Carta 01: Amar el libro

(Dedicatoria para toda la serie:
Para LR, que puede conseguirlo; para V, que podría
conseguirlo; para I, por si acaso.)
«Cuando pienso en mi vocación, no temo a la vida.»
Antón Chéjov
«Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que
se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.
»
Miguel de Cervantes

QuijoteEmpecemos por hacer un homenaje a la literatura. Y a la vocación. Y al compromiso. Hay una anécdota, de la que no he encontrado la referencia, de un padre que tenía una niña que quería dedicarse al ballet; fue a ver a Nuréyev para que la viera bailar y le diera un consejo. El gran bailarín, después de verla atentamente, dijo: «Es mejor que te dediques a otra cosa». Ante la sorpresa de la niña, el padre le preguntó en privado: «¿Tan mal baila?, ¿no te ha gustado nada?» Nuréyev respondió: «Sí, pero, cuando una persona joven quiere dedicarse a una profesión muy difícil, conviene decirle que no lo haga: si no tiene suficiente vocación, abandonará sin más problema; si la tiene, fortalecerá su voluntad y conseguirá su objetivo.» En Cuentos de Eva Luna, de Isabel Allende, encontramos «La mujer del juez»: «Nicolás Vidal siempre supo que perdería la vida por una mujer.» Un bandolero que ha sido cruelmente castigado por un juez injusto, decide vengarse de él violando a su mujer. Sale al camino, intercepta el carruaje donde ella viaja con sus hijos y le explica por qué ha decidido ese tipo de venganza tan terrible: «pero estaba escrito que Nicolás Vidal se encontraría ese día con la mujer de la cual había huido toda su vida». El amor destinado entre ellos se manifiesta en ese momento y no hay violación, sino entrega mutua: «por eso, cuando oyó el ruido lejano de la tropa le rogó que huyera y se ocultara entre los cerros. Pero Nicolás Vidal prefirió envolverla en sus brazos para besarla por última vez, cumpliendo así la profecía que marcó su destino».
Para quienes quieren dedicarse a la noble pero difícil profesión de editor, es decir, a la tarea de «encontrar, enriquecer, embellecer, fijar, proteger y divulgar la obra de los creadores» (@jmdelatorre1, 11 de junio de 2015), para llevarla en forma de libro a los lectores que lo necesitan, es bueno advertirles de que han elegido una profesión muy difícil, que le proporcionará momentos mágicos pero también no pocas pesadillas y que sólo podrán obtener de esa actividadBNE
toda la belleza que encierra, toda la grandeza, si le dedican todo el tiempo de su vida. Esta no es una labor de días alternos o de temporada, es una labor de dedicación permanente y para toda la vida.

Esta entrada fue publicada en 40 cartas para una joven editora y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Carta 01: Amar el libro

  1. Ana Rodriguez dijo:

    Mi querido amigo, te has descrito totalmente ! Eres ese Editor incansable hasta el momento en el que te hagamos esa gran fiesta de despedida.
    Escribe, escribe…disfruta y haznos disfrutar ! Que editar no te prive del placer de escribir.
    Un abrazo
    Ana

  2. librosyabrazos dijo:

    ¡Gracias, Ana! La verdad es que disfruto mucho escribiendo, más todavía editando… y sobre todo, leyendo los libros que escribieron los grandes creadores y que llegan hasta mí por el trabajo esforzado de cuantos colaboraron (coordinados por el editor) para permitirme a mí, como lector, ser también parte fundamental del libro… ¡La necesidad y el placer de la lectura, como dice nuestro lema fundacional!
    Besos y flores… y muchos y bueno libros.

  3. paloma dijo:

    Como siempre, hablando al alma…
    Paloma Orozco

    • librosyabrazos dijo:

      Eso intento, querida Paloma. A ver cómo van saliendo estas cartas… porque, en principio, deberían ser 4o.

  4. Maria Rosa Correas dijo:

    Tener una vocación y seguirla toda la vida es una señal de voluntad, coherencia y constancia. A pesar de las diificultades, el corazón inquebrantable define a alguien muy grande.
    Te admiro a ti y a tu obra, y eso será hasta el final de mis días.
    Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *