Despacio

(Con V y con U)

Despiértate despacio. Saluda con fruición, mas lentamente, al nuevo día. Dedica unos minutos a repasar tus sueños (tus sueños en el sueño o la vigilia). Levántate con calma, disfruta los momentos del aseo y canta alegremente bajo el agua; vístete con cuidado y prepara lo que debas llevarte a tu jornada… pero antes desayuna, tomándote tu tiempo, saboreando los buenos alimentos que han de cargarte de energía para iniciar gozosamente la jornada.

Trabaja sin agobio, con ahínco pero sin crispación, sin sufrimiento. Procura hacer tu mejor obra cada día pero no desesperes si no consigues la máxima eficacia.

Retorna a tu hogar sin apresuramientos y cambia allí de ritmo y de faena. Disfruta en los rincones de tu casa del placer de ser y estar sin hacer nada, de dejar que te lleguen los recuerdos impregnados de risa o de nostalgia.

En día de fiesta o de descanso, aprovecha el privilegio de elegir alegremente tu paseo. Disfrútalo con placidez, parándote a escuchar las mil melodías que el mundo nos ofrece, a mirar, deleitándote, los mil matices de la flor silvestre o del crepúsculo, los muchos horizontes que se abren a tu paso.

Lee cuanto puedas pero sin prisas, reflexiona al tiempo que degustas el lenguaje. Contempla la Belleza muy despacio. Deja que la admiración por lo creado, ya sea por la Naturaleza o por el Hombre, penetre a lo más hondo de tu alma.

Ama tranquilo. Acaricia con parsimonia el cuerpo de la persona amada, emplea todos tus sentidos, con mucha calma, conversa con sosiego y suavemente con ella, en un diálogo siempre nuevo y siempre repetido.

…………………………

Así, si vives despacio, si avanzas en la vida con mesura, podrás disfrutar de todas las bellezas del camino y llegarás a la última curva sin demasiada fatiga, sin rencores ni amargura, dispuesto a pasar al otro lado con la satisfacción de haber dejado un buen recuerdo en este mundo.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Despacio

  1. Javier RB dijo:

    Que acertado y necesario esta breve reflexión! Gracias

    Javier RB

  2. Qué difícil es a veces hacer lo que dices, José María, pero es un sabio consejo, disfrutar cada día y saborear las cosas buenas de la vida, un abrazo!

  3. Julia dijo:

    Si se encontrara a ese hombre tan mesurado, atento, comprensivo y excelente amante, !Qué fácil sería la vida en pareja. Si existe esa perla, díselo a tus mejores amigas. De todos modos, tu consejo vale mucho. J. Trujillo

  4. M. Cristina Monje Fuentes dijo:

    Vivir así es mi sueño cuando despierto cada mañana. Casi siempre termina siendo todo lo contrario.

  5. Yolanda dijo:

    Pues en cambio, yo practico casi a diario todo lo que dices… Claro, que tengo la gran suerte de compartir mi vida con un hombre al que tú has enseñado todas estas pequeñas pero importantes costumbres…

  6. – Gracias a ti, Javier, por asomarte por este modesto blog. Espero más comentarios tuyos…
    – Tienes razón, Susana, no es fácil esto del ritmo antiestrés… pero hay que intentarlo.
    – Gracias por escribir, Julia… y ya sabemos que las perlas auténticas no se dan fácilmente.
    – Sé que siempre estás muy agobiada, Cristina… pero recuerda que tenemos pendiente un café.
    – Tienes toda la razón, Yolanda en lo del hombre con quien compartes tu vida… aunque yo no tengo demasiado mérito porque ahora me he calmado un poco pero siempre he sido bastante «estresado».

    Abrazos para todos. Vuestros comentarios me ayudan a mejorar mi escritura. JM

  7. Mercedes dijo:

    Estupendo, pero si quieres dar un paso más, ¿no habrá que quedarse absorto en el creador en vez de en la creación?

  8. Ya sabes, querida Mercedes, que «yo soy de los caminantes», como diría Alberti… pero hay que tener cuidado con los pasos que se dan. La «Creación» se manifiesta ante nosotros cada día y no es demasiado difícil ponerse de acuerdo sobre ella; el «Creador», en cambio, no ha conseguido poner de acuerdo a toda la gente, ni siquiera a una mayoría significativa: «aparece» de una forma u otra en cada época y en cada cultura y es verdad que bajo su advocación se dan hermosos ejemplos de humanidad y solidaridad… pero también terribles guerras e injusticias de todo tipo.

  9. Mercedes dijo:

    Si, la creación es perfecta, somos nosotros quienes la destruimos, y desgraciadamente, también nos destruimos a nosotros mismos cuando no contemplamos las leyes de Dios.
    Besos
    Mercedes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *