Volver a los 25

Para mi hija, que cuida las efemérides.

granadas(4 de abril de 1966) Volver a los 25, sentir la fuerza en las ideas y en los músculos, sentirse capaz de cambiar el mundo… pero sin dejar de pensar que puede haber un espejismo y que hay que vigilar el horizonte y el camino por si estuvieran equivocados. Volver a los 25, decidido a enfrentarse a todas las injusticias, a combatir a los que quieren vivir en el lujo a costa de que muchos vivan en la miseria… pero cuidando de no sustituir una injusticia por otra, quizá mayor, de no promover nuevas minorías explotadoras. Volver a los 25, luchando contra la ignorancia… pero también contra las verdades reveladas, contra toda forma de dogmatismo. Volver a los 25, sintiendo repulsión por cualquier forma de explotación… pero jamás odio por nuestros semejantes, por muy equivocados que nos parezcan. Volver a los 25, sensibles al dolor de nuestro prójimo, sintiendo compasión por cuantos sufren… pero sin perder la alegría de saber que la vida avanza aunque sea con zigzags. Volver a los 25, con el optimismo juvenil de saber que todo es posible… pero sin la arrogancia de creer que la Historia comienza con nosotros. Volver a los 25, plenos de confianza en alcanzar nuestra metas de libertad… pero comprendiendo que se pueden perder muchas batallas menos la de la dignidad. Volver a los 25, decidido a afianzar mi personalidad, a defender mi individualidad… pero reconociendo que sin los demás uno no es nadie ni nada.

Esta entrada fue publicada en Emociones, Recuerdos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Volver a los 25

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.