Bach Vermut

 

Bach_Metro_4x3metrosSábado, 11 de octubre de 2014, Auditorio Nacional. Interminables discusiones se producen sobre quien sería el músico más representativo de todos los tiempos: para los profundos beethovenianos, claro, Beethoven; los alegres mozartianos, ¡por supuesto!, Mozart; los grandiosos románticos, sin discusión, Wagner; los vitalistas, ¡Vivaldi!… Pero, como dicen los muy entendidos, Bach, el genial Johann Sebastian Bach, estaría por encima de todos ellos, porque Bach sería la Música, la música de todos los tiempos y de todos los registros: por consiguiente, también la música de jazz, nuestra música clásica del siglo XX. Por ello hay que felicitar al Centro Nacional de Difusión Musical y al Auditorio Nacional de Música que para conmemorar, con buena anticipación, el 25 aniversario de la instalación (en 1991) del impresionante órgano de la Sala Sinfónica, ha organizado un ciclo de 10 conciertos con la integral de la obra de Bach para este instrumento, con actuaciones de Michel Bouvard, Juan de la Rubia y otros grandes intérpretes… pero en un formato audaz que incluye la actuación de músicos y géneros de hoy. De ahí el nombre de Bach Vermut, porque, en esos sábados donde se desarrolla el ciclo (con precios más que reducidos), los asistentes al auditorio pueden tomar el generoso y estimulante aperitivo (costumbre que no sé si se daba en los tiempos del gigante de Eisenach pero que en el Madrid de ahora sigue teniendo plena vigencia) ofrecido en el hall, mientras el magnífico cuarteto formado por Pablo Gutiérrez (teclado), Toño de Miguel (contrabajo), Norman Hogue (trombón), y Daniel García (batería) nos presentan selectos fragmentos de la inmensa obra bachiana en versión de jazz y así podemos comprobar la riqueza y la modernidad que contienen las tocatas, los conciertos, toda lapablo música del autor de La pasión según san Mateo y de otras más de mil obras de excepcional calidad. Excelente ciclo, excelente espectáculo, excelente «vino hipocrático»… excelente público, entusiasmado con la música y la fiesta, como prueba de que la música clásica y todas las músicas pueden, deben, constituir un lenguaje universal en el que nos comuniquemos todos los humanos.

Entradas relacionadas:

Esta entrada fue publicada en Crónicas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Bach Vermut

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.