Lunes 1 a domingo 7 de agosto de 2016

Lunes
Día intenso. Habíamos quedado Unai y yo en ir a Madrid para ver a Manolo, recoger el libro de María Pilar (que ha quedado estupendo) y dar sendas vueltas por Espronceda y Pinto. El Dacia no quería arrancar y se nos retrasó un poco todo pero al final, hemos comido con Ana en Parla y luego hemos ido a recoger el coche de Unai al taller de Segovia. He encontrado mucho mejor a mi hermano, más animado para la sesión oncológica de mañana; en cambio, Asun está destrozada.
IMG_3379Había comenzado el día llevando a las yeguas algo de comida (les encanta la cáscara de melón o de sandía) y Unai me ha hecho unas fotos preciosas, una de las cuales dejo aquí.
El Tribunal Constituciones ha advertido a Carme Forcadell y otros miembros del Parlamento de Cataluña que pueden ser perseguidos penalmente si no acatan la sentencias anulando sus ilegales actos de «desconexión» con el Estado y ellos se envalentonan más y emplean una lenguaje políticamente zafio y provocador… Me reafirmo cada día en todo lo que he escrito expresamente sobre esta cuestión desde septiembre de 2011 y me desespera que el Gobierno siga empleando paños calientes… y entregando dinero a espuertas a los separatistas que, destinan una parte de ello al «proceso de desconexión» (golpe de Estado).

Martes
¿En qué medida este «nochario» es, también, una biografía (o, para mejor expresarlo, notas para una biografía), es decir una recopilación e interpretación de hechos pasados? En ese sentido, también podría ser una compleción de mi autocrítica, que llevo haciendo en conversaciones y mediante diversos escritos desde hace muchos años (quizá desde antes de salir de la cárcel, aunque en aquel tiempo todavía era más fuerte el orgullo por la lucha que llevaba y la reafirmación de la posibilidad de que hubiera una revolución leninista posible frente a las «traicionadas o contaminadas».
Ayer me regaló María Pilar dos triples CD, en uno de los cuales está la (impresionante) grabación de Vladimir Ashkenazy y la Orquesta Sinfónica de Londres del Concierto núm. 2 de Sergei Rachmaninov y lo he estado escuchando, con especial placer, en la intimidad de los cascos de este ordenador donde escribo… Mi suegro Álvaro Calvo Soriano (1910/2002) me regaló una cinta con la grabación que había hecho él mismo de la radio y creo recordar (en algún rincón de alguna caja estará la cinta pero aquí en Segovia, obviamente, no puedo buscarla) que era esta versión… Es curioso que, según van pasando los años, estos recuerdos prevalezcan sobre otros menos agradables: quizá, como intento explicar en mi «famoso» poema «No todo se termina con la muerte», lo mejor de nosotros es lo que sobrevive en la memoria de los vivos: «No todo se termina con la muerte / porque la vida siempre triunfa sobre ella, / porque sabemos que mucho de nosotros sobrevive / en aquellos que compartieron nuestra senda.» Cicerón dice: «La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos.»
He retuiteado a Ernest Suñe, PSC de Masnou
(que había apoyado, hace tres días, la denuncia de la Catedrática de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona Teresa Freixas en Okdiario de 09-11-2015 : «Lo de esta mañana es el inicio de un golpe de estado anunciado.»), añadiendo el siguiente texto: «¿Cuándo entenderá el Gobierno (y la clase política) que este golpe de Estado sólo puede pararse mediante la fuerza?»

SMS de Vera desde Uganda diciendo que está disfrutando mucho sus vacaciones… ¡Bien!
Primera sesión de quimio de Manolo. Parece que lo ha resistido bien. Asun sigue poco optimista.

Miércoles
De nuevo en Madrid. En Ortigosa quedaron los bellos ocasos, el cielo estrellado, las yeguas amables, las niñas simpáticas, el sonido ancestral de las campanas… y, sobre todo, la vivificante vida familiar.
Durísimo editorial de
El País contra Pedro Sánchez: «Sánchez practica un juego de verdades a medias o de simples falsedades para esconder su fracaso electoral en dos ocasiones consecutivas y su manifiesta incapacidad para afrontar este crítico momento. […] Es imposible escuchar a Sánchez sin deducir que está pensando únicamente en su cálculo personal para sobrevivir como secretario general del PSOE […] ni puede razonablemente intentar presidir un Gobierno con 85 diputados y una suma disparatada de siglas, ni merece dirigir un partido al que día a día condena a la irrelevancia.»

Jueves
Preparando la maleta para salir mañana, en el segundo periodo de vacaciones. Me llevo el libro de Jung (Recuerdos, sueños, pensamientos) aunque he terminado de leerlo hoy, para ver si puedo hacer una buena ficha: hice hace tiempo un modelo de ficha para hacer al menos una al mes (tras una lectura profunda de un libro importante) pero la verdad es que tengo pocas fichas rellenadas al completo. Me llevo también el libro de Aldous Husley Un mundo feliz, en la traducción de Ramón Hernández; lo leí hace muchas años y me pareció un libro fundamental: a ver qué me parece ahora, porque creo que lo trataremos en el próximo número de Aprender a Pensar. También he puesto en la maleta el ejemplar de la colección Grandes Pensadores, de Planeta DeAgostini, dedicado a Karl Popper, donde se incluye su obra La sociedad abierta y sus enemigos. Este ensayo le gustó mucho a Paulino, que lo leyó en Soria (o Segovia, no estoy seguro) y me habló mucho de ella y me comentó elogiosamente, algunas de sus teorías…. Mucha lectura llevo: espero que los Trufos y las visitas que tengo previstas a Atapuerca, Burgos y Quintanalara me dejen leer, al menos, la mitad.

Viernes
En Olmillos de Sasamón (Burgos) para pasar ocho días de vacaciones (con lectura, escritura, visitas culturales y, si es posible, un poco de «desestresamiento»…
) Por cierto, el viaje fue un tanto estresante porque no consulté un mapa antes de salir y como la circunvalación de Burgos es demasiado compleja para (mi capacidad de utilizar) mis GPS (primero el Google-maps y luego el Tomtom) di unas cuantas vueltas antes de identificar y tomar la A-231 (autovía del Camino de Santiago). Y cuando ya me instalé en el Hotel Restaurante El Castillo (modesto pero acogedor y con personal muy amable) mi ordenador no encontraba la conexión a la Red… Por otra parte, no cabe duda de que traer a los Trufos condiciona un tanto las vacaciones… Pero espero aprovecharlas.
He dado un pequeño, y muy agradable, paseo por el pueblo. Olmillos tiene mucha historia pero muy pocos habitantes… y no sé qué futuro. Mañana daré otro paseo más completo, a ver si puedo hablar con algún vecino y consultaré Internet para hacerme una idea mejor.

