Silvia y sus fans

Hall del Centro Cultural de la Villa frente a las puertas del Teatro Fernán Gómez. Silvia Marsó ha concluido con gran éxito el estreno de #‎ElZooDeCristal‬ y entre las muchas personas que la esperan para felicitarla directamente hay cuatro jóvenes de su entusiasta Clubs de Fans que la abrazan. Tres chicas y un muchacho, encendidos por la posibilidad de charlar con su amiga/ídolo. Dos generaciones que podrían perfectamente responder a la propuesta de «alianza de generaciones»: la juventud del que llega con los ojos abiertos, las manos limpias, y la sangre bullendo con ansias de transformar el mundo y la doble juventud de la persona madura que sabe que no se puede transformar todo de golpe pero que el teatro, el buen teatro, es un instrumento valioso para llegar a la conciencia de la gente. Silvia, que ha dejado los vestidos de época en el camerino, ataviada ahora de manera informal, más bella aún que en el escenario, plena de energía, muestra su expresión alegre a pesar de la fatiga de las horas del último ensayo antes de salir a escena y de las casi dos horas de esfuerzo especial que requiere la obra de Tennessee Williams, y sus fans que ríen y abrazan espontáneamente con sus caras iluminadas por el entusiasmo. Todos felices… incluyendo el torpe y deslumbrado fotógrafo, al que (como al personaje inolvidable de La hoja roja) se le veló la película de su cámara.

Esta entrada fue publicada en Pies de foto y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *