¡VIVA LA PEPA!

«La Patria, Españoles, no debe ser ya un nombre vano y vago para vosotros: debe significar en vuestros oídos y en vuestro corazón el santuario de las leyes y las costumbres, el campo de los talentos y la recompensa de las virtudes». Manuel José Quintana

¡Honor a los hombres patriotas y constituyentes que, enfrentándose a la tiranía de dentro y de fuera, a la ignorancia y el oscurantismo, supieron integrar generosamente su provecho personal en el de la Nación! ¡Honor a cuantos, desde su posición social, supieron combinar ideales e intereses para buscar el bien común! ¡Honor a pesar de sus limitaciones y errores (es muy difícil encontrar otro periodo de nuestra ya milenaria historia donde la clase política esté a la altura de las circunstancias y donde, ante graves peligros y dificultades, sus miembros se crezcan y culminen su tarea política de avanzar sin caer en el abismo, elevarse sin pisotear a los débiles y abrir horizontes que puedan orientar a las siguientes generaciones en la lucha eterna por la Libertad y la Justicia)!

¡Reconocimiento a cuantos, desde posiciones dispares o imprecisas, supieron sumar su esfuerzo a un objetivo superior!

¡Gratitud a los que lucharon y sacrificaron o pusieron en grave riesgo su vida y su hacienda, su libertad, y resistieron los embates del absolutismo hasta derrotarlo!

¡Comprensión a cuantos, abajo, en medio o arriba, a izquierda o derecha, se equivocan por ignorancia o torpeza… pero desprecio a los miserables que, para defender sus privilegios de parásitos, roban, abandonan sus deberes, traicionan sus juramentos, mienten y engañan a los ingenuos y, cuando son descubiertos, se agazapan y fingen arrepentimiento esperando la ocasión de volver a su actividad corrupta!

¡Orgullo de tener una patria hermosa que, a pesar de sus defectos y de todas las leyendas negras, puede parangonarse con las mejores del mundo y de la historia, y que en los momentos críticos sabe encontrar, en medio del drama, una salida hacia la alegría!

¡Advertencia a cuantos quisieran olvidar, negar o tergiversar la historia: España tropieza muchas veces pero se levanta y sigue avanzando! ¡Así fue y así será!

Esta entrada fue publicada en Emociones, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡VIVA LA PEPA!

  1. Pues deberíamos iniciar otro proceso constituyente, recuperando cosas buenas de la Constitución de la República y adaptándolas al siglo XXI.

Responder a librosyabrazos Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.