Sábado
Asistí este mediodía, junto a una treintena de personas, a una mesa redonda en el centro cultural (ubicado en el bien conservado edificio de las «escuelas normales» construido en 1961) coordinado por el escritor y periodista Óscar Esquivias (se le puede perdonar que haya llegado con retraso porque su intervención, reivindicando a Miguel Delibes, ha sido muy interesante) y con la participación de las escritoras Nere Basabe (que ha denunciado la reducción del lenguaje en la juventud urbana), Mar Gómez González (que ha preferido referirse al libro póstumo de Mercè Rododera, La muerte y la primavera) y Elvira Navarro (que ha hecho una brillante defensa de El camino como libro de lectura en las enseñanzas medias). Es hermoso ver cómo en un sitio tan pequeño tanta gente (más mesa y asistentes que en un muchos actos del Ateneo de Madrid) hace cultura. En Olmillos, según me ha dicho la hija de Rilova, sólo hay 80 casas abiertas y incluso en las fiestas del pueblo nunca se juntan mas de 400 personas entre vecinos y veraneantes. Parece que la iniciativa de estos actos se debe al profesor y ensayista Isaac Rilova (presente en el acto). Como tenía a los Trufos atados en la puerta no he podido quedarme hasta el final… pero hubiera sido interesante participar en el coloquio.
He estado recontando los temas/borradores que tengo abiertos y pasan de la cincuentena, aparte de algunos que son notas confusas o sin valor una vez releídas y aparte también de los libros empezados… ¡Desorden y pereza! Tengo que mejorar mi método de escritura si quiero aprovechar mejor mis (escasas) energías. Y, de momento, intentaré aprovechas las vacaciones para revisar y depurar… Pero, como hacen los fumadores cuando dicen que lo van a dejar mientras se fuman el «último» cigarrillo, he abierto un nuevo borrador sobre juegos linguísticos (ostentar/detentar, uso/abuso, concepto-raíz/concepto+ismo).
Antonio Rodríguez Almodóvar ha colocado en su muro un comentario con el nombre de «¿Una nueva coalición?» pidiendo un nuevo intento de entendimiento entre PSOE, Podemos (con Izquierda Unida, claro) y políticos como Ada Colau y Joan Baldoví… «Y si no, a Terceras, y salga el sol por Antequera.», concluye. He dejado mi comentario: «¿No es menos arriesgada la fórmula de Felipe González (et al.)?» Siempre que me enfrento a este tipo de análisis de tipo «izquierda boba» (de la que ya he hablado otras veces aquí… aunque quizá deba esforzarme por hacer un análisis más consistente) me doy cuenta de que necesito profundizar más en mi autocrítica.

Domingo
Hoy ha muerto Gustavo Bueno, apasionado y lúcido hasta el final. Anteayer murió su esposa y compañera. He retuiteado la noticia con esta frase: «
Descanse en paz el maestro, junto a su amada esposa, y nosotros mantengamos vivas sus lúcidas y hermosas enseñanzas.» También he compartido en Facebook la crónica de Fernando Palmero en El Mundo. He leído menos de lo necesario a Bueno pero me he esforzado por comprender bien su «materialismo filosófico» y apoyado su Fundación que, sin duda, mantendrá y desarrollará su importante obra. Me hubiera encantado hablar con él personalmente pero no me fue posible. He visto la noticia, muy escueta, en el telediario de las tres de la tarde pero me parece que esta muerte debería haber tenido mucha más repercusión. A ver la prensa, impresa o audiovisual, se activa en los próximos días. Sobre todo El Español, que ha dedicado a la noticia tres líneas de la sección Etcétera y «La última zarpa», bastante torpe.
La polémica que suscitó Antonio Rodríguez Almodóvar ayer en Facebook ha continuado hoy. Aunque ha tenido 13 apoyos frente a un «Me asombra», hay dos comentarios muy críticos: Javier Verdugo Santos: «
Nada, nada, de victoria en victoria hasta la derrota final…»; María Margarita Jiménez Gómez: «Debierais haber hecho una sería autocrítica interior y exterior hace tanto, tanto…que ahora no vale lamentarse.» Ahí he respondido yo:«Margarita plantea, creo, un tema muy importante: la autocrítica, necesaria no sólo en el PSOE sino en todas y cada una de las izquierdas. En mi modesta opinión, hemos cometido, antes y ahora, graves errores pero el mayor de ellos, haber encargado a la “agit-prop” y a los artistas (en su acepción más amplia) la respuesta a las sucesivas derrotas en vez de hacerlo a los pensadores más profundos y rigurosos; el resultado ha sido dejar “demostrado” en las crónicas que somos los “buenos”, los “puros”, los “inocentes”, que nos batimos, sólo por ideales, frente a los “malos absolutos”; ese maniqueísmo nos lleva, por ejemplo a despreciar sañudamente al PP y apreciar candorosamente a Podemos (y sus confluencias)…Por otra parte, Antonio ha respondido a mi pregunta de ayer: «Tal como están las cosas, creo que produciría una seria fractura en el PSOE.» y yo he replicado: «Y tal como están las cosas… ¿no produciría una fractura mayor formar un gobierno con Podemos y el apoyo, tácito o explícito, de los separatistas?»

Esta entrada fue publicada en 3.652 noches... o más y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *