar ahí. Eres un resistente numantino. Sobre todo en estos tiempos inclemente. Hace unos días sacó Llamazares un artículo elogiando “Donde la vieja Castilla se acaba: Soria” Y ese libro de Avelino Hernández lo sacaste tú por primera vez. Lo dicho, un abrazo y gracias por abrirme tu casa. Mi primera editorial fue Ediciones de la Torre.

    • librosyabrazos dijo:

      Gracias a ti, Ignacio: con personas como tú comenzamos nuestra aventura y así la mantenemos. Comentamos ese libro Julio y yo en el homenaje que se hizo a Avelino tras su prematura muerte: cuando yo le dije que admiraba profundamente «La lluvia amarilla» y especialmente su maravilloso comienzo, afirmó que lo había escrito inspirado por el libro de Avelino, cuya primera edición, en efecto, es de Ediciones de la Torre (en aquellos años en que también publicamos tu estupendo homenaje a Agapito Marazuela, «Agapito, pito, pito»).
      Abrazos… y sigamos haciendo libros.
      José María

  7. Fernando Carratalá dijo:

    Ediciones de la Torre ha sido un instrumento de difusión cultural de primer orden. Sus publicaciones han servido para formar a muchos profesores que, a través de ellas, han sabido inculcar en sus alumnos el amor por las Literatura.
    Necesitamos, al menos, otros 40 años de esfuerzo tuyo, José María. La cultura española tiene una deuda impagable contigo.
    Un abrazo, con mi gratitud. Y mi admiración.

    • librosyabrazos dijo:

      Muchas gracias, Fernando, por tus generosas palabras. La verdad es que lo hemos intentando contra viento y marea… de forma que al menos podemos proponer a «la posteridad» que, como pedía Don Quijote, reconozca que «si no consiguió grandes cosas, murió por acometellas». Así que ahí seguimos. Y, por supuesto, contamos con todos nuestros amigos.
      Un fuerte abrazo.
      José María

  8. Mercedes Juliá dijo:

    Enhorabuena José María, te mereces recoger ahora todo lo que has sembrado durante 40 años! Gracias a tu vocación, trabajo bien hecho, esfuerzo y cariño recoges ahora la satisfacción de ver que todo el esfuerzo se materializa en serias y valiosas publicaciones y en el florecimiento de una Editorial seria y respetada por todos. Felicidades, con mi admiración y afecto.

    • librosyabrazos dijo:

      Muchas gracias, Mercedes. Realmente me siento un privilegiado por haber publicado tantos buenos libros, entre los que hay que contar tu magnifico «El universo de Juan Ramón Jiménez»… Por cierto, en el próximo número de nuestra revista «Aprender a Pensar» hay un trabajo sobre «Espacio» y, por supuesto, con una referencia a tu libro.
      Abrazos y libros
      José María

  9. Muy bonito, José María. Es todo un honor haber formado parte de este proyecto.

    • librosyabrazos dijo:

      Gracias, Mercedes. «haber estado» y seguir estando porque tenemos que conseguir que los cuentos de la mitología sigan formando (y deleitando) a los chavales durante varias generaciones.
      Abrazos,
      JM

  10. Ana María Romero Yebra dijo:

    Te doy mi más sincera enhorabuena José María por “resistir” estos 40 años como editor y te deseo, como mínimo, otros 40 más. Y que sepas que me siento muy orgullosa de haber contribuido a ampliar el catálogo con mi aportación de “Celia Viñas para niños y jóvenes” en la colección Alba y mayo. Un gran abrazo y que sigas siempre adelante.

    • librosyabrazos dijo:

      Muchas gracias, Ana María. En efecto, cuando miro mi catálogo me parece un privilegio haber tenido la suerte de contar con tan buenos creadores y haber armado un fondo editorial que debe mantenerse más allá de mí mismo.
      Un fuerte abrazo,
      José María

  11. Enrique Fernández de Córdoba y Calleja dijo:

    José María: fundaste tu editorial exactamente 100 años después de que mi abuelo Saturnino fundara su Editorial Calleja (que cumpliría 140 años) como cuento en el libro que me publicaste, con esmero, en 2006.
    Recibe mi cordial felicitación por esos meritorios 40 años y mis deseos de que sigas acumulando éxitos.
    Un abrazo
    Enrique Fernández de Córdoba y Calleja

    • librosyabrazos dijo:

      Cierto, Enrique, y es un honor tener esas dos magníficas relaciones con la mítica Editorial Calleja… y me siento especialmente orgulloso de la publicación de ese libro homenaje a tu abuelo que tu escribiste con tanto cariño y excelencia.
      Un fuerte abrazo,
      José María

  12. Cuando estaba por cumplir sus 20 años Ediciones de la Torre decidió publicar el que fuera mi primer libro español (y europeo): “Los cuentos del mago y el mago del cuento”. Un libro que, además, marcó mi entrada en un nuevo estilo de escritura que he llamado “fantasía comprometida” porque mezcla ambos componentes de la vida humana, además de literatura para adultos y literatura para chicos y la ambición formal junto con la preocupación por la sociedad y el hombre. Estoy convencido de que la oportunidad que me ofrecieron José María Gutiérez y sus Ediciones de la Torre, favorecieron mi presencia en catálogos de grandes editoriales españolas en 1996 y 1997 y la confianza con que pude seguir desarrollando mi obra literaria.

    • librosyabrazos dijo:

      Es cierto, amigo, y me siento especialmente satisfecho con esa función pionera que han cumplido siempre las pequeñas editoriales independientes (y concretamente la mía). Por eso me encanta ver tu muchos éxitos posteriores. Si estuvieras por Madrid en mayo o junio me encantará contar contigo en algunos de los eventos que preparamos para celebrar nuestro aniversario.
      Un abrazo,
      José María

  13. Mis felicitaciones por ese importante cumpleaños.
    Por lo que me toca, destacaría vuestra coherencia y vuestra contribución al teatro para niños y jóvenes, algo poco frecuente en el panorama editorial, pero tan necesario.
    Os deseo mucho éxito en vuestro proyecto de celebraciones, espero estar atento y colaborar en la medida de mis posibilidades.
    Un abrazo: Maxi de Diego

    • librosyabrazos dijo:

      Gracias, Maxi. Tienes toda la razón en destacar nuestra colección Alba y Mayo Teatro… a cuyo éxito tú has contribuido decisivamente. ¡Nos vemos en la «Fiesta de los 40 años como 40 soles»!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *