Lunes 7 a domingo 13 de marzo 2016

Lunes

Entretenido con las explicaciones de cómo iba a desarrollar este diario no dije casi nada de cómo he pasado estos días de cumpleaños… Bien es verdad que la fiesta, que espero sea muy especial, se hará el día 13 y conjuntamente con mis hermanos y con los hijos y nietos de los tres (nos reuniremos en una comida 34 personas y quedará escrita aquí la necesaria crónica). Pero conviene registrar aquí, de forma sucinta, cómo he pasado estos días. Dicho queda que recibí muchas felicitaciones, que agradezco sinceramente. Ya conté un par de anécdotas de la comida del viernes (donde recibí tres preciosos cojines) con Ana; quiero agradecer también a Elisa la feliz cena del sábado y a mi hija la estupenda comida italiana del domingo. María me regaló una preciosa edición, con emotiva dedicatoria, de El mago de Oz, y Elisa un libro elegido con especial cuidado: Recuerdos, sueños, pensamientos, de C. G. Jung. Espero que el día 13 haya más regalitos…
Y hoy tengo que registrar aquí una interesante conversación con mi amigo FMS sobre nuestros respectivos agobios, sobre literatura infantil y juvenil y sobre la (muy popular hace años) colección Papel Vivo. Le he pedido que haga una crónica de esta colección, él que es el más cualificado para ello, y ha quedado en estudiar
lo.
Por otra parte, el viernes se produjo el desenlace final del debate de investidura en el Congreso de los Diputados,
hecho muy importante, que me tiene muy desazonado y sobre lo que tengo muchas notas, que espero desarrollar, en una entrada futura en este blog.

Martes 
Pensaba haber terminado la jornada (que no ha sido nada cómoda) disfrutando de la obra de teatro La puerta de al lado, de Fabrice Roger-Lacan , en el Marquina, interpretada por Silvia Marsó y Pablo Chiapella. Había quedado con Raquel Güemes en la puerta del teatro porque, también queríamos felicitar a Silvia por su cumpleaños… pero nos hemos encontrado las ambulancias del Samur y al final, la obra ha sido suspendida. Según nos han informado, una acomodadora ha sufrido un accidente de cierta gravedad y muy aparatoso y el protagonista, que lo ha presenciado, no se ha sentido con fuerzas para salir a escena. Así que hemos felicitado a Silvia , hemos recordado cómo  ella había representado Yerma tras un accidente ocular de cierta gravedad y hemos quedado con volver al teatro la próxima semana. Después, sorteando la manifestación feminista en la fachada del Ayuntamiento, un café con charla sobre cuestiones de (las complejas) relaciones amorosas. Hacía meses que no veía en persona a Raquel y la he encontrado espléndida: animada y optimista. Da gusto ver a los jóvenes plenos de belleza y energía…

 

Miércoles 
He anotado en mi cuaderno de temas pendientes los cinco principios que me parecen fundamentales para toda persona que ejerce el poder en cualquier ámbito: social, comunitario, empresarial, político, religioso… El principio de legitimidad (no puede obtenerse el cargo, el liderazgo, por medios ilegítimos), el principio de autoridad (no puede ejercerse el cargo si no se está dispuesto a hacerlo con todo el respeto pero con todas las consecuencias) , el principio de honestidad (ejercer el cargo con decoro, honradez y discreción), el principio de sinceridad (ser claro, y sobre todo, sincero en sus expresiones), el principio de dignidad (cuidar en todo momento y circunstancia la actitud y la apariencia) y el principio de austeridad (puesto que tiene que administrar bienes ajenos y públicos, evitar cualquier despilfarro). Intentaré redactar una entrada desarrollando todo esto.
Buena película esta noche en TV2. La historia de Hildegart, una tragedia real, bien novelada por Eduardo Guzmán (que trató personalmente a la desgraciada muchacha y a la loca madre Aurora Rodríguez) y bien filmada, muchos años después, por Fernando Fernán Gómez, está llena de simbolismos de las utopías revolucionarias… Por cierto que Leonor Machado me contó que su padre había tenido a Aurora en la prisión que dirigía.

Jueves 
Jornada intensa. A las 7:00 las primeras noticias, estos días especialmente inquietantes: peleas internas, con odios sarracenos, en todos los partidos políticos; «postureo» (como se dice ahora) astragante; poco análisis y mucho chismorreo sobre las declaraciones chulescas contra el Ejército en Barcelona (Ada Colau) o bobaliconas sobre el posible gobierno «de cambio y progreso» (Manuela Carmena). Al llegar a la oficina, una buena noticia: se ha resuelto un grave problema que teníamos con Hacienda por un tonto error administrativo… y una mala: que como no vayamos muy deprisa pero con mucho acierto, no llegamos con los libros previstos a los actos ya programados… Visita a Lavel con María Agra, donde le han explicado amablemente cómo funcionan ahora las imprentas de tipo medio y yo he aprovechado para hacer alarde de cuando trabajaba en la imprenta de la SGAE… Me enredo con el texto para el cartel de los 40 años: me gusta muchísimo el que hice para el XXX Aniversario… y me gusta poquísimo lo que se me ocurre ahora.
Y por la tarde, dentista: conservo todos las piezas salvo una muela pero el bruxismo me las ha debilitado y las encías se retraen y hay peligro de periodontitis; ¡segunda sesión de curetaje!; y hoy la anestesia ha sido más molesta; menos mal que mi dentista (Rihanna, «dulce aroma de flor del paraíso», creo que es su nombre) es tan cuidadosa como bella. Y para terminar el día (el día que no la noche) llego a escuchar la retransmisión del concierto de la Orquesta de RTVE en homenaje a las víctimas del terrorismo, con asistencia de los Reyes y un breve pero certero discurso de Mari Mar Blanco; excelente programa y buena interpretación: el Réquiem de Fauré («un arrullo [o una nana] de la muerte», en palabras del autor) y la Sinfonía núm. 5 de Beethoven, con ese impresionante y popularísimo comienzo, que el propio autor dijo significaba «¡Así el destino toca a la puerta!»

Viernes 

¡12 años ya del terrible atentado en Madrid! ¿Tiene una significado especial, en la actuales circunstancias de incertidumbre política, que se hayan celebrado actos de recuerdo y homenaje de forma conjunta por todas las fuerzas políticas?…

Tuve que ir a la Agencia Tributaria de Aranjuez: mañana fría pero soleada; el conjunto del Palacio, los hermosos jardines, las amplias plazas, los andurriales a 50 pasos, el Tajo al alcance de la mano… un momento mágico para reflexionar. Una de las niñas de un grupo de escolares (9-10 años) que está esperando para entrar a Palacio me llama gritando para preguntarme mi nombre y darme el suyo (Clara, como mi nieta pequeña); a su lado la maestra sonríe por el desparpajo de la niña y se enreda en una discusión conmigo sobre el Patrimonio Nacional.

Acabo de poner un tuit dirigido a Radio Nacional de España, que no pocas veces, en los informativos, asume el lenguaje sectario de la «izquierda boba» y los separatistas: «¿Como es posible que algunos locutores empleen al adjetivo ESTATAL en vez de NACIONAL para referirse al ámbito de toda España?»

Sábado 

Me desperté tras un sueño confuso. Había una mujer de mediana edad y belleza imprecisa y a su lado una niña, quizá su hija. Me preguntaba si yo me atrevería a ir con ella a un lugar que se llamaba La Cañada o algo parecido pero que yo identificaba como La Escanda y que ella quería ir allí porque su marido se había negado a acompañarla; por supuesto (respondía tras reflexionar un segundo porque sabía que era el sitio al que su marido o novio o pretendiente se negaba a visitar) en tu coche o en el mío… y pensaba que, aunque ella tenía un coche de gama alta y yo un utilitario, sería mejor viajar en el mío porque así podría conducir yo.

Los sábados suelo levantarme más tarde y, desde la cama, reorganizar las grabaciones en dvd o ver alguna película. Esta mañana vi Charly, una buena película con guión a partir de la novela Flores para Algernon*, pero igualmente llena de alegorías sobre nuestras sociedad, sobre la disociación entre ciencia y humanismo, entre conocimientos y emociones, sobre el eterno ciclo de la vida (nacimiento, crecimiento, madurez, decrepitud…), sobre el amor (emocionante la escena en que ella, por amor, necesita compartir la vida con él y él, por amor, necesita apartarla de su vida) y sobre el apasionante mundo de la comprensión de la psique (¿el alma?) humana (más religiosa la novela, por lo que recuerdo, y más científica la película).

Ojeo de redes. Comentario de Jesús Calleja (con tosca sintasis y lugares comunes sobre la felicidad… pero con más de 8,500 «Compartir», más de 1.000 comentarios ¡y más de 26.000 «Me gusta»! Javier Gomá acaba de publicar Filosofía mundana en Galaxia Gutemberg. Vargas Llosa Vergas Llosa, en 2012, La civilización del espectáculo (Alfaguara) y el situacionista y teórico político Guy Debord La sociedad del espectáculo en 1967. Conclusión: leer más que ver-y-escuchar, leer en papel más que en pantalla. Por ejemplo, voy a comprar los Ensayos de Montaigne.

Por la tarde, con Elisa, Isabel y Marisol, uno de los conciertos del excelente XXVI Festival de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid. En esta ocasión en el Auditorio del Museo Centro de Arte Reina Sofía. Pensábamos que íbamos al concierto del Trío Kandinsky (completado con el clarinetista Víctor de la Rosa) con el impresionante Cuarteto para el fin de los tiempos) pero eso fue ayer; hoy actuaba el Rubik Ensemble con piezas de Fukushima, S. I. Glick, Ravel, Taverner, Arvo Part, Scelsi y Takemitsu.

Y para cerrar una buena jornada, una cena joven en Los Montaditos.

*Lorenzo Díaz, que colaboró en la Editorial hace unos 20 años en lo que era su mayor afición y conocimiento, el cómic, me regaló ese libro que tenía en su biblioteca y me recomendó vívamente su lectura. La obra, la primera y mejor novela de Kaniel Keyes, me impresionó y también la película que vi poco después; releí el libro hace unos años y sentí la muerte del autor en 2014.

Domingo

     ¡Gran fiesta familiar! Con el pretexto de que hay varios cumpleaños en marzo y que mi hermano ha llegado a los 85 y yo a los 75 y, también, porque es bueno que todos los primos se reúnan de vez en cuando, nos juntamos a comer, en el Asador El Conquistador de Alcorcón, 34 Gutiérrez (de primero o segundo apellido) y consortes, de cuatro generaciones… Es hermoso, en medio del bullicio, ver el parecido entre familiares más cercanos o más lejanos, la timidez o el desparpajo de los más pequeños, las miradas entre los cónyuges o los novios, el entremezclarse de las conversaciones… Después de comer, foto de grupo y paseo por el parque Polvoranca, los pequeños echando pan a los patos y las carpas del estanque y todos comiendo las tradicionales y maravillosas rosquillas de Asun, mi cuñada.Tribu1

Entradas relacionadas:

Esta entrada fue publicada en 3.652 noches... o más. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lunes 7 a domingo 13 de marzo 2016

  1. ana calle dijo:

    No me gusta nada escribir en el ordenador, así que solo dos cosas: no estaba segura de si ir a ver la obra de teatro con Silvia Marsó, y, aunque al final tú no lograste verla, al menos no en el momento en el que escribiste en el blog, si querías ir será porque te parecía buena, así que lo tomo como una recomendación y voy a sacar entradas.

    La segunda cosa es que me ha gustado la foto, es muy simpática.

    Un abrazo, Ana

    • librosyabrazos dijo:

      Cierto: la foto está muy bien… ¿Viste la obra al final? Yo puse una nota en el Facebook con mis primeras impresiones y creo que le gustó a Silvia.
      Abazos. JM

Responder a ana calle Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.