Hermosa paternidad

(Para Unai)

«Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro». Esta máxima es muy popular y la he visto atribuida a orígenes tan dispares como el Corán o José Martí (del que tomo la cita literalmente). Posiblemente sea anterior a ambos pero, en todo caso, ya pertenece a la sabiduría popular y no tiene copyright. Y es una gran máxima: el compromiso con la Naturaleza (el respeto y la gratitud que le debemos), el compromiso con la perpetuación de la Especie (la necesidad de reproducirnos y, en ese sentido, nuestros hijos pueden ser biológicos, adoptados o simplemente los niños de la siguiente generación a la que debemos proteger) y el compromiso con el Conocimiento (fijar nuestro pensamiento o nuestro testimonio y ponerlo al servicio de los demás). Pero quizá nada como nuestra aportación a la continuidad de la especie, nada como sentir que nos prolongamos y mejoramos en nuestros hijos. Es posible que no haya nada mejor que puedan hacer un hombre y una mujer que tener un hijo: quizá ahí se concentren todas sus esperanzas, todos sus horizontes, toda su capacidad de amar. Tal vez, por encima de los dogmas religiosos, nada nos acerque tanto a la «inmortalidad del alma» como la idea de comprobar que, cuando nosotros hemos recorrido la mayor parte del camino de la vida y vemos ya sus últimas curvas, sabemos con certeza que la vida no se acaba, que continúa en nuestros hijos, en la siguiente generación. Quizá, también, se sienta la «resurrección de la carne» en el sublime momento de la fecundación y en el más sublime aún del parto… Sí, quizá nada tan hermoso como tener un hijo y acompañarlo en su crianza y su educación, en su desarrollo como adulto, como ciudadano… Quizá nada tan gratificante como saber que los cuidados que le hemos prodigado, los valores que le hemos enseñado, la dignidad, la bondad, el respeto, la alegría… los recibimos de él ahora, como es mi caso, aumentados y enriquecidos.

Esta entrada fue publicada en Emociones, Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

0 respuestas a Hermosa paternidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.