Marzo de 2018

Jueves 1 de marzo de 2018
Todo el día en la cama con un trancazo tremendo. Menos mal que Ana me ha hecho el gran favor de llevarse a Trufo a Parla y así evito tener que salir a la calle, donde hace un tiempo muy desapacible.

Sábado 3 de marzo de 2018
Baja la fiebre, sube el desasosiego de estar varado… pero se reafirma el orgullo de vivir en comunidad (por muy imperfecta que sea): a pocos metros, muchas personas te demuestran cariño; a 600 km. la gente se prepara para la gran fiesta de Tabarnia. En las redes todo se potencia.

Domingo 4 de marzo de 2018
¡77 años! Me ha venido bien que hayamos aplazado la comida familiar para el próximo domingo, que espero estar ya en plena forma. Aunque hoy he tenido la suerte de que Ana María y Mary Luz vinieran a hacerme compañía (luego también mi sobrino Chema y su hijo Víctor).
Desde que estoy en Facebook recibo de vez en cuando avisos de «amigos» que cumplen años: «Hoy cumple años Fulano de Tal. ¡Felicítalo!» Cuando tengo cierta confianza, felicito añadiendo algún comentario: últimamente suelo decir algo así como «Una buena fecha para hacer recuentos amables y proyectos optimistas.» Bueno sería aplicarme el consejo a mí mismo hoy (que he recibido una treintena de felicitaciones por este medio)… pero estoy tan machacado con el trancazo que lo dejo para los próximos días. También aplazo hablar de la última aventura de los Trufos.

Lunes 5 de marzo de 2018
Tuve que volver al médico y mañana me hacen pruebas.
Hoy he sabido que hace algunas semanas que murió José López Rueda, con el que tuve una sincera amistad a partir de la publicación de su magnífica novela Aldea 1936. He compartido en Facebook el obituario que ha publicado en su blog Antonio Costa Gómez y mañana telefonearé a Adelina, su mujer.

Martes 6 de marzo de 2018
Me encuentro mejor. Incluso hoy he trabajado un poco.
He compartido en mi muro de Facebook un documento que me parece muy importante –firmado por Teresa Giménez Barbat, eurodiputada de UPyD, Elvira Roca Barea, historiadora, y otras 26 mujeres de reconocida cualificación, entre ellas, Cayetana Álvarez de Toledo– contra la manipulación que se está haciendo del Día de la Mujer y cuyo resumen podría ser este párrafo que he seleccionado: «Hace cuatro décadas que las mujeres en España dejaron de depender de los hombres para conquistar la igualdad. A muchas nos sobra el paternalismo y lamentamos que una ideología contraria a la libertad pretenda arrogarse la representación de la mitad de la humanidad y que se alimente de dinero público, de nuestro dinero, para fomentar una guerra de sexos que nos degrada y nos aleja de un futuro compartido.»
La prensa destaca que se ha encontrado un informe de los Mozos de Escuadra que demostraría que el «procés» se hizo para tapar la corrupción sistematica en Cataluña. En el primero de mis «5 asertos contra los golpistas catalanes…» decía yo el 1 de octubre pasado: «El “dret a decidir”, el “procés”, el “referéndum d’autodeterminació” y todas las acciones que se hacen en su nombre no son a favor de la población catalana sino a favor de una élite, conformada y dirigida por Jordi Pujol y su familia, que ha venido robando a esa población de forma “legal” (mediante sueldos desmesurados y otros privilegios y prebendas) y de forma mafiosa (comisiones del 4%, subvenciones ilegítimas a organizaciones separatistas, etc.).»

Miércoles 7 de marzo de 2018
Gracia de Tabarnia coloca un tuit contra la huelga «feminista» de mañana con la siguiente conclusión: «Porque para ser mujer, no es necesario odiar a los hombres. En serio.» Y la apoyo: «¡Completamente de acuerdo! El problema es que la industria del odio deja muchos dividendos a los, y las, mediocres porque les permite hacer mucho ruido y engañar a mucha gente, sin grandes esfuerzos ni capacidades.»
Esta tarde, el grupo de lectura hemos dedicado la sesión a ver la peli de Lo que queda del día, James Ivory, UK y EE UU, 1993; me ha gustado menos que la primera vez que la vi. Y luego he ido a la ILE, donde daba José Antonio Millán un cursillo sobre «Lectura, creación y crítica de símbolos contemporáneos».

Jueves 8 de marzo de 2018
Parece que la huelga-manifestación feminista ha tenido gran repercusión en España, con gran éxito mediático, y hay triunfalismo en los organizadores. Como tantas otras veces me gustaría poder estudiar esto a fondo… pero sigo pensando que lo de hoy, aunque haya movilizado a millones de personas, es sobre todo simulacro, y que la posición más correcta es la que han manifestado Teresa Giménez Barbat, Elvira Roca Barea y otras 26 mujeres en su manifiesto «No nacemos víctimas»: «Nada hay más paralizante, contrario al pleno despliegue del potencial de una mujer, que el victimismo. Y nada más peligroso para la convivencia y la salud democráticas. El victimismo es uno de los peores vicios de nuestro tiempo. Está vinculado a la infantilización del mundo contemporáneo y su principal efecto político es el populismo.»

Viernes 9 de marzo de 2018
Sigo mejorando… aunque no consigo vencer la tos perruna.
En la Fundación Juan March (con Marina para dedicar un rato antes del acto a programar el lanzamiento de la antología de Los Bardos) en un acto dedicado a la obra de El Roto, que conversa con Antonio San José y explica muy bien su posición política… que tan bien queda reflejada en su viñeta diaria en El País. He tomado notas… pero estoy muy cansado.

Domingo 11 de marzo de 2018
Se suceden los hechos que me interesaría dejar reflejados aquí, tanto los particulares como los de la sociedad, pero sigo débil y abrumado y se quedan en el tintero muhas cosas muy interesantes.
Ayer tuvimos una sesión intensa para evitar que el celo de Yema, que encendió los veneros de Trufo, tuviera nuevas y peores consecuencias. Ana María (que, como se iba de viaje, no podía seguir hospedando a Trufo en Parla) y mi vecina Vissia, generosas y cariñosas, cosieron trabajosas vestimentas para que no hubiera que separarlos brutalmente (aunque sí conviene tenerlos apartados para evitarles el tormento del deseo prohibido). Acabé muy cansado de andar de un lado para otro, tardé hora y media en aparcar (el sábado este barrio de los mil bares duplica su población, y sus coches, en las noches de jueves, viernes, sábado… Lloviendo, tosiendo…)
Hoy, festín de cumpleaños (que habíamos aplazado la semana anterior) con mis hijos y sus respectivos cónyuges y las dos nietas, con regalos preciosos (¡un estuche con 14 discos de Celibidache, la sugerente y estimulante obra de Helena Attlee, editada por Acantilado, El país donde florece el limonero, y un emotivo dibujo de Inés!).
Apareció, muerto, el niño Gabriel Ruiz, de ocho años, que había desaparecido –en una pedanía de Níjar, Huelva– hace un par de semanas y había despertado una impresionante ola de solidaridad, con muchas fuerzas de la Guardia civil y centenares de voluntarios buscándolo. Al parecer, asesinado por la novia del padre. Es horroroso, no he podido contener las lágrimas. Gracia de Tabarnia, que cada día me parece más acertada en sus tuits, ha saludado esta tarde, como hace cada día, pero en vez de poner alguna de sus hermosas fotografías del baile andaluz, ha puesto un grupito de peces nadando (Gabriel era muy aficionado a los peces y conocía muchas especie de ellos). He retuiteado, con el siguiente comentario: «Peces y lágrimas. Terrible vergüenza por tener en nuestra especie tanta capacidad de crueldad, tanta estulticia… aunque los monstruos sean pocos y la compasión, inmensa.»

Lunes 12 de marzo de 2018
Mucho trabajo por la mañana, con Lucía y por la tarde, con Federico Moreno.
Un reportaje de TV sobre la tribu Hamar (Etiopía) muestra las chozas de ramas donde habitan (por supuesto sin agua ni luz ni ningún servicio sanitario), muchachas con sus hermosos pechos al aire, jóvenes caminando descalzos 5 horas por caminos selváticos… ¡y algunos con móviles!

Martes 13 de marzo de 2018
Preparando el número de primavera de Aprender a Pensar. He ofrecido al grupo de whatsApp «La noche de las Estrellas» (mayoría de mujeres y docentes y que suelen manifestarse siempre «en modo progre») que participen en el debate sobre el 8M… pero no he tenido, hasta ahora, ninguna respuesta.
En su sección de El Mundo «Canela fina», Luis María Anson se pregunta si Roger Torrent –actual presidente del Parlamento catalán y que está claramente colaborando con la persistencia del golpismo– debe ir a la cárcel y recuerda una frase que le dijo (hace muchos años, durante una reunión de la Trilateral) Antonio Pedrol Ríos –que fue un connotado presidente del Consejo General de la Abogacía y senador por designación real–: «Hasta los hombres más enteros se derrumban en la cárcel». Mi experiencia personal es que quien va a la cárcel, o sufre cualquier prueba similar, por un ideal firme (equivocado o no) no suele derrumbarse.
He respondido a un tuit de Martínez Gorriarán, donde cuenta que preguntó muchas veces a los responsables de Amnistía Internacional por qué no denunciaban a ETA y su acoso terrorista y que le habían dicho que ellos solo investigaban a los gobiernos: «Pues podían investigar también al Gobierno autónomo del País Vasco, que lleva décadas recogiendo las nueces del árbol que mueven los terroristas y sus amigos…»

Miércoles 14 de marzo de 2018
Murió Stephen Hawking, a los 76 años (después de soportar durante 56 una esclerosis lateral amiotrófica, muchos de los cuales pasó trágicamente inmovilizado), uno de los científicos más famosos de nuestro tiempo. Su Breve historia del tiempo, un best-sellers de principios de este siglo, lo leí con mucho atención… pero no conseguí entender suficientemente. Hasta donde sé de él, me pareció siempre un tipo muy interesante, capaz de enfrentarse a una terrible enfermedad con buen humor y y divulgar su actividad científica con modestia; por un obituario de José Manuel Sánchez Ron me entero de que cuando cumplió 60 años dijo: «Nuestra imagen del universo ha cambiado mucho en los últimos 40 años, y soy feliz si he realizado una pequeña contribución
La sesión de esta tarde en el grupo Amigos Lectores del Centro de Mayores me ha parecido especialmente interesante: 7 mujeres y dos hombres debatiendo –a partir de las sugerencias contenidas en Un mundo feliz, de Aldous Husley– intensamente sobre feminismo, familia, la muerte… y algo de la crisis catalana.

Jueves 15 de marzo de 2018
En respuesta a un tuit de
Repúblico TGN, que denuncia a los «progres vanidosos y posmodernos» digo: «Siempre me llamó la atención lo poco que leían y escribían (salvo panfletos y catones) los del PCE… pero al lado de sus epígonos de ahora eran todos catedráticos.»
Deambulando por la Red me encuentro un perfil profesional de Rosa Pérez Alcalde: «Editora con experiencia. Con empatía, buena motivadora de equipos. Con capacidad de comunicación y de negociación. Apasionada por la lectura. Buen olfato comercial. Con capacidad de análisis y excelentes dotes para la organización, solvente en la gestión y la coordinación de proyectos.» Rosa trabaja actualmente en Penguin Random House pero se hizo (excelente) editora conmigo en el primer tercio de la vida de la Editorial y fue pieza clave en la superación de la grave crisis (empresarial y personal) que tuvimos en la década de los noventa del pasado siglo[Np].
Europa Press informa de que 150 intelectuales («personas como el historiador e hispanista Stanley Payne, los escritores Fernando Savater, Andrés Trapiello o Félix Ovejero; el político Joaquín Leguina, el ensayista Antonio Escohotado o el catedrático Juan Velarde.» han firmado un documento contra la Ley de Memoria Histórica del PSOE de Zapatero y el intento se hacerla todavía más sectaria del PSOE de Pedro Sánchez. Cuando empezó a aplicarse la ley en 2007 («flagrante historicidio», según los denunciantes) tuve una discusión con Mirta Núñez Díaz-Balart, autora de la Editorial y que dirigía la cátedra de Memoria Histórica, creada por esos años, con argumentos parecidos a los que emplean ahora los firmantes del documento que difunde Europa Press.

Viernes 16 de marzo de 2018
Comida en Parla para dejar a Chico y a Trufo y así poder ir despreocupado a la reunión de esta tarde. Del grupo que fuimos a Barcelona nos hemos ofrecido 21 personas como voluntarios para ayudar a Sociedad Civil Catalana en la concentración que está organizando para mañana en la plaza de Colón, y, como tal, hemos tenido una reunión en un sala cedida por Ciudadanos en su sede central (Alcalá, 253). La gente de SCC me han parecido sinceros y animosos… pero no muy eficaces. Luego hemos ido a tomar unas cañas Antonio Cánovas, Ana Franco y Jaime, su marido, Gema y yo. Mañana tendremos tarea desde las diez de la mañana. A ver qué tal sale todo.

Sábado17 de marzo de 2018
Llegué a la 9:30 (el segundo a la cita de los voluntarios) a Colón, para ayudar a preparar el acto de la SCC, con una lluvia terrible; me empapé los pies y me temía que recayera con el trancazo… pero resistí bien, hasta que a las 12:00 los organizadores, desanimados por el mal tiempo, decidieron suspender el acto (prometiendo intentarlo de nuevo cuando hubiera ocasión). He tomado un café con Antonio Cánovas y su hija Isabel (buena gente) e intenté convencerlos de que intentaran tratarse del tabaquismo. Después fui a Parla a recoger a Trufo; espero que no haya problema.
Quería haber escrito una nueva entrada en el blog sobre «Uso y abuso»… pero me ha podido la pereza.

Domingo 18 de marzo de 2018
Parece que, a diferencia de ayer, el acto de hoy de la SCC en Barcelona ha sido un éxito. Todo parece indicar que el «procés» está declinando a pasos agigantados. Incluso El Roto, que hasta hace poco hizo varios zigzags en la cuestión catalana, ha publicado hoy una de sus más acertadas viñeta.

El Roto 180318  No he sido capaz de avanzar en lo de uso y abuso… pero se me ha ocurrido otro tema dual para desarrollar: valores e instituciones, a partir de la idea de que la civilización avanza a partir de esas dos «muletas» que se complementan.
Pedro Sánchez ha tenido, por fin, una buena ocurrencia: ha propuesto en una reunión con más de mil miembros del PSOE que, puesto que el Gobierno dice que no se pueden subir las pensiones más de 0,25%, ese mismo porcentaje se aplique a los sueldos de ministros, diputados y senadores. Yo había pensado en eso mismo cuando comenzaron las movilizaciones últimas de los pensionistas… pero no lo había comentado con nadie. En cambio si he comentado (aunque con muy poco éxito) mi extrañeza de que en esas movilizaciones nadie denuncia la cantidad de jubilaciones prematuras que hay, desde hace décadas, por acuerdos de empresas, Administración y los propios trabajadores, lo cual, sin duda es una forma fraudulenta de esquilmar el fondo de pensiones.
En respuesta a un mensaje directo que me ha enviado Antonio Cánovas del Castillo le he dicho: «Por cierto no te olvides de mi propuesta de intentar un “think tank”, nuestro particular “laboratorio de ideas”. Un intercambio de experiencias y opiniones de unas decenas de personas como los que nos ofrecimos voluntarios para el acto de SCC 17 marzo, puede ser relativamente fácil de mantener y probablemente útil para potenciar el patriotismo que nos une.» En principio me ha dicho que le daremos forma.

Lunes 19 de marzo de 2018f
Casi terminada la reorganización de la biblioteca. 3.000 volúmenes, un tercio de los cuales, por lo menos, tiene mucho valor.
En el grupo que fuimos a Barcelona y luego seguimos colaborando con Sociedad Civil Catalana, hay un cierto sentimiento de decepción porque parece que hay indicios de «transversalidad», «consenso», «seny»… Ya veremos.
En TV2, dentro de la interesante serie Imprescindibles, un reportaje sobre Unamuno. He leído poco y mal a este complejo y contradictorio gigante de nuestras letras, pero creo que es uno de los más representativos del carácter español y de nuestro convulso siglo XX.
Circula por la Red una petición para que se otorgue el próximo premio Princesa de Asturias a la Concordia a la Guardia Civil. Me he sumado con el siguiente comentario: «Es de justicia premiar la lealtad, la abnegación, el esfuerzo, la modestia…»

Martes 20 de marzo de 2018
Mucho trabajo intentando terminar la revista, que debería salir mañana.
He firmado y compartido en Facebook el «Manifiesto por la Historia y la Libertad», entre cuyas primeras 200 firmas están la de Stanley Paine, María San Gil, Joaquín Leguina, Fernándo Savater, Francisco Vázquez, Elvira Roca, Pedro Insua… para denunciar que «en España viene perpetrándose un inadmisible y flagrante “historicidio” desde la aprobación de la mal llamada Ley de Memoria Histórica de diciembre de 2007.» y que ahora se pretende modificar a peor.
Miércoles 21 de marzo de 2018
Con mucha fatiga hemos logrado terminar la revista hoy. Me alegro de que hayamos dedicado los «8 miradas sobre…» al 8M, cuyas grandes movilizaciones siguen coleando en medios y en la Red. Una de las miradas es mía: «Marie Gouze –que firmaba como Olympe de Gouges– publicó en 1791 (dos años antes de ser guillotinada, víctima del Terror) su famosa «Declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana», cuyo primer artículo dice: La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos. Las distinciones sociales sólo pueden estar fundadas en la utilidad común.” y que encabezaba con la siguiente pregunta: “Hombre, ¿eres capaz de ser justo? Una mujer te hace esta pregunta.” Creo que si hombres y mujeres nos interpelamos y dialogamos, si renunciamos al supremacismo, al rencor, al victimismo, al retorcimiento demagógico del lenguaje y de la historia, [¡al miedo!] el movimiento por la igualdad de derechos y oportunidades, de equiparación política y social (que no biológica ni emocional), seguirá avanzando y mujeres y hombres seguiremos disfrutando de nuestras innegables diferencias y nuestra hermosa complementariedad.» Por la limitación a 140 palabras que exige la revista, he tenido que cortar algunas cosas del borrador inicial, entre otras las dos palabras que pongo entre corchetes.
He puesto a grabar la película de hoy en TV2, Niño nadie, dirigida por José Luis Borau en 1996, y cuyo título está sacado de un poema, un villancico, de Sánchez Ferlosio, cuyos dos versos más significativos son «Niño nadie, niño nunca, / niño nada, niño no.»
Esta madrugada tuve un sueño que me impresionó mucho: he grabado unas palabras clave para intentar recordarlo y escribirlo en el anexo correspondiente… pero lo haré mañana, porque estoy muy cansado.

Jueves 22 de marzo de 2018
En la Biblioteca Nacional con Lola López (Amigos lectores). Magnífico concierto de violonchelo de Iris Azquinecer (en relación con la muy interesante exposición de la obra de Rosario Weiss). Con dos preciosas piezas de su autoría y obras de Marisa Manchado, Sofía Gubaidalina, ¡y la suitear 3 para chelo solo de Bach! Me ha llamado la atención que en su pieza «Magdalena en Seda» combina, y muy bien, la frotación del arco sobre las cuerdas con el pizzicato.
Sigue la farsa independentismo/Gobierno. Hoy toca el intento de elegir presidente para alimentar el victimismo.

Viernes 23 de marzo de 2018
A las ocho de la mañana, a pesar del tiempo desapacible, camino del polígono industrial de Regordoño (hace años iba mucho por allí a la imprenta Cofás) para llevar el Dacia al taller de Álvaro, el hijo de sobrino José Manuel. Los más contentos, Trufo y Yema que ha recorrido conmigo los andurriales contiguos al polígono.
Comida con Ana María y Mary Luz en Sanse, intentando animar a mi hermana.
Noticias esperanzadoras aunque inquietantes (o viceversa) sobre el «Procés»: el juez Pablo Llarena envía a prisión a varios jefes del golpe, aunque la número 2 de Ezquerra, Marta Rovira, hasta hace poco arrogante y desafiante, ha huido también al extranjero. Victoria Prego, en elindependiente.com resumen bien la situación: « Por eso el Estado no debe dar ni un solo paso atrás. Debe soportar con serenidad y sin cometer excesos todas las algaradas que previsiblemente se van a producir en los próximos días. Aunque la decisión del Tribunal Supremo ha irritado a parte de la izquierda y a todos los independentistas, es necesario insistir en que ellos son los únicos responsables de lo que les está sucediendo. Lo sabían, sabían lo que les podía pasar. Pero no se lo creyeron porque se sintieron más fuertes y más astutos que el Estado mismo. Lo cual habla de su estúpida autosuficiencia y también de su bajo nivel intelectual y de su escasa formación.»
Estoy tomando notas, a ver si puedo hacer un resumen crítico del puñetero «Procés».

Sábado 24 de marzo de 2018
Día de relajo… aunque con un poco de lectura: he empezado la lectura del grupo del Centro de Mayores que, una vez que terminamos Un mundo feliz de Husley (del que debería hacer ya la ficha), es La ciudad y los perros, de Vargas Llosa… y un poco de trabajo sobre el puñetero «Procés»: es muy difícil resumir. Por ejemplo, la entrada de Wikipedia donde se resume el periodo 2012-2018 tiene más de 13.000 palabras
además de diversos cuadros y fotografías ¡y 430 notas a pie de página!

Domingo 25 de marzo de 2018
Mañana de cine en TV (¡tengo que ir al cine de verdad!). He visto El amor y otras cosas imposibles, Don Roos, EE UU, 2009, con guion del propio Roos a partir de la novela de Ayelet Waldman, que me gustaría poder leer. Esta mujer, de origen hebreo y ucraniano, con problemas de bipolaridad, etcétera, parece que tiene cosas que decir… aunque, como en tantas otras ocasiones, lo que dice tenga que ser reelaborado por el espectador o el lector. Recuerdo que mis hijos se extrañaban de que yo viera en la película Class (Lewis John Carlino, EE UU, 1983), una excelente película para comprender el maltrato psicológico a la mujer o, dicho de otra manera, el estúpido desprecio de los hombres hacia las mujeres, atentos solo a sus prejuicios y egoísmos.
Magnífica noticia, que ha alcanzado, tanto en la prensa como en las redes sociales, una gran difusión: la policía alemana de acuerdo con la euroorden reactivada por el juez Llarena anteayer– ha detenido y encarcelado a Puigdemont, que regresaba, clandestinamente, de Helsinki, donde había ido a atacar a España y al Estado. A ver qué pasa.

Martes 27 de marzo de 2018
Ayer llegué tarde y muy cansado a casa y no atendí a mi querido nochario… Había estado con Elisa (que sigue muy animada y me regaló un precioso libro de Chaves Nogales sobre la guerra civil: «[…]mi única y humilde verdad era un odio insuperable a la estupidez y a la crueldad[…]»); con Enrique Fernández de Córdoba y Calleja (el nieto de don Saturnino, que me incita a aventurarme en ediciones fantásticas), y con mi mis sobrinos y mi hermana, porque esta había sufrido un proceso vascular (¿ictus, microinfarto, embolia…?) y hubo que llevarla al hospital. Hoy la hemos traído de nuevo a su casa,… pero tomando todo tipo de cuidados para dejarla sola.
Vera sigue con su tremendo trancazo (peor que el que yo he pasado). Le insisto mucho en que guarde cama.
Buena noticia: los jueces alemanes mantienen a Puigdemond en prisión. Mala noticia: los golpistas catalanes amenazan al juez Llarena ¡y a su mujer! (y tienen que venirse a Madrid) y cortan carreteras, provocando serios atascos, con una desesperante tolerancia de los mozos de escuadra.
Mis amigas del grupo de lectura del Centro de Mayores insisten en que me presente al concurso de relatos que hace la Caixa en colaboración con el programa para mayores de RNE… Me da mucha pereza, pero se me ha ocurrido un cuento sobre el “pecado” de Yema y Trufo… a ver qué sale.

Miércoles 28 de marzo de 2018
Mi hermana sigue estable pero, según me informan mis sobrinos, la visita hoy a su médica de cabecera no ha dado mucho optimismo. Mañana iré a desayunar con ella, a ver cómo la encuentro.
Para conmemorar el septuágesimo aniversario de la muerte de Miguel Hernández, hemos repuesto en Facebook el vídeo que me grabó Lucía hace año y medio para yo explicara nuestro trabajo editorial sobre Hernández. 7 minutos sin guion ni ensayo previo (hoy sería incapaz de hacerlo así) que no quedó nada mal… Curiosamente, lo ha visto muy poca gente.

Jueves 29 de marzo de 2018
Por la mañana, ayudando a mi hermana a desayunar y tomarse las medicinas. Por tarde, con poco ánimo… aunque he visto El diario de Noa, Nick Cassavetes, EE UU, 2004 (guion a partir de la novela de Nicholas Sparks), que, aunque abusa del melodrama, plantea muy bien el problema de la necesidad de hurgar en la memoria para acertar en una decisión difícil (otra película importante sobre ese tema: Adivina quién viene esta noche, Stanley Kramer, EE UU, 1967) y que me ha recordado cuando mi madre me explicó por qué (hurgando en su memoria) había decidido volverse atrás, en la antesala del juez, de su decisión de separarse de mi padre (aunque no estoy seguro de si eso ocurrió antes o después de venir yo al mundo); lo explicaré en otra ocasión.
He empezado a leer el libro de Chaves Nogales y me parece excelente. La rica literatura sobre la guerra civil.

Sábado 31 de marzo de 2018
Ayer dormí en Ortigosa y no me había llevado el ordenador, así que no pude escribir nada en el nochario. Disfruté mucho en familia. Hicimos una dramatización de «Juan Sin Miedo» y nos divertimos mucho. Y con los paseos campestres me relajé bastante (y los trufos, también, correteando por los prados).
Mary Luz sigue estable: la he visto esta mañana bastante bien.
Por fin he concluido la lectura anotada del libro de Elvira Roca: cada día admiro más a esta mujer. Quisiera dedicarle uno de mis «nombres propios» en el blog.

 

Esta entrada fue publicada en 3.652 noches... o más y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Marzo de 2018

  1. Vissia G. Centeno Martinez dijo:

    Hola José María, te envío energías para que te recuperes pronto, cualquier cosa, llámame y voy, te preparo un caldito o lo que necesites. A mi me pilló el gripazo y me tumbó 3 días en cama como nunca en la vida. Apunta mi móvil para lo que necesites 6… y si hay que sacar a Yema, yo te lo saco. Mañana a las 3 de la tarde estoy por casa… Cuídate mucho. Vissia

    • librosyabrazos dijo:

      ¡Muchas gracias, Vissia! Me voy apañando… pero te tomo la palabra por si la cosa se pone peor.

  2. J. Gustavo Catalán dijo:

    Mucha gente está igual. Problemas de una vacuna antigripal que no cubría las 4 cepas virales responsables de la epidemia. Veremos si para el año que viene se tiene en cuenta…

  3. librosyabrazos dijo:

    Gracias, amigo. Sí parece que hay mucha gente afectada… Cada vez está más claro que lo fundamental del sistema de salud es prevenir.

Responder a Vissia G. Centeno Martinez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